Balonmano

Silvia Ederra: «Mi espinita clavada es no poder acabar mi carrera en Bidebieta»

Silvia Ederra muestra ayer las medallas que acreditan los títulos logrados con el Bera Bera./IÑIGO SÁNCHEZ
Silvia Ederra muestra ayer las medallas que acreditan los títulos logrados con el Bera Bera. / IÑIGO SÁNCHEZ
Pivote del Super Amara Bera Bera

La pivote navarra ingresó en el equipo donostiarra en la temporada de la primera Liga y quiere despedirse con la quinta

XABIER GALARTZASAN SEBASTIÁN.

Silvia Ederra ya no entra en los esquemas del Bera Bera, equipo con el que ha conquistado doce títulos -cuatro Ligas, tres Copas y cinco Supercopas-. La explicación que le han brindado es que el perfil que buscan es de una pivote más joven que juegue en defensa y ataque. La pivote estellesa, de 34 años, lo acepta con deportividad y adelanta que va a seguir dando guerra en División de Honor.

- ¿Cómo definiría su paso durante seis años por el Bera Bera?

- Han sido seis años muy buenos. Venía de superar un accidente de coche y de una operación de hernia de disco que me dejó sin fuerza en las piernas. Jugué seis meses en el Sporting de La Rioja y luego vine al Bera Bera para comprobar si podía jugar en División de Honor. Desde entonces empezamos a ganar títulos. Hasta ahora he conseguido doce y vamos a por el decimotercero. La experiencia ha sido muy positiva.

- ¿Y su último partido en casa?

- Fue muy duro. Sabía que era mi despedida ante mi público y tenía muchos sentimientos encontrados. Sentí mucha pena porque sabía que ya no iba a vestir más esa camiseta en Bidebieta. Eso hizo que no estuviera tan metida en el partido.

- Hasta la fecha sólo se han confirmado su baja, la de Puche y la de Ligia Costa. ¿Aventura que se van a producir muchas más?

- Sí, por lo menos va a haber tres cambios más. No me sorprende porque se trata de jugadoras que no han jugado muchos minutos y buscan oportunidades en otros clubes. Es muy normal.

- La suya fue la primera en anunciarse y ocurrió en la Copa.

- Así es. Antes de la Copa intenté hablar con el club, pero no pudo ser porque coincidió con que venían las guerreras y estaban muy liados. Quería saberlo antes de la Copa por todo lo que se mueve y me lo dijeron una semana antes. Una vez allí se filtró la noticia y a partir de ahí empezaron a llegarme whatsapps.

- ¿Le han salido ofertas?

- Me han hecho bastantes, pero todavía no he tomado ninguna decisión. Ahora estoy valorando un par o tres de ellas. Los clubes no están muy boyantes económicamente. También afecta que se me haya comunicado a final de temporada porque este año muchos equipos se han movido antes. Ahora lo que toca es pensar qué es lo que hago.

- ¿Seguirá en División de Honor?

- Me han ofrecido jugar en División de Plata, pero ahora sólo me planteo jugar en la de Honor.

- ¿Cuántos años le quedan de carrera profesional?

- No lo sé. Como se dice en estos casos, hasta que el cuerpo aguante. Este año me he encontrado muy bien físicamente. He bajado un poco el físico durante estos seis años, pero la espalda, que era lo que más me preocupaba, no me ha dado ninguna guerra. Si el cuerpo o la cabeza no me dicen nada, seguiré antes de dedicarme de pleno al tema laboral.

«Este equipo siempre se ha caracterizado por ser una piña y cada año se demuestra»

«Contra el Zuazo tenemos que salir tranquilas, sin querer ganar el partido desde el principio»

- Para cubrir su baja han fichado a su excompañera Terés.

- Coincidí con ella en el Itxako. Me hubiera gustado compartir con ella el puesto y sólo me queda desearle lo mejor.

- ¿Qué huella le deja el Bera Bera?

- Las compañeras que he conocido durante todos estos años. Siempre han estado ahí y sin ellas no hubiera sido posible todo lo que se ha conseguido. Este equipo siempre se ha caracterizado por ser una piña y cada año se demuestra. A pesar de las adversidades hemos conseguido títulos, no todos los que hubiéramos querido, pero no nos podemos quejar. También me deja huella la gente de Donosti y esta afición.

- ¿Se le ha quedado grabado algún pasaje o detalle en especial?

- No sé qué decir, pero quizá será la sensación de ganar títulos, algo que no lo había conocido antes. Espero que en el futuro pueda revivir estas mismas sensaciones, empezando por el viernes ganando la Liga y luego en el equipo en el que recale. El hambre de ganar títulos nunca se sacia.

- ¿Y cuál ha sido el momento más desagradable?

- Ha sido hace poco, el día en que me comunicaron que no contaban conmigo. No me lo esperaba. Mi espinita es no poder acabar en el Bera Bera. Otros momentos parecidos han sido las veces en las que hemos perdido la final de la Copa, pero este año ha sido peor porque sabía que ya no continuaba.

- ¿Qué explicación le dieron?

- Como no participaba en defensa no encajaba en su esquema, porque buscaban una pivote que defendiera y atacara. También pienso que quieren ir rejuveneciendo el equipo y eso hay que aceptarlo.

- ¿La marcha de Puche le ha sorprendido?

- Sí y no. Como ha venido después ya no me ha extrañado tanto. Como quieren dar un cambio, supongo que quieren que el que venga le dé un nuevo aire al juego, porque en esencia no lo va a cambiar al basarse en defender y correr.

- ¿Considera que cada vez se dan resultados más inesperados?

- Así es. Todos los años ocurre, pero cada vez se da más y es que los equipos están más igualados. Cada vez se refuerzan mejor.

- ¿Qué es lo que más tiene que cuidar de cara al partido del viernes contra el Zuazo?

- Tendríamos que salir tranquilas, sin querer ganar desde el principio porque nos puede pasar factura. Si corremos y fallamos lanzamientos podemos vernos por detrás en el marcador y poner nerviosas. Debemos jugar como sabemos y si es así las cosas irán rodadas. Es verdad que es un derbi y que ellas no se juegan nada. Esto nos puede perjudicar, porque nos tienen muchas ganas y es el último partido ante su afición.

- ¿El Guardés puede patinar en Granollers?

- Tranquilamente. En la Copa le ganó de ocho. No digo que ocurra lo mismo, pero...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos