Balonmano

El Super Amara logra un meritorio empate en Turquía (35-35)

Leire Aramendi se dispone a fusilar desde los seis metros a la portera turca durante el choque de ayer. /SUPER AMARA BERA BERA
Leire Aramendi se dispone a fusilar desde los seis metros a la portera turca durante el choque de ayer. / SUPER AMARA BERA BERA

El equipo donostiarra remonta en el último cuarto la eliminatoria de la EHF ante el Kastamonu, que se le ha puesto muy cuesta arriba

XABIER GALARTZA

Una vez más se puede decir que difícilmente ningún equipo puede superar al Super Amara en capacidad de superación. Da igual la cantidad de cambios que registre la plantilla, el equipo mantiene su espíritu luchador de siempre y su mentalidad ganadora. Este sábado ha vuelto a reproducir un nuevo episodio con el añadido de contar con la mayoría de rostros nuevos sobre la pista.

La eliminatoria de la Copa EHF está en el aire, pero moralmente la balanza se inclina de lado guipuzcoano, en virtud de cómo se han desarrollado los acontecimientos. De salida han comenzado a torcerse las cosas. Para los nueve minutos, Puche se ha visto forzada a solicitar un tiempo muerto tras presenciar el rápido despegue en el marcador de las turcas (8-3). A medida que corría el reloj la situación iba empeorando. Para el descanso, el pase a la tercera ronda de la EHF se veía negro, no sólo por la renta de cinco goles (19-14) y por haberse dejado encajar casi una veintena, sino por la superioridad que transmitía desde la pista el Kastamonu Belediyesi.

Se esperaba que tras el el descanso se produjera la reacción y el equipo comenzara a comer terreno a las otomanas, pero nuestro gozo en un pozo. Las diferencias a nuestro pesar iban en aumento a la par que la sensación de frustración. Pero no es menos cierto que a cualquiera que haya seguido al Bera Bera a lo largo de su prolija historia, nunca se pueden adelantar acontecimientos. Y una vez más así ha sido. Difícilmente las turcas han asumido cómo un partido e incluso una eliminatoria que suponían habían empezado a encarrilar se les fuera de las manos en la recta final de este primer choque.

Esfuerzo

Han alcanzado una máxima renta de ventaja de siete goles (31-24) dentro del último cuarto y a partir de aquí se ha producido la revolución azulona. A pesar que las prestaciones defensivas han sido un desastre, no hay más que ver los goles encajados, el equipo nunca se ha amilanado y ha seguido peleando como una hormiguita hasta igualar la contienda a falta de cinco segundos, después de una magistral acción individual de la brillante Arderíus por el centro de la defensa. La central ha cerrado una remontada a través de un parcial de 4-11.

La alegría y algarada que han montado las jugadoras donostiarras después de que sonara la sirena del final estaba más que justificado, por el esfuerzo físico y psicológico que han tenido que hacer para evitar irse de la eliminatoria tempranamente.

Y es que no es para menos porque no las han tenido todas consigo. Han llevado mucha carga durante todo el partido. No veían la forma de darle la vuelta. Su salvoconducto en ataque, como de costumbre, han sido los contragolpes en primera y segunda oleada. Pero en muchas fases del partido daba la impresión de que no era suficiente. En la zaga se las veían y deseaban para frenar a un Kastamonu que ha hecho gala de contar con un amplio y eficaz abanico de recursos. No tenía problemas para sorprender a la meta Castelllanos con certeros misiles que no daban tiempo a reaccionar. La profundidad defensiva con un 5:1 (Etxeberria como adelantada) alternado con un 4:2 no daban los frutos esperados, a pesar de los puntuales robos que fueron rentabilizados a través de los contragolpes. Subían el balón con soltura y velocidad. En eso no envidiaban al Bera Bera.

En el haber del Super Amara está el bajo índice de pérdidas y las situaciones de superioridad aprovechadas correctamente. Por el contrario, las penas máximas les han llevado de cabeza. No estamos acostumbrados a ver desfilar hasta cuatro jugadoras para ejecutar el penalti. La razón ha sido que se llegaron malograr hasta tres, por ninguna ellas. Esos goles suelen ser de oro en estos casos y al final se les suele echar mucho de menos.

Muralla otomana

Se las veían y deseaban para salvar la muralla defensiva otomana, que le superaba claramente en centímetros. Los contados intentos de lanzar desde el exterior en apoyo o suspensión y la imposibilidad de conectar con la pivote Sans en la línea de seis metros han prevalecido durante casi toda la contienda. En esos momentos no se veía la forma de dar la vuelta a un partido que se veía que se estaba escapando poco a poco.

Los pequeños aciertos les han mantenido vivos. En este caso han sido las acciones de Guaieiro las que han insuflado un poco de moral al equipo al ver portería nada más salir al parqué en sus dos primeras tentivas. La brasileña ha pasado de ocupar el lateral de Karsten, mientras que la argentina su ha ido al otro lado.

Durante el partido, a poco que se acercaran, el Kastamonu recuperaba la renta de cinco o seis goles sin mucho esfuerzo al aprovechar las pocas pérdidas, o a través de sus cañoneras. Su segunda línea ha aportado muy poco de cara a portería. Tan solo han sorprendido a Castellanos por el extremo derecho en tres ocasiones. El bombardeo principal de goles ha llegado a través de los lanzamientos en suspensión y los contragolpes.

35 KASTAMONU BELEDIYESI

Rombescu, Kotsina (4), Elez (2), Iskenderoglu (12), Seric (5), Sinitsyna (3), Kolodziejska (5) -equipo inicial- Neneci; Yilmaz (3), Aydin, Barbosa (1), Güler y Muratovic.

35 SUMER AMARA BERA BERA

Castellanos, Etxeberria (8), Menéndez, Arderíus (4), Sans, Azurmendi y Aramendia (10) -equipo inicial- Lladró; Karsten (6), Guarieiro (2), Zaldua, Ederra (5), Cardoso, Ezkurdia, Encina, Berasategi.

áRBITROS
Silvia Markovska y Jonko Vutov (Bulgaria). Excluyeron a Seric (2), Kotsina (2), Sinitsyna (2) y Yilmaz (2) por el Kastamonu y Guarieiro, Sans, Azurmendi y Etxeberria por el Bera Bera.
MARCADOR CARA CINCO MINUTOS
4-2, 8-4, 10-6, 13-9, 16-12, 19-14 (descanso), 21-15, 24-20, 28-23, 32-27, 34-31 y 35-35 (final).
INCIDENCIAS
Partido de ida de la tercera ronda de la Copa EHF jugado en la localidad turca de Kastamonu.

Fotos

Vídeos