Aguas bravas

«El verdadero objetivo son los Juegos Olímpicos de 2020, me encantaría ir»

Miren Lazkano posa con su medalla de oro conseguida en Alemania.
Miren Lazkano posa con su medalla de oro conseguida en Alemania. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Miren Lazkano, piragüista del Atlético San Sebastián

La donostiarra confirmó su potencial ganando la medalla de oro de C-1 en el Europeo sub'23 disputado en Alemania

I.A.SAN SEBASTIÁN.

La cantera del Atlético San Sebastián sigue produciendo talentos y consiguiendo éxitos, lo que no deja de ser curioso para un club y un territorio sin las instalaciones adecuadas para la práctica de las aguas bravas. Pero, como dijo Maialen Chourraut tras conseguir la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y ser preguntada por esta anomalía, «será porque somos de una casta especial... Para conseguir lo que queremos, siempre nos hemos buscado la vida y hemos peleado y nos lo hemos peleado. A veces tenerlo todo a mano no te hace ser mejor porque te puedes acomodar. Nosotros no hemos tenido tiempo para acomodarnos». La donostiarra Miren Lazkano, medalla de oro de C-1 en el europeo sub'23, es un buen ejemplo.

- ¿Va asimilando el éxito?

- Sí. Está siendo un poco surrealista, porque no me esperaba tanta repercusión. Cuando llegué a Donosti y me hicieron el homenaje los compañeros del Atlético San Sebastián no sabía ni dónde meterme... Soy bastante vergonzosa y no me esperaba que me fueran a hacer un recibimiento.

«En La Concha con olas o en un canal con mucha agua hay veces que se pasa miedo»

- Le tendieron una pequeña trampa...

- Sí. A Bilbo vino Xabi Taberna a buscarnos con la furgoneta para traer las maletas y las piraguas y, como de costumbre, fuimos al Atlético. Cuando bajé de la furgoneta ya me di cuenta de la que me habían montado.

- Es bonito hacer feliz a la gente de alrededor, ¿no?

- Claro. Yo estoy muy contenta con la medalla y se nota que la gente del club y de la selección también.

- ¿Es este su mejor resultado en pruebas internacionales?

- Sí. Hace dos años fui subcampeona de Europa junior, que en su momento estuvo muy bien. También fui segunda en una prueba de Copa del Mundo y sexta en el Mundial, estas dos pruebas en categoría senior.

- Porque tiene veinte años pero lleva un tiempo entrando en la selección absoluta, ¿verdad?

- Así es, este año por ejemplo he competido en pruebas de la Copa del Mundo y en el Europeo.

- ¿Irá al Mundial de Pau en septiembre?

- No, esa es una pena que me ha quedado porque era el objetivo más importante de la temporada.

- ¿Más que el Europeo sub-23?

- Sí. (se lo piensa). Sí, bueno, los dos eran los objetivos del año pero quizás más el Mundial.

- ¿Y por qué no irá?

- Hay unas pruebas de selección y por un punto me quedé fuera. Me dio mucha rabia y pena, pero a partir de ese momento me centré en el Europeo sub'23, donde quería desquitarme.

- Y lo consiguió. Aunque por muy poco estamos hablando ahora de esta medalla de oro.

- Es verdad. En la clasificatoria bajé bien y acabé décima, con lo que pasé a la semifinal. Y ahí hice una bajada muy buena pero toqué cuatro puertas. Cuando llegué a meta y vi el +8 (segundos) en la pantalla me veía en la calle. Me dio un bajón, porque tenía muchas esperanzas puestas en esta competición. Pero luego fueron llegando las demás, de pronto vi la 'Q' en la pantalla (clasificada) y sentí que iba a tener otra oportunidad. ¡Entré por 17 centésimas!

- ¿Cómo se vio en la final? ¿Le iba bien el canal?

- El canal yo creo que no le iba bien a nadie, porque era mucho más estrecho de lo acostumbrado. Así que había que saber adaptarse. Me vi bien, me vi con una seguridad y confianza que había echado en falta en los últimos meses.

- ¿Y eso por qué?

-En marzo se me salió el hombro y a partir de entonces me costó coger el ritmo de la temporada. No había disfrutado hasta que llegó el Campeonato de España, donde fui segunda. Antes de la final del Europeo me dije que tenía que disfrutar. Porque, si no disfrutas, lo pasas fatal.

- ¿Fatal?

-Sí, a veces sí. Tanto en La Concha cuando hay olas fuertes o en algunos canales que llevan mucha agua hay veces que pasas miedo. Siempre tienes un poco de miedo. Pero esta vez no.

- Bajó la segunda de diez y después le tocó esperar a las demás.

- Cuando acabé ya sabía que había hecho un buen tiempo (un segundo y medio mejor que el tiempo sin toques de la semifinal). Vi cómo llegaban el resto junto con los compañeros de la selección y me llevé una alegría muy grande.

- Ahora tiene veinte años. ¿Cuándo empezó a practicar piragüismo?

- Cuando tenía diez, con mi hermano, que es un año mayor, en un cursillo de verano. Mi hermano siguió, yo no quería pero mi madre me insistió y al final acabó enganchándome.

- Algunos guipuzcoanos emigran a La Seu d'Urgell para entrenar en mejores condiciones.

- Sí, pero otros estamos aquí. A los jóvenes nos entrena Ander Díez y solemos ir al río Bidasoa o al canal de Pau, una o dos veces por semana.

- Ahora está con el C-1 pero también ha solido hacer K-1.

-Empecé con el K-1 y entre 2012 y 2016 compaginé las dos. Hace poco vendí el kayak y me he centrado en la canoa, pero me gustaría seguir compaginando los dos.

- ¿Incluso ahora que consigue estos buenos resultados en canoa?

- Sí. Bueno... lo tengo que pensar. Antes el C-1 femenino no era olímpico y había menos gente. Yo empecé pronto y quizás no había tanto nivel. En principio puedo ir complementando los dos.

- Y supongo que con la mirada puesta en los Juegos Olímpicos de 2020...

- Así es. Tengo otros objetivos a medio plazo, pero el verdadero objetivo a largo plazo es ir a Tokyo, me encantaría.

Fotos

Vídeos