Herri Kirolak

Marcón de Eizmendi en la Igeldoko Harria

Jokin Eizmendi levanta la Igeldoko Harria ayer en la plaza de la Trinidad, con Joseba Ostolaza atento. / MICHELENA

El zarauztarra se impone por cuarta vez en la prueba con un magnífico registro de 16 alzadas

IÑIGO GOÑI SAN SEBASTIÁN.

La cuarta victoria de Jokin Eizmendi llegó con su mejor marca. El levantador de Zarautz dio 16 alzadas a la piedra irregular de 134 kilos y se impuso por delante de Beñat Telleria, que igualó las doce alzadas del año pasado. El sorteo quiso que el ganador saliera en penúltima posición a la plaza de la Trinidad y el subcampeón lo hizo justo detrás, por lo que el ganador de la competición no se conoció hasta el final.

Eizmendi completó un trabajo perfecto. Hace un año ya mejoró anteriores marcas con 15. Parecía difícil de superar, pero ayer dio un paso más y las 16 alzadas suponen un marcón de enorme valor. El récord absoluto de Goenatxo II es de 19 alzadas, realizado en 2002, y comparten la segunda mejor marca Izeta II y Aimar Irigoien con 18. Pero conviene no perder de vista que desde hace cuatro años no está permitido el uso de goma en los pantalones y en el chaleco, lo que dificultad la labor de los harrijasotzailes. Ese detalle añade valor al registro de Eizmendi.

El propio harrijasotzaile de Zarautz reconocía al final de la prueba que ha llegado a su límite. Estaba más que feliz por su victoria. «Me he sentido muy a gusto». No es para menos. Al igual que el año pasado, mantuvo un ritmo sostenido y nunca se vino abajo. Por el contrario, durante el último minuto no paró de levantar una y otra vez la piedra.

Su entrenador Joseba Ostolaza llevó el reloj y afirmó al término de la prueba que «este año ha comenzado la última serie incluso un poco antes». Esa es sin duda la señal inequívoca del gran estado de forma y de lo bien que se encontró en una plaza abarrotada. La Trinidad presentó una de las mejores entradas que se recuerdan en la Igeldoko Harria. Ayudó la meteorología, inmejorable. Turistas, aficionados y curiosos se mezclaron en la competición más internacional del levantamiento de piedra.

Urra muestra su potencial

Beñat Telleria actuó en último lugar consciente de que batir a Eizmendi era imposible. Tenía en mente el objetivo de las trece alzadas firmadas por su hermano Urtzi el año pasado. Se quedó cerca de igualarlo. A cinco segundos. Empezó el decimotercer intento, pero se le cayó del pecho. Con un poco más de margen, las trece eran suyas. De todas maneras, la docena iguala su mejor registro.

El peso corporal de los levantadores decidió el empate a once alzadas para el tercer puesto. El primero en lograr esa marca fue Imanol Illarramendi 'Kortaberri'. El pupilo de Ostolaza se salió y terminó cuarto. Mejoró en nada más y nada menos que cuatro alzadas su anterior registro. Ostolaza señaló que «este año hemos preparado con mimo el torneo». Se notó. La mejoría de Kortaberri fue espectacular.

Por delante suyo se clasificó con las mismas azladas Mikel Lopetegi 'Urra'. El talento zarauztarra se estrenó en la Igeldoko Harria hace cinco ediciones, cuando apenas tenía 15 años. La de ayer era su segunda participación, ya con 20. Se esperaba mucho de Urra y no defraudó. Iba a un ritmo de trece y catorce azladas. Quizás acusó el cansancio y se le atragantó la undécima alzada. Se quedó clavado en el último minuto y medio. Tiene potencial y margen para mejorar con creces y acercarse a las 15.

Erreuzta pesa 123 kilos

El nivel general fue bueno. El mejor de los debutantes fue Xabier Peñagarikano 'Erreuzta'. Su porte es impresionante. A sus 23 años y con 123 kilos de peso, llevó la piedra sobre el hombro en nueve ocasiones. Tuvo la décima cerca. Posee un enorme potencial. Terminó quinto.

Con una alzada menos que el año pasado se clasificó sexto Izeta IV. Sufrió algo en el último minuto, fase del trabajo en la que perdió una alzada. El que mejoro en uno su registro del año pasado es Gorka Etxeberria. Era el harrijasotzaile más liviano con 78 kilos y además le tocó ser el primero en agarrar la piedra. Con siete, dio una más que en 2016. Terminó empatado con Jokin Urbieta, quien dio una buena imagen e en su debut. Gran labor la suya.

Cerró la clasificación el madrileño Sergio Mielgo, que sufrió para despegar del suelo la Igeldoko Harria. Se quedó en cuatro alzadas. No están mal para alguien que no es harrijasotzaile. El madrileño se está convirtiendo en un asiduo de las competiciones en Euskadi.

Fotos

Vídeos