Vela

El 'Mapfre' lo tiene de cara para ganar hoy

Willy Altadill y Xabi Fernández trabajando en la cubierta del 'Mapfre', sin perder el buen humor. / JAN EDNEY
Willy Altadill y Xabi Fernández trabajando en la cubierta del 'Mapfre', sin perder el buen humor. / JAN EDNEY

La etapa desde Ciudad del Cabo a Melbourne ha desgranado la flota de la Volvo Ocean Race. Los de Xabi Fernández aventajaban ayer al 'Dongfeng' en casi 100 millas y el 'Dongfeng', último, iba a más de 800

IÑIGO ARISTIZABAL SAN SEBASTIÁN.

Tres de las once etapas de esta Volvo Ocean Race puntúan doble y la que se está disputando actualmente no solo es una de ellas, sino que, con su desarrollo, ha dado la razón a su categoría. El tramo entre Ciudad del Cabo y Melbourne ha sido -está siendo- durísimo para las siete tripulaciones.

El número de trasluchadas que se han visto obligados a realizar ha sido mucho mayor del habitual, a veces una cada media hora, y cada maniobra supone un esfuerzo enorme para la tripulación. Para toda ella, ya que los que no están de guardia deben ayudar para cambiar las velas, cambiar de lado las de repuesto y todo el demás peso...

Eso supone más trabajo y menos descanso y de ese cansancio acumulado han dado fe los regatistas con sus declaraciones así como las fotografías y vídeos que llegan desde los barcos. Pero hasta las mayores torturas tienen su fin y ese está próximo a llegar. Al menos para algunos, ya que la diferencia entre el primero y el último es de más de 800 millas, cerca de dos días.

Evidentemente, la regata se decide en el agua, pero gran parte del juego está en tierra, en los ordenadores de los equipos y de los aficionados que siguen la vuelta al mundo tripulada y con escalas con los partes que emite la organización a las 8.00, 14.00, 20.00 y 2.00 cada día, al minuto en los últimos dos-tres días de la regata.

El momento culminante de esta tercera etapa sucedió anteayer. El 'Dongfeng' se puso en modo invisible con una desventaja de 33 millas sobre el 'Mapfre', que llevaba un par de días aumentado muy poco a poco su renta. Casi 24 horas después, cuando se conoció de nuevo la ubicación del barco chino, la diferencia era ya de 93 millas. Un mundo teniendo en cuenta lo cerca que han estado estos dos barcos uno del otro, aunque también una diferencia no definitiva. Entre 90 y 100 millas se mantuvo la distancia entre primero y segundo a lo largo del día de ayer, por lo que cada vez va ganando enteros la opción de que Xabi Fernández y compañía lleguen primeros a Melbourne. Eso, obviamente, si no pasa nada raro en las últimas cuatrocientas millas.

Llegada esta noche

Las últimas estimaciones hablaban de que el barco rojo cruzaría la línea de meta en la noche de hoy a mañana, con diez horas menos para nosotros. Con el tiempo justo habrá llegado a Melbourne el equipo de tierra, que estará dispuesto a dar una gran bienvenida a los suyos y a festejar de una manera muy distinta la Nochebuena y la Navidad. Por lo menos los del 'Mapfre' y 'Dongfeng' percibirán algo de los festejos en tierra, pero al resto le tocará vivirlo desde el agua y a alguno, como el 'Akzonobel', se le puede hacer eterno con dos días o más extra en el agua. Y no hay que olvidar que esta parada en Melbourne será corta, pues el 2 de enero zarparán de nuevo hacia Hong Kong.

Ayer Xabi Fernández contaba que «las condiciones han sido duras la semana pasada, pero ayer tuvimos un viento muy fuerte y racheado. Tuvimos una borrasca tras otra, especialmente durante toda la noche. Fue bastante complicado. No tuvimos problemas, pero navegábamos con 25-30 nudos y de vez en cuando con rachas de 38-40. Nunca estás preparado para eso, ¡40 nudos es demasiado! Creo que lo hicimos muy bien, mantuvimos el barco de una sola pieza y todos están a salvo. Seguimos yendo rápido, así que todo está bien. Estoy muy contento con cómo manejó el equipo la situación, siempre alerta y todos dispuestos a trabajar duro, y esa es una de las razones por las que estamos aquí».

Si la etapa acaba así, 'Mapfre' será más líder con 29 puntos y seis de diferencia sobre el Dongfeng. En la batalla por el tercer puesto están el 'Vestas', que de mantenerlo acumularía también 23 puntos. Y después se ensancharía la brecha entre tercero y cuarto, pues el 'Brunel' de acabar cuarto repetiría posición en la general con 14 puntos. En solo tres etapas hay tres barcos que se han mostrado superiores pero todavía queda mucha vuelta al mundo por delante.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos