VELA

El rey Neptuno visitó a 21 de los participantes en la Volvo

Imagen del 'Akzonobel' sacada desde el 'Mapfre', instantes antes de una puesta de sol. / UGO FONOLLA
Imagen del 'Akzonobel' sacada desde el 'Mapfre', instantes antes de una puesta de sol. / UGO FONOLLA

El 'Dongfeng' franco-chino sigue en cabeza, con el 'Mapfre' de Xabi Fernández en segunda posición, a tres millas

I.A. SAN SEBASTIÁN.

Cuanto más se está alargando una singladura, más ganas de buscar algo que se salga de la rutina. Y en el noveno día de la segunda etapa ese algo ha sido el cruce del Ecuador por parte de los siete barcos que están compitiendo en la Volvo Ocean Race.

El momento de cambiar por primera vez de hemisferio en esta edición -después vendrán tres más- estaba señalado para que el rey Neptuno cobrase la penitencia de quienes por primera vez se encontraban la latitud cero

En los siete barcos hay 21 regatistas y seis OBR (reporteros) que ayer cruzaron por primera vez el Ecuador. La tradición manda que los novatos paguen un tributo con un ritual que incluye el afeitado o corte de pelo y el rociado de algún líquido, preferiblemente putrefacto. Si en los días anteriores alguien se ha ocupado de guardar un pez volador, también sirve para hacer sufrir a los novatos.

En el 'Mapfre' el veterano Rob Greenhalgh ejerció de Neptuno y tuvieron que plegarse ante él la gallega Támara Echegoyen, el neozelandés Blair Tuke y el OBR mallorquín Ugo Fonollá, que en los últimos días ha estado en boca de todo el mundillo de la vela por una espectacular fotografía que ha obtenido del 'Akzonobel' durante la puesta de sol, imagen que ilustra este artículo.

Támara Echegoyen lo llevaba «con resignación. Me han contado de todo y prefiero no pensar mucho en ello. Estoy más pendiente de la nube que venga después y que nos permita lavarnos». Ella, Tuke y Fonollá pasaron el trance, entre las risas de los demás componentes. Uno de ellos, Joan Vila, celebraba su cumpleaños y repartió los bombones que le habían regalado. «He cumplido tres o cuatro veces en el mar, no recuerdo cuál fue la primera», señalaba el más veterano de esta Volvo Ocean Race, con 56 años.

Mitad de regata

El cruce del Ecuador ha supuesto también que los barcos hayan completado aproximadamente la mitad de la segunda etapa entre Lisboa y Ciudad del Cabo. Quedan unas 3.500 millas y unos diez días para que los barcos lleguen a Suráfrica.

La compresión que se produjo en la flota al paso por los 'Doldrums' ha dibujado un nuevo escenario, con los cinco primeros en un pañuelo. El 'Dongfeng' sigue liderando y el 'Mapfre', que llegó a estar a menos de una milla, se mantiene segundo. Los de Xabi Fernández pasaron el Ecuador quince minutos después del barco chino. En el parte de anoche la diferencia era de 3,3 millas.

Fotos

Vídeos