VELA

El 'Mapfre' toma la delantera en la puerta de Australia

Willy Altadill, aguantando las barridas de agua en la popa. / EDNEY
Willy Altadill, aguantando las barridas de agua en la popa. / EDNEY

A menos de 1.500 millas para la llegada, los de Xabi Fernández y el 'Dongfeng' se han separado más del resto

EKAIN LEKUONA SAN SEBASTIÁN.

A unas quinientas millas al Sur del extremo Sudeste de Australia, 'Mapfre' y 'Dongfeng' siguen con la pelea por la etapa que iniciaron hace diez días en Ciudad del Cabo y que les llevará hasta Melbourne, donde probablemente llegarán el día de Nochebuena o cuando Papa Noel esté haciendo su trabajo.

No solo va a estar en juego la etapa, sino también el liderato. 14 puntos tiene ahora el 'Mapfre', 11 el 'Dongfeng' y esta etapa puntúa doble. En lugar de 7, 6, 5... puntos, serán 14, 12, 10... y además sigue habiendo el punto extra para el ganador. Quiero eso decir que si los de Xabi Fernández ganan la etapa pasarán la Nochevieja como sólidos líderes con 29 puntos, por 23 del 'Dongfeng' y el tercero como mucho con 21. Pero si gana el barco franco-chino patroneado por Charle Caudrelier, se daría un empate a 26 puntos en el primer puesto.

Todo ello, por supuesto, si nada raro ocurre en las últimas 1.500 millas, ya que en este momento parece seguro apostar por que estos dos barcos lleguen en las dos primeras posiciones a Melbourne. El tercero está a 100 millas y el cuarto, a 150. La diferencia con el séptimo y último es de más de 500 millas, más de un día en las condiciones actuales.

Hablando de posiciones, ayer se dio un intercambio entre los dos barcos rojos. Muchos días llevaba el 'Dongfeng' liderando, incluso con treinta millas de renta en alguna ocasión. El 'Mapfre' primero le atrapó y no sabemos si a su tripulación llegaría la jocosa declaración de Caudrelier acusándoles de 'chupar rueda', pero lo cierto es que los de Xabi Fernández le dieron la vuelta a la tortilla y han estado en cabeza en los partes de las últimas 24 horas, con hasta 12,5 millas de ventaja en alguno y ocho en el último de ayer.

El guipuzcoano explicó que «después de una pelea de casi dos semanas, las últimas 10-12 horas fueron muy buenas para nosotros. Pasó un frente, y aunque íbamos unas diez millas por detrás del Dongfeng, decidimos trasluchar los primeros porque nos entró antes el cambio de viento y acortar así un poco el recorrido. Ahora los tenemos en nuestra popa a unas siete millas, así que contentos de estar delante. Aunque hay que ir con mucho cuidado porque los siguientes movimientos van a ser también oportunidades para ellos. A ver si conseguimos mantener este liderato, pero va a ser muy apretado hasta el final».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos