Balonmano

El Super Amara deja de ser favorito

Imagen del partido
Imagen del partido / Unanue

Se vio claramente superado por un Rocasa con mayores recursos

XABIER GALARTZA

Demasiado Rocasa para un voluntarioso Super Amara. Esta vez el conjunto canario le suministró la medicina que acostumbraba a recetar durante estos últimos años, al saldarse el duelo con una sonora goleada en contra.

Resulta difícil a bote pronto encontrar un resultado parecido, en el que el rival haya sido capaz de superar con holgura la treintena. Hace mucho que no se han dado las circunstancias, dado que son muchos años los que el Bera Bera lleva copando la zona alta de la clasificación. Curiosamente, la única de la actual plantilla donostiarra que ha podido vivir en primera persona esta experiencia ha sido su preparadora Mon-tse Puche, pero con la particularidad de haberlo vivido vistiendo la camiseta rival del Mar Osito.

29 Super Amara Bera Bera

Castellanos (3 paradas); Sans (3), Aramendia (1), Menéndez (3), Etxeberria (4), Azurmendi (3), Arderíus (7, 1p) -equipo inicial- Lladró (3 paradas); Ezkurdia (1),Guarieiro (4), Karsten, Zaldua, Cardoso (3, 1p), Berasategi, Encina y Ederra. Lanzamientos: 49. Pérdidas: 14.

34 Rocasa Gran Canaria

Navarro (13 paradas); Falcón (1), Lusson (9, 5p), Mbngué , Haridian Rodriguez (5), Trojaola (7), González (3) -equipo inicial-, Hernández; Pizzo (2), Priolli (3, 2p), Toscano, Schuster (4), Quevedo, Pérez y Molina. Lanzamientos: 51. Pérdidas: 9.

árbitros
Goyo Muro y Rafael Mosquera (Andalucía), que excluyeron a Cardoso y Guarieiro por las guipuzcoanas y a Mbengué, Haridian y Trojaola por las canarias.
marcador cada 5 minutos
2-3, 5-8, 8-10, 9-12, 11-16, 15-19 (descanso), 15-21, 17-24, 20-23, 22-30, 26-32 y 29-34 (final)
incidencias
Unos setecientos aficionados presencieron el primer duelo liguero en Bidebieta. Entre el público se encontraba el recién nombrado seleccionador español júnior femenino Imanol Álvarez, antiguo técnico del Bera Bera. Igualmente, se hizo un homenaje a la trainera de San Juan femenina por su nuevo triunfo en La Concha.

El triunfo del Rocasa es indiscutible. Sencillamente, fue muy superior de principio a fin. El Bera Bera trató de subsanar sus errores defensivos alternando las defensas, pero fue inútil. El Rocasa le demostró que tenía un mayor abanico de recursos. Y ganó fácil.

Comenzó imponiendo su ley a través de los lanzamientos exteriores de la lateral Lusson. Ella fue la autora de siete de los primeros goles anotados, mientras el Bera Bera se las veía y deseaba para perforar la meta de Navarro, que al final se fue hasta las trece paradas, ocho en la segunda mitad.

Para los diez minutos, con el marcador claramente adverso (5-9) Puche se vio forzada a solicitar un tiempo muerto. Mantuvo el mismo bloque y la medida tuvo un ligero efecto, al reducir las diferencias a dos goles (8-10), aunque resultó un espejismo. El Rocasa seguía abriendo hueco en el marcador sin grandes dificultades. Tras los certeros tiros de Lusson, sacó petróleo de las pérdidas de balón (seis en los primeros diez minutos) para imponer su criterio. Daba la impresión que los dos equipos se habían intercambiado los roles. Posteriormente, el Bera Bera se centró más, hasta el punto de evitar más pérdidas. Sólo cometió una más hasta el descanso. En este apartado el equipo canario estuvo brillante. Tres en el primer periodo. No solo se fue al descanso con una generosa renta de cuatro goles, sino con la sensación de sentirse muy superior.

Al contrario que frente al Colegio Gaia el sábado en la Copa EHF, Puche no comenzó a introducir cambios hasta los veinte minutos. Castellanos volvió al banquillo. Su primera parada se produjo a los diecisiete minutos. Lladró salió temporalmente en el primer tiempo para quedarse de manera definitiva en la segunda parte hasta el final de la contienda.

Otra situación llamativa es que el Rocasa no se resintió lo más mínimo cuando colocó a su segundo equipo en la pista al final de la primera parte con Schuster, Pizzo y Priolli. El trío siguió con la misma dinámica impuesta por las titulares Lusson, Mbengué y González.

Al Bera Bera se le puede pedir más, pero hay que darle tiempo. Hay que asumir que el Rocasa es claramente superior y que en el combate se ha pasado de ser el favorito a ser el aspirante. Las canarias mantienen gran parte de su bloque, a pesar de haber perdido dos piezas fundamentales como María Luján o Almudena Rodríguez.

El Bera Bera no puede decir lo mismo, con el agravante de las lesionadas. Este miércoles Karsten entró en la convocatoria, pero de manera testimonial, ya que no salió a la cancha. Se prefirió reservarla para el duelo del sábado, más trascendental, al estar en juego el pase a segunda ronda de la Copa EHF. Azurmendi abandonó la cancha cojeando, pero al final todo quedó en un susto.

Fotos

Vídeos