Balonmano

Puche: «Queda muchísima Liga y siempre vamos a por todas»

Puche: «Queda muchísima Liga y siempre vamos a por todas»

Montse Puche lanza un mensaje de exigencia en la previa de la reanudación de la Liga, el sábado (18.00) ante el Valencia en Bidebieta

XABIER GALARTZA

En las dos últimas temporadas, el Super Amara Bera Bera ha tenido diferentes arranques de los años naturales. En 2016 comenzó con el agua al cuello y la obligación de ganar todo lo que le quedaba tras haber patinado en dos oportunidades. El panorama actual se asemeja mucho al de entonces. En aquella oportunidad el desenlace final fue muy feliz al consumarse con los títulos de Liga y Copa.

El pasado año, a pesar de retomar la competición en enero desde una posición más holgada, el desconsuelo acabó por imponerse al quedarse el equipo guipuzcoano en las puertas de los dos preciados títulos.

Independientemente de los acontecimientos, este equipo siempre ha tenido una máxima a la que se mantiene fiel y a la que ayer recurrió una vez más su preparadora, Montse Puche, en su primera comparecencia de 2018 ante los medios al significar que «a por todas vamos siempre. Queda muchísima liga por delante».

«Todos, a vida o muerte»

Más que nunca, ella y su equipo son conscientes de que «queda muchísima Liga por delante» y de que «estamos concienciadas de que hay que jugar al máximo. No hay rival pequeño. Todos los partidos son muy importantes y somos el equipo contra el que todos se motivan. Ahora no tenemos margen de error. Todos los duelos van a ser a vida o muerte. O ganas o ganas, y el grupo es consciente de ello. En esa línea es la que estamos trabajando».

Los contratiempos no son ajenos a este equipo compuesto de una amplia plantilla de dieciocho jugadoras, una situación desconocida hasta la fecha que provoca que «cambie la preparación de los entrenamientos y del partido. Hay que hacer descartes», precisa.

Aunque el último sobresalto ha sido la repentina marcha de la pivote Judith Sans y el fichaje exprés de la brasileña Ligia Costa, una jugadora con «una tipología que se sale fuera de lo habitual. Con una envergadura de dos metros, es rápida, coordinada y en el dos contra dos nos puede dar muchas alegrías. Le falta un poco para adaptarse a la Liga y a la filosofía del equipo», apunta.

Felizmente se puede hablar de la recuperación de dos de las tres lesionadas. «Maite Zugarrondo está prácticamente recuperada al cien por cien y Esther Arrojeria va de menos a más. Se complicó su vuelta a las canchas, pero está respondiendo bien y se está adaptando a los entrenamientos y a la competición».

El pero está en Mónica Ausás. «Hay que esperar un poco. En navidades ha hecho pruebas y hay alguna duda y veremos a ver cómo lo solucionamos. Está muy bien en el aspecto defensivo, pero tiene molestias para lanzar». Hoy se podrá saber si está en condiciones de jugar tras acudir al médico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos