Una de las paradas más cortas de esta Volvo Ocean Race

La de Melbourne va a ser una de las paradas más cortas de esta Volvo Ocean Race, puesto que para el 2 de enero está fijada la salida de la cuarta etapa, otra de las largas, con unos veinte días de navegación hasta Hong Kong.

Haber llegado a Australia antes de lo previsto es un pequeño regalo, como asegura el patrón guipuzcoano: «La etapa ha sido tan rápida que hemos ganado un par de días de descanso aquí en Melbourne, así que a descansar nosotros un poco, a revisar el barco veinte veces y luego prepararnos para salir el 2 de enero».

Después de haber pasado varias jornadas con frío y agua, los equipos afrontarán con ganas esta cuarta etapa, en condiciones más agradables.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos