Natación | Travesías

Recuerdos de la Getaria-Zarautz

El puerto de Zarautz abarrotado de gente en la primera edición de la Getaria-Zarautz en 1968. /Foto: Ayuntamiento de Zarautz
El puerto de Zarautz abarrotado de gente en la primera edición de la Getaria-Zarautz en 1968. / Foto: Ayuntamiento de Zarautz

El nadador vizcaíno Josemi Espinosa fue el vencedor de la primera edición de la Getaria-Zarautz que este domingo celebra su edición número 47

Ana Vega
ANA VEGA

La Getaria-Zarautz podría estar celebrando este año sus bodas de oro ya que se disputó por primera vez en 1968, pero al no organizarse de 1974 a 1976, el domingo tendrá lugar la edición número 47 con algunas novedades y récord de participantes. Desde que el donostiarra Jesús Jáuregui pusiera en marcha la primera edición hasta ahora han pasado muchas cosas. La prueba ha sufrido cambios, pero la esencia sigue siendo la misma. Jáuregui, que por aquel entonces trabajaba dando cursillos de natación en el complejo Euromar de Zarautz, logró tras varios intentos organizar la travesía entre las dos localidades costeras guipuzcoanas. «Fui a Bizkaia para convencer a Josemi Espinosa, que por entonces era el mejor nadador de Euskadi, para que viniese a tomar parte. Recuerdo que lo hizo con su compañera de equipo Esther Moragas y ambos fueron los vencedores de la primera edición de la Getaria-Zarautz».

Jáuregui se siente feliz de que la prueba, que empezó como un empeño personal, se mantenga y haya crecido en aceptación. «Cogió fama muy pronto y enseguida empezaron a venir nadadores de muchos sitios, incluso navarros y riojanos, porque se realiza en buenas fechas y el recorrido es muy atractivo», recuerda el donostiarra, que tres años después tuvo que dejar la organización por motivos laborales.

La prueba pasó a manos de Mariano Lombide y los miembros de la sociedad Cachi-Bachi que, en colaboración con la Oficina de Atracción y Turismo, organizaron las siguientes ediciones hasta 1991. El delicioso caldo que repartían tras la competición y la entrega de premios en las instalaciones junto a la carretera a Getaria forman parte de la memoria de muchos nadadores guipuzcoanos.

Cambio en la salida

Según crecía la participación, la organización pasó a manos de Edorta Badiola, del C.D. Zarautz, quien durante muchos años, siempre con la ayuda de un grupo de amigos de la natación, trabajaron duro para dar a la prueba la categoría que tiene en la actualidad. Fue al inicio de su época cuando se decidió alterar el recorrido.

Las bodas de plata, celebradas en 1995, fueron la última travesía con meta en el puerto de Zarautz. «La llegada era espectacular, con montones de personas rodeando el puerto, pero hoy en día sería impensable primero por el número de participantes y segundo por la carretera. No hay sitio para acoger a nadadores y visitantes. No podríamos estar cruzándola de mala manera como hacíamos hace años», dicen los organizadores.

A partir de 1996, la meta se trasladó a la playa de Zarautz, añadiendo a la llegada la emoción de las olas y la carrera a pie. Hoy en día son los miembros de Zarautz Balea Igeriketa Taldea quienes han tomado el testigo y los que han introducido las últimas innovaciones a la espera de «seguir creciendo en los próximos años».

Además

Gorros de tela

Los nadadores más veteranos recuerdan los cánticos que los participantes lanzaban a la Virgen del Puerto de Getaria como si de corredores de San Fermín se trataran. También quedan ya en la memoria los característicos gorros con los que se diferenciaba a nadadores y nadadoras. De tela, con unos lacitos para anudar bajo el cuello y en la nuca. Llevaban cosido el dorsal. Rojos para los hombres y amarillos para las mujeres. Se utilizaron durante muchos años hasta que en 2008 se dio paso a los de látex.

Poco tiempo después, en 2010, se procedió a cambiar el sistema de salida y se instauró el actual mediante grupos dependiendo de los tiempos registrados. Hasta ahora eran cuatro los que partían del puerto de Getaria. Este año, como novedad y ante el aumento de la participación, récord de participantes, serán seis y saldrán cada diez minutos. La cita es el domingo a partir de las 11.30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos