Vela

El 'Mapfre' remonta en la costera y acaba segundo

Noa y Adur, los hijos de Xabi Fernández, atendiendo en la rueda de prensa de patrones. / MARÍA MUIÑA
Noa y Adur, los hijos de Xabi Fernández, atendiendo en la rueda de prensa de patrones. / MARÍA MUIÑA

El barco de Xabi Fernández se quedó rezagado tras una penalización en la salida

EKAIN LEKUONA

El 'Dongfeng' se impuso ayer en la regata costera de Ciudad del Cabo y aprieta en la clasificación de las mismas al 'MAPFRE', que fue segundo. El barco de Xabi Fernández acumula 19 puntos -ganó en Alicante y fue segundo en Lisboa- y 18 tiene la embarcación franco-china. Al final de la vuelta al mundo esta clasificación de costeras servirá para deshacer posibles empates en la clasificación general de la Volvo Ocean Race.

Con el viento entre 20 y 25 nudos las condiciones para la costera era muy buenas. No fue así la salida para el 'MAPFRE', que tuvo que penalizarse por un incidente con el 'Vestas 11th Hour' a pocos segundos de empezar a darlo todo y se quedó rezagado del resto de la flota. Tanto, como que en la primera boya pasó a más de un minuto de la cabeza. Pero la regata iba a durar casi una hora y en ella los de Xabi Fernández fueron remontando para primero meterse en el grupo central y después destacarse del mismo. En la última boya los de rojo dejaron sin respuesta al 'Akzonobel' y se fueron a por el 'Vestas', para acabar en ese muy celebrado segundo puesto.

De vuelta en el pantalán, Xabi Fernández explicó que «tuvimos un pequeño problema en la salida. Fue un incidente con el 'Vestas' en el cual, cuando estábamos apretando un poquito para llegar al layline, viramos muy tarde y la verdad es que 'Vestas' se tuvo que separar, así que tuvimos un penalty y salimos en última posición después de penalizarnos».

Pero las cosas fueron mejorando y ya «la primera ceñida fue muy bien y nos mantuvimos muy cerca del pelotón aun yendo últimos. Luego hicimos una muy buena primera popa, y ahí ya fue donde nos mentimos en la pelea. Tuvimos una buena lucha con el 'AkzoNobel' y al final el 'Vestas' tuvo un problema con el espi, así que pudimos pasarles también a ellos».

A la caña en las costeras va Pablo Arrarte, quien reconoció que «las salidas son muy ajustadas, pensábamos que todos los barcos iban a pelear para salir por el mismo lado y quizá hicimos una virada muy ajustada con Vestas, así que yo creo que la penalización ha sido justa. Deberíamos haber virado tres o cuatro segundos antes, pero al no ir muy rápido el barco ha girado muy despacio y eso ha provocado la penalización».

En cualquier caso, «sabíamos que era una regata larga. Con un viento como el de hoy se cometen muchos errores y sabíamos que todos cometerían alguno, así que lo que decidimos fue ir poco a poco e intentar ir mejorando. Aunque éstas son regatas a las que no estamos acostumbrados con estos barcos, también son importantes y las maniobras son lo que marcan la diferencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos