Herri kirolak

Los mejores, frente a frente

Arria V y Gurrutxazpi, preparados para el desafío de mañana. / JOSEBA URRETABIZKAIA
Arria V y Gurrutxazpi, preparados para el desafío de mañana. / JOSEBA URRETABIZKAIA

Arria V y Gurrutxazpi se vuelven a medir mañana cuatro años más tarde

IÑIGO GOÑI SAN SEBASTIÁN.

Xabier Orbegozo 'Arria V' y Xabier Zaldua 'Gurrutxazpi' se medirán mañana en una apuesta combinada de diez kanaerdikos y diez kilómetros corriendo, a las 12.00 horas en la plaza de toros de Azpeitia. En juego, 4.000 euros por cada parte. No es la primera vez que ambos aizkolaris se miden en este tipo de desafío.

En diciembre de 2013 Arria V se impuso sobre un trabajo de 20 kanaerdikos y ocho kilómetros. Era el regreso del aizkolari de Errezil a la actividad y desde entonces uno y otro han jugado numerosas apuestas. Son los dos aizkolaris más 'apustuzales' del momento.

Los diez kanaerdikos y diez kilómetros son la mitad del llamado maratón del deporte rural, pero no es la primera vez que se hace este trabajo. La mejor marca la ostenta Joxe Aierbe (1h03:05) desde febrero de 1971. Se enfrentó a Miel Mindegia y el de Ataun se impuso por un escaso margen de 22 segundos. Dos años antes era Mindegia quien había superado a Aierbe en una labor más corta por solo cinco segundos.

Esta vez el objetivo no es la marca, sino imponerse al contrincante y aunque Arria V es el favorito la mejoría de Zaldua en la aizkora hace que muchos apuesten por el aizkolari de Zumarraga.

«Será una apuesta igualada»

Arria V se encuentra fuerte. Ni siquiera las lluvias y las nieves de los últimos días preocupan al de Errezil. «Da igual. En dos días no se seca la plaza de toros de Azpeitia. Quizás no estará encharcado, pero sí nos encontraremos barro. El coso estará lento». Eso no es ninguna novedad para Arria, que a principios de año y con un diluvio batió el récord del maratón del deporte rural.

«Si llueve la plaza de Tolosa es más rápida, ya que aparece hormigón y en cambio en Azpeitia aparece arena y se ralentiza». A pesar de las condiciones va a tener que tratar de ser rápido, ya que Zaldua se encuentra en su mejor momento. «Conviene que los dos estemos en buena forma. El espectáculo y la afición lo agradecerán. Llegamos preparados a tope y la apuesta será igualada. En un trabajo de diez kanaerdikos es complicado sacar una ventaja importante. Además, la madera la lleva él y como mucho se le podrá quitar... ¿un minuto?».

Ambos deberán dar 100 vueltas al coso taurino para completar los 10 kilómetros. «Un minuto en tantas vueltas no es apenas diferencia», asegura Arria V. Su padre Jose Ignacio Orbegozo 'Arria II' y Luis Txapartegi serán sus ayudantes. También ha trabajado con el doctor Luis Toribio. «Estoy más fino que nunca. Tengo hasta cuatro kilos menos que cuando hice la marca de los 20-20. Para mejorar corriendo había que bajar kilos y en esta apuesta el trabajo de carrera es el doble que con la aizkora. Sin perder en la aizkora había que mejorar corriendo».

Otra de las grandes dificultades con las que se encontrará Arria V es la mejoría que ha experimentado Gurrutxazpi en los últimos tiempos. «Se ha convertido en un buen aizkolari». La apuesta es muy cruel según Arria. «En un campeonato van seis y no hay un perdedor, en cambio en el desafío solo existen dos posibilidades, ganar o perder y eso lo hace especialmente encantador. La apuesta tiene una gracia que no tiene ninguna otra competición».

«La madera es normal»

Gurrutxazpi es un aizkolari incansable a la hora de preparar apuestas y en diciembre va a tener que lidiar con dos apuestas. La primera mañana y la segunda el día de Nochevieja, en otra apuesta mixta contra Josean Etxeberria, en el mismo escenario. El de Zumarraga no teme a nada y a nadie ni siquiera al frío y la lluvia. «Los tiempos que hemos marcado en la preparación son bonitos, pero ahora hay que hacerlos en la prueba».

Zaldua es el encargado de poner la madera en Azpeitia, pero no ha buscado complicaciones. «Hacia setiembre trajimos alrededor de 30 toneladas y la misma madera que hemos utilizado para entrenar será la que llevemos a la plaza. No hemos buscado una madera ni demasiado blanda, ni con malicia. Son normales. Alguna tiene cierta dificultad, pero no en exceso».

La estrategia que utilizarán ambos será diferente, ya que en teoría Arria es más aizkolari. Zaldua tratará de sujetarle en el trabajo inicial. «El trabajo corriendo es casi el doble y hay que tratar de mantenerse lo más cerca posible en la aizkora.No hay que volverse locos. En los últimos tres años donde he mejorado ha sido cortando, es lo que más he trabajado con la dieta, con la preparación y hasta con un psicólogo. Creo que todavía no he dado mi tope en este tipo de trabajos mixtos y quiero quedarme a gusto dando lo mejor que llevo dentro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos