Piragüismo

Chourraut: «Estoy muy contenta de que me hayan elegido entre tantas deportistas»

El oro olímpico y su trayectoria le han valido a Chourraut para lograr el Premio Nacional del Deporte./
El oro olímpico y su trayectoria le han valido a Chourraut para lograr el Premio Nacional del Deporte.
Maialen Chourraut, piragüista de aguas bravas

Flamante Premio Nacional de Deporte, agradece el galardón y piensa ya en los dos próximos mundiales y en los Juegos de Tokio

IÑIGO ARISTIZABALSAN SEBASTIÁN.

Este semana se han dado a conocer los Premios Nacionales del Deporte correspondientes a 2016 y en la máxima categoría los vencedores son los piragüistas Maialen Chourraut, que en los Juegos de Río se llevó el oro en aguas bravas; Saúl Craviotto, oro y plata en la misma cita en piragüismo en pista; y la haltera Lidia Valentín, bronce en 2016 y medallista olímpica por tercera vez consecutiva. La lasarteoriatarra no repara mucho en lo que sucede fuera del agua, pero está contenta y agradecida por el premio.

- Premio Nacional Deporte, ¿qué supone para Maialen Chourraut?

- Supone un gran honor y el reconocimiento a mi temporada del 2016. Estoy contenta porque me hayan elegido a mí entre otras tantas deportistas que lo podían merecer.

- ¿Cómo le llegó la noticia?

- Fui de las que más tarde se enteró. Muchas veces dejo el teléfono en casa. Pasé a recoger a Ane del colegio y al llegar a casa y ver el móvil, había muchas llamadas y mensajes.

- Es un premio 'gordo', ¿ha notado la repercusión?

- Sí. Yo sigo mi vida y no me entero de mucho, pero sí que ha tenido repercusión. No hay más que ver cuánto ha salido en los medios y también me ha felicitado mucha gente.

- Comparte el premio con Saúl Craviotto y Lidia Valentín.

- Son dos deportistas que se merecen este premio, porque en sus deportes están dando mucho. Y luchan con valentía en deportes minoritarios. El caso de Saúl lo siento más cercano. Conozco mejor su historia, porque es piragüista aunque sea de otra disciplina. Le costó muchísimo llegar a estos Juegos. En 2015 en el Mundial no consiguió la plaza y se llevó un palo importante pero siguió a tope a por la plaza y en Río de Janeiro en cada una de las dos pruebas en las que participó consiguió una medalla. ¡Ya tiene cuatro! Y Lidia Valentín es un ejemplo con su juego limpio y peleando en un deporte tan difícil, complicado y con poca tradición en España. Está abriendo nuevos caminos.

- Que los premiados sean de deportes minoritarios, ¿les refuerza?

- Sí, claro. Porque nosotros trabajamos tanto como los demás deportistas pero sin la misma repercusión, muchas veces sin medios. Tenemos que ir contra corriente. Hubo otros que antes empezaron a abrir camino y nosotros seguimos y por suerte con buenos resultados y, como esta vez, con premios.

- El piragüismo se ha llevado otros tres galardones en esta edición de los Premios Nacionales del Deporte, entre ellos el de mejor equipo.

- Estamos viviendo un momento dorado. Cuando David Cal empezó con sus gestas, nos quitó el miedo a ganar y en los dos últimos Juegos Olímpicos hemos conseguido grandes resultados. En Río de Janeiro hemos sido la federación con mejores resultados y ahora viene un nuevo reconocimiento.

«Fui de las últimas en enterarme del premio, me había dejado el teléfono en casa»

- Seguro que este premio no compensa la decepción que tuvo hace poco más de un mes en el Campeonato del Mundo de Pau. ¿Le ha dado muchas vueltas o son cosas que consigue olvidar fácilmente?

- No, no se olvida, pero hay que pasar página y mirar a lo que viene. Era un Mundial sentimentalmente importante porque se celebraba en un canal especial, pero estratégicamente mirando a Tokio no era tan importante. A pesar de que la temporada había sido muy difícil para mi, había llegado al Mundial muy bien. El último mes había sido muy bueno de entrenamientos, estaba en muy buena forma. Y al final fue una pena que acabara así. Pero es deporte, hay que saber que el juego es así. Cada vez que te sale mal una competición te caes, pero hay que saber levantarse y seguir adelante.

- Dice que ha sido una temporada difícil pero sacó un oro y un bronce en cuatro participaciones en copas del mundo y un sexto puesto en el Europeo. ¿Pesa más lo de Pau?

- Se pueden hacer varias lecturas. En Pau no entré en la final por siete centésimas, que no es nada. La que entró antes que yo fue Jessica Fox, que luego acabó ganando la final. Hicimos una semifinal muy parecida pero ella acabó ganando. Eso es el resultado, lo que queda, pero a mí lo que me importa es en qué forma estoy, qué calidad de navegación tengo. Y en ese sentido ha sido un año difícil, con muchos eventos que te trastocan los planes y los entrenamientos y con problemas de vértigos. Sí es verdad que tenía dos medallas en pruebas de Copa del Mundo, pero la medalla que me importa es la del Mundial.

-...

- Era un año post-olímpico, en el que te puedes relajar y ya sé que a partir de ahora tengo que ser más ambiciosa. Este año Jessica y Ricarda -Fox y Funk, las otras dos fueras de serie- han sido más rápidas que yo. Este año, aunque en algunos momentos he estado a su nivel, ellas han estado un paso por delante. Tengo tres temporadas para dar dos pasos más y poder ganarles.

- ¿Qué hace ahora? ¿Ya ha empezado la pretemporada?

- Después del Mundial paré dos semanas. No estoy entrenando a tope pero sí andado bastante en piragua y haciendo otros deportes. No me gusta parar. Septiembre, octubre y noviembre son meses buenos para trabajar en el agua, porque todavía no hace mucho frío. Dentro de poco empezaré a prepararme físicamente, con entrenamientos más exigentes.

- ¿Cómo se presenta el 2018?

- En marzo empezarán las pruebas de Copa de España. En mayo tenemos el Campeonato de Europa, en Praga. Y luego desde junio encadenamos varias pruebas de Copa del Mundo. El Mundial es a finales de septiembre y ese vuelve a ser el objetivo principal. Queda mucho para entonces y por eso era importante descansar un poco, recuperar y luego empezar a exigirme cada vez más.

- Un Mundial que es en Río de Janeiro, donde logró el oro olímpico.

- Así es. Fuimos varias veces a Brasil a preparar los Juegos y allí llegó el oro. Me traerá buenos recuerdos.

- Precisamente un oro mundialista es lo único que le falta en el palmarés. ¿Prefiere conseguir uno o una medalla en los Juegos olímpicos de Tokyo?

- Un Mundial es algo que me gustaría ganar, pero repetir una medalla olímpica... también. No sé si cambiaría una por otra, si se puede iré a por las dos. Además, el Mundial de 2019 es en La Seu d'Urgell. Así como el de Pau era sentimental pero no estratégico, el de La Seu será las dos cosas. Tengo que estar muy bien porque es en año preolímpico.

Fotos

Vídeos