Caballos

Un mazazo para las carreras de caballos

'Wild King', el vencedor ahora descalificado, encabeza el grupo en la Copa de Oro de este año en el hipódromo de San Sebastián. / JM. LÓPEZ
'Wild King', el vencedor ahora descalificado, encabeza el grupo en la Copa de Oro de este año en el hipódromo de San Sebastián. / JM. LÓPEZ

El sector del turf defiende la limpieza del deporte ante los positivos en el hipódromo de San Sebastián. Los gestores y profesionales se muestran convencidos de que el futuro de las pruebas no está en entredicho

IMANOL ARRUTI SAN SEBASTIÁN.

Los casos de positivos por dopaje que se han producido esta temporada de verano de San Sebastián han levantado una importante polvareda en el mundo del turf. El hecho de que el ganador de la Copa de Oro haya dado positivo ha sido un duro mazazo para el sector de las carreras de caballos, que ha recibido con pesar la noticia. La situación ha sido especialmente dura para el hipódromo de San Sebastián, que ha visto como su carrera más importante se veía manchada. Ana Imaz, la preparadora con mayor presencia de participantes en la temporada de verano y que tiene estabulados en el hipódromo a varias decenas de caballos, ha sido inhabilitada por un periodo de cuatro años (sentencia que será recurrida), lo que podría tener un indudable impacto en el futuro de las carreras en Donostia.

Peio Urtasun Gerente del Hipódromo de San Sebastián

«Ninguna disciplina deportiva está libre de pecado»

«Para nosotros es una noticia absolutamente indeseada», asegura Peio Urtasun, gerente del Hipódromo de San Sebastián. « Cuando llegó la información -de los positivos- la recibimos de una manera un tanto estóica. Hemos hablado con Ana, nos ha contado su discrepancia y su pesar. La hemos escuchado, pero repito que el hipódromo de San Sebastián no tiene influencia en el proceso. La parte judicial es independiente», añade.

Urtasun lamenta que los positivos afecten al hipódromo y a la Copa de Oro. «Siempre afecta porque es un tema sentido. Sin duda, no viene nada bien, pero hay que afrontar estas cosas con cierta frialdad; no debe empañar lo que es el hipódromo y su historia (...). Espero que no tenga ninguna trascendencia en cuanto a participación. Esto sucede en muchísimos hipódromos del mundo y tristemente está a la orden del día. Hablé con el alcalde antes de que trascendiera la noticia y la han acogido con sobriedad y siendo conscientes de que es algo que puede suceder. Desde entonces hemos tenido algunas reuniones, en las que el asunto no ha trascendido. Estamos tranquilos», afirma.

Con 'Wild King', el ganador, descalificado, la pregunta obligada es si su propietario debe devolver la valiosa Copa de Oro. «Hay que esperar a que la sentencia sea definitiva. De momento sabemos que habrá recurso al fallo del Jockey Club. Lo que no sabemos es si posteriormente habrá también alguna acción a través de la vía judicial ordinaria. Nosotros acataremos cualquier medida cautelar que dictamine un juez, pero evidentemente, la Copa y el premio serán para el que finalmente se declare ganador».

El gerente del hipódromo asegura que «ninguna disciplina deportiva esta libre de pecado. Creo que el turf está limpio, lo que no significa que algunas personas puedan equivocarse. Yo creo que generalizar es un tremendo error. Es un deporte ejemplar».

En su opinión, los positivos no tienen por qué influir en las relaciones internacionales. «Hemos hablado de ello con France-Galop y PMU, que ya tenían conocimiento de un tema del que también se ha hecho eco la prensa francesa especializada. No es algo que no haya sucedido nunca y no le han dado más importancia de la que tiene. No tiene porqué repercutir en nuestras relaciones y de hecho no lo hará».

Reza Pazooki Presidente de la Asociación Española de Propietarios de Caballos de Carreras

«En otros sitios también ocurre pero hemos de intentar que no se repita»

Para los propietarios de caballos los casos de positivos también han caído como un mazazo. «Es muy triste. Me sorprende que pase con Ana. No sabemos como reaccionar. En un primer momento todo el mundo quedó muy sorprendido por el alcance de esta noticia. Hay que esperar a ver como termina, pero la sensación es esa, de tristeza y sorpresa», afirma Reza Pazooki, presidente de la Asociación Española de Propietarios de Caballos de Carreras.

Como asociación, Pazooki asegura que no pueden «hacer nada. Solo acatar lo que diga el Jockey Club. La asociación no puede intervenir en este caso. Tengo una buena relación con Veronika Pucci, una de las implicadas. Está muy afectada y están en una situación de descrédito».

En su opinión, hay que seguir adelante. «Creo que ha pasado en todos los lugares del mundo y no tenemos que volvernos locos. Sin ir más lejos, hay casos en Francia e Inglaterra, dos industrias fortísimas. Ha sido muy llamativo, por el hecho de ser cuatro positivos en una temporada, pero repito que en otros sitios también ocurre y se ha seguido adelante. No debe tener una influencia negativa en el futuro, pero hemos de intentar que no se repita, claro», añade.

Y defiende la limpieza en el turf. «Creo que es un deporte limpio. Soy propietario, y como todos los que tenemos caballos, amamos a estos animales y no permitiríamos que reciban un trato inadecuado. Precisamente me metí en la Asociación de Propietarios para luchar por la limpieza de este deporte. Lo más importante es que no vuelva a ocurrir».

Juan Luis Maroto Representante de los preparadores de España

«Significa que hay limpieza y que las irregularidades se penalizan»

«Con sorpresa y tristeza. Pero no queda otra que acatarlo». Así recibió la noticia de los casos de positivo por dopaje Juan Luis Maroto, representante de los preparadores de España. «Yo soy una persona ajena a todo el proceso y no puedo saber lo que realmente ha pasado. Lamento mucho lo ocurrido, como profesional y compañero, pero hay unas normas y todos estamos sujetos a ellas. Evidentemente, no son cosas agradables». En su opinión, «sentro de lo desagradable que es todo esto, quiero pensar que es signo de que se trabaja por la limpieza de este deporte, como se viene haciendo desde hace muchos años».

Maroto sostiene que los casos no tienen por qué afectar al sector. «Esto es signo de que hay limpieza y de que las irregularidades se penalizan como en cualquier otro deporte. Que pase no es bueno y repito que no puedo entrar a valorarlo porque no se exactamente que ha podido pasar con los caballos de Ana. No son buenas noticias, pero tampoco se acaba el mundo. Son cosas que pasan y la vida sigue adelante».

También defiende el mundo del turf. «Yo no soy un espectador y no se como se verá desde fuera. Como parte de este colectivo, creo que no se puede poner en entredicho la pureza de este deporte. También ha habido casos en atletismo o en el ciclismo y eso no quiere decir que el deporte esté manchado. No hay porque dudar de la honestidad de nadie. Somos humanos y a veces hay fallos. En las carreras de caballos no podemos utilizar algunos productos o tratamientos curativos que sí están permitidos en otros deportes. Los controles son muy estrictos. Todos los caballos pasan controles, ganando, sin ganar e incluso entrenando», sentencia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos