Balonmano

Mikel Redondo: «Voy a dejarme la piel en Artaleku en cada partido»

José Ángel Sodupe y Mikel Redondo, este jueves en la presentación realizada en Artaleku. / B.O.

A sus 38 años, el pivote irundarra regresa a Irun para reforzar al Bidasoa

BORJA OLAZABAL

El irundarra Mikel Redondo ha vuelto a su casa. A Irun. Al Bidasoa. Es un trotamundos del balonmano, pero ahora está donde muchas veces le hubiera gustado estar. En su equipo y en la máxima categoría, la Liga Asobal. La amarilla, que ya la había vestido en dos etapas anteriores, es su decimocuarta camiseta. A sus 38 años y con casi dos metros de altura, intentará aportar toda su experiencia y ser una de las referencias de la defensa bidasotarra.

En su presentación, que ha tenido lugar este mediodía en Artaleku, Mikel Redondo ha recordado que su «relación con el Bidasoa es una relación de amor en la distancia. Desde que salí en el año 98 he mantenido contactos para poder volver, que ya lo hice durante una temporada en el 2007, y ahora estoy encantadísimo de estar en casa. Tenía la opción de quedarme en Guadalajara, además mi pareja es de allí y eso siempre tira, o de fichar por el Bidasoa, pero yo siempre he querido volver a Irun. Me he dejado la piel en muchos equipos y ya era hora de dejármela en Artaleku».

El pivote se marchó de Irun cuando empezaba a coquetear con el primer equipo para jugar en el Galdar y luego ha militado en este orden en Ciudad Real, Cangas, Barakaldo, Teka, Post Schwerin (Alemania), Pozoblanco, Sporting Club Gaeta (Italia), Bidasoa, Anaitasuna, Guadalajara, Anaitasuna, San José Obrero, Antequera, Villa de Aranda y Guadalajara.

«He estado en muchos sitios y me ha ido bien. Al principio todo lo comparaba con Irun, pero siempre he valorado mucho cada lugar en el que he estado. Nunca he tenido problemas con jugadores ni entrenadores y he aprendido mucho a lo largo de mi carrera», ha señalado el pivote irundarra.

Su último paso por Bidasoa-Irun fue en una época bien diferente a la actual, con el equipo recién descendido a la División de Honor Plata, pero la historia actual no tiene nada que ver. Redondo ha reconocido que «aquel fue un mal momento para el Bidasoa, pero ahora estamos de vuelta en la Liga Asobal y lo que tenemos que hacer es consolidar lo del año pasado. Hay que mantener la categoría, pero siempre pensando en crecer y para eso Jacobo es un especialista».

Teniendo en cuenta lo que ha podido ver en los primeros entrenamientos de la pretemporada, el irundarra ha apuntado que «casi todo está aprendido del año pasado y eso es muy importante. No todos los equipos tienen la suerte de mantener a gran parte del bloque del año anterior. La competición dirá dónde estamos, pero creo que vamos a seguir subiendo de nivel y progresando», ha añadido.

En todo lo que el equipo tiene que aprender, a Mikel Redondo le tocará conocer bien la disposición defensiva del conjunto que dirige Jacobo Cuétara. «En los últimos años mi rol ha sido defensivo, pero siempre será lo que el entrenador decida. Hay equipos en los que solo he atacado, otros en los que hecho de todo... Y ahora en pretemporada todos atacamos y defendemos y luego Jacobo decidirá el rol de cada uno. Yo vengo a darlo todo en ambas facetas», ha asegurado.

Otro guipuzcoano

En el acto de este mediodía en Artaleku también ha estado presente el presidente José Ángel Sodupe, que ha destacado que «tenemos otro guipuzcoano más en la plantilla y eso es muy importante para nosotros. Cuantos más podamos tener, mucho mejor. El año pasado trajimos de vuelta a Iker Serrano y este a Mikel Redondo. A ver si poco a poco conseguimos a más gipuzcoanos o vascos que están jugando por ahí».

La apuesta del Bidasoa-Irun por lo guipuzcoano es clara y no hay más que echar un vistazo a la plantilla. De diecisiete jugadores, diez son guipuzcoanos. El último en llegar ha sido Mikel Redondo, que se suma a los nombres de Zubiria, Crowley, Vázquez, Aldaba, Beltza, Azkue, Cavero, Kauldi y Serrano.

El equipo comenzó el pasado lunes los entrenamientos para afrontar una temporada que se prevé ilusionante. Lo hizo sin los dos internacionales junior, el portero Xoan Ledo y el extremo Kauldi Odriozola, que tienen más vacaciones tras la consecución del campeonato del mundo.

Fotos

Vídeos