Aguas bravas

Markkleeberg pone fin a la primera fase de la Copa del Mundo

I.A. SAN SEBASTIÁN.

El canal de Markkleeberg, Alemania, acoge este fin de semana la tercera prueba de la Copa del Mundo. Una competición que ha encadenado tres citas en otros tantos fines de semana consecutivos para, después, tomarse un respiro hasta septiembre, cuando se completará con las citas de Ivrea (Italia) y La Seu d'Urgell.

Praga significó el estreno, en Augsburg siguió la acción y ahora la competición regresa a un canal que hace seis años no acoge una prueba de este calibre. Fue construido para albergar las pruebas de aguas bravas en los Juegos olímpicos que Leipzig quería albergar en 2012.

De nuevo en la línea de salida habrá seis guipuzcoanos, siete contando a Samuel Hernánz porque tiene ficha con el Atlético San Sebastián. En Praga fue octavo pero en Augsburg se quedó fuera de la final. Compite en K-1, donde también lo hace Joan Crespo (Santiagotarrak). En K-1 femenino están Maialen Chourraut e Irati Goikoetxea, ambas del Atlético, y con la victoria de la primera en Praga como mejor resultado de todos los guipuzcoanos en las dos primeras citas.

Sin embargo, la sorpresa ha llegado de la mano de Klara Olazabal (Santiagotarrak), que con solo dieciocho años se ha colado en las dos finales, siendo sexta y quinta. En la misma modalidad están su compañero de club Ander Elosegi, noveno en Augsburg, y Miren Lazkano (Atlético).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos