Montaña

Un mantenimiento que funciona

Área o escuela de Santa Bárbara, en Hernani, lugar frecuentado por los escaladores. / JMS
Área o escuela de Santa Bárbara, en Hernani, lugar frecuentado por los escaladores. / JMS

El convenio de colaboración firmado entre la Diputación y la Federación Guipuzcoana de montaña mantendrá vivas las áreas o escuelas de escalada del territorio

JUAN MANUEL SOTILLOS SAN SEBASTIÁN.

El modelo de reequipamiento de la Gipuzkoako Mendizale Federazioa-Federación Guipuzcoana de Montaña (GMF), presentado en diferentes ocasiones para exponer la labor que desarrolla en las paredes de las áreas de escalada del territorio gusta. Su funcionamiento convence.

El presidente de la GMF, Lauri Urkiza, y su gerente Tetxus Barandiaran han ofrecido en Granada la presentación del proyecto elaborado sobre el modelo de intervención en las áreas de escalada de Gipuzkoa, conocidas como escuelas durante mucho tiempo. «Jurídicamente hablando, hoy en día se considera más apropiado llamar áreas a estos equipamientos deportivos», señala Tetxus Barandiaran.

El pasado mes de septiembre, la Diputación de Gipuzkoa y la Federación Guipuzcoana firmaron un convenio de colaboración hasta 2020 para realizar labores de mantenimiento de las paredes de las áreas de escalada de Zazpi Iturri (Amezketa), Txindoki, Ausa Gaztelu (Abaltzisketa), Saturraran, Olatz (Mutriku), Aizkorri (Andoain), Ezkue-Tximistarri (Pasaia) y Araotz (Oñati).

Desde 2014

Comenta Tetxus Barandiaran que «si bien todo este proyecto comenzó a gestarse en 2012 desde la Federación Guipuzcoana de Montaña, no fue hasta 2014 cuando la Diputación empezó a subvencionarlo con 78.000 euros. Un año después, en 2015, pasaron a ser 64.000; y ahora hemos firmado un convenio para cuatro años, hasta 2020, con una aportación de 100.000 euros».

La Diputación terminó apoyando este proyecto ante el convencimiento de que no podía dejar que los escaladores equiparan de motu propio y con recursos económicos personales la pared para el disfrute de todos. Tetxus Barandiaran analiza que «había que tratar de convencer a los responsables de la Diputación de que las áreas de escalada son infraestructuras deportivas en la naturaleza, que las vías están abiertas por escaladores aperturistas para uso público y han dedicado esfuerzo y tiempo para colocar anclajes, generalmente costeados por ellos mismos».

A partir de ahí, convencida la Administración de las connotaciones de la idea, comenzó a patrocinar el proyecto que a día de hoy abarca 25 áreas de escalada que se irán reequipando: «Hemos firmado hasta 2020, pero desde la federación necesitamos que sea indefinido, aunque se vaya renovando cada legislatura. Debemos tener en cuenta que todo lo que se invierta hasta entonces corre riesgo de deterioro, si no se lleva a cabo un mantenimiento. Eo obligaría a empezar de nuevo cada vez. Y en ello va, además, la seguridad de nuestros escaladores».

Buscan seguridad

Al hilo de esto, con el convencimiento absoluto de que el mantenimiento de estas áreas y sus paredes para escalar es sinónimo de seguridad, el gerente de Gipuzkoako Mendizale Federazioa insiste en su planteamiento: «Del mismo modo que las áreas de escalada han sido creadas gracias al trabajo desinteresado de algunos escaladores para el disfrute de todos los demás, la colaboración de la comunidad escaladora es fundamental para su adecuado mantenimiento».

Desde la Gipuzkoako Mendizale Federazioa se hace una llamada de atención y colaboración a la comunidad de escaladores con el fin de mejorar este importante patrimonio. El mensaje lanzado a los cuatro vientos es claro: «En pro de la escalada, ayúdanos a mejorar».

Asimismo, la Federación Guipuzcoana solicita que esta colaboración sirva para avisar de las diferentes deficiencias que el propio escalador encuentre en las paredes. «Si escalas habitualmente en algunas de estas áreas y conoces deficiencias posibles de solucionar durante el reequipamiento (anclaje en mal estado, bloque inestable...), se te agradecerá que informes de ello». Dirigen a los protagonistas al buzón de la web www.gmf-fgm.org, donde tienen la posibilidad de aportar los datos necesarios: deficiencia, área, vía, fotografías...

Añade la FGM que estas deficiencias «se intentarán solucionar ahora. Sin embargo, si por alguna circunstancia no fuera posible, se tomará nota para hacerlo en el siguiente mantenimiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos