Eurocopa Fútbol Sala | Final

Portugal remonta ante España y conquista su primer título continental

Ricardinho celebra su tanto ante España./AFP
Ricardinho celebra su tanto ante España. / AFP

El combinado dirigido por Jorge Braz venció al cuadro de José Venancio en Liubliana y se tomó la revancha del europeo de 2010 | España acusó el cansancio de semifinales y se quedó a las puertas de la octava

GONZALO BARQUILLA

La selección de Portugal de fútbol sala se proclamó campeona de Europa tras vencer a la selección española por 3-2 en la prórroga. Los hombres de José Venancio no pudieron conseguir el triunfo ante la selección lusa, que mostró el mejor juego durante todo el torneo. Ricardinho, estrella del cuadro luso, anotó en el primer minuto de juego y cayó lesionado en la segunda parte del tiempo extra. 'La Furia' no caía en una final desde la derrota ante Rusia en el europeo de 1999.

El primer tiempo comenzó con claro dominio luso. Ricardinho abrió el marcador tras un error de Miguelín en la salida de balón. El mago luso robó y definió a sangre fría ante Paco Sedano. La afición portuguesa se hacía notar y el banquillo de Jorge Braz vibraba con cada jugada española que se iba al limbo.

El equipo de Venancio terminaba el primer tiempo con mejor juego que su rival pero sin la pegada necesaria. Así, ante la necesidad de marcar, volvió a aparecer Marc Tolrà. El jugador del Barcelona, que se erigió por sorpresa como uno de los protagonistas ante Kazajistán marcando el empate, volvió a anotar para poner la igualada con un sensacional toque sutil tras una fenomenal asistencia de Ángel Lin.

3 Portugal

André Sousa, Pedro Cary, Bruno Coelho, Joao Matos, Ricardinho -cinco inicial-, André Coelho, Tunha, Nilson Miguel, Fábio Cecílio, Márcio Moreira, Pany Varela, Tiago Brito y Vitor Hugo (portero suplente).

2 España

Paco Sedano, Ortiz, Pola, Miguelín, Alex -cinco inicial-; Rafa Usín, Lin, Joselito, Bebe, Adolfo, Marc Tolrà y Solano.

Goles
1-0, m. 1: Ricardinho. 1-1, m. 18: Marc Tolrá. 1-2, m. 32: Lin. 2-2, m. 39: Bruno Coelho. 3-2, m. 50: Bruno Coelho, de doble penalti.
Árbitro
Ondrej Cerný (República Checa) y Sasa Tomic (Croacia). Amonestaron al portugués Nilson Miguel y al español Rafa Usín.
Incidencias
Final de la Eurocopa 2018 de fútbol sala, disputado en el Arena Stozice de Liubliana ante 10.352 espectadores.

España se lanzó al ataque al inicio del segundo tiempo pero Portugal no tardó en responder. El encuentro se volvió bronco y entró en tierra de nadie. Ambos equipos encadenaron errores en defensa y perdonaban en ocasiones de peligro. Miguelín disparó al palo y Ricardinho erró en un mano a mano ante Paco Sedano.

Joselito recibió falta cerca del área y 'La Furia' encontró la oportunidad para dar la vuelta al marcador. Venancio sacó la pizarra y los entrenamientos dieron sus frutos. Miguelín amagó con el disparo engañando la barrera y asistió para que Ángel Lin rematara a bocajarro y convirtiera el segundo.

Portugal apretó en los últimos minutos hasta encontrar el empate. Fue entonces cuando, en un cinco para cuatro ante los españoles, Bruno Coelho encontró la igualada para Portugal, que tras una jugada embarullada forzaba la prórroga.

La mala fortuna se apoderó de Portugal al abrirse el tiempo extra. Ricardinho cayó lesionado en el tobillo izquierdo tras un lance con su compañero de equipo en Movistar Inter, Adrián Pola, y decía adiós al torneo. Sin embargo, Solano cometió una falta muy peligrosa y Bruno Coelho, de nuevo, no desaprovechó el doble penalti para anotar el tanto de la victoria. España se desató los últimos segundos pero sin fortuna. Portugal se tomó la revancha de 2010 y conquistó su primer europeo de fútbol sala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos