Aguas bravas

Chourraut: «Quiero ganar un mundial pero no me obsesiona»

Maialen Chourraut entrará en competición hoy con la prueba de patrullas y el jueves con la individual.
Maialen Chourraut, piragüista

La lasarteoriatarra es una de los ocho guipuzcoanos que participan desde hoy en el Mundial de aguas bravas en Pau

I.A.SAN SEBASTIÁN.

Maialen Chourraut tocó techo con el oro de los Juegos Olímpicos pero mantiene su nivel de exigencia, sigue al máximo nivel y tiene como objetivo una medalla en el Campeoanto del mundo que arranca hoy en Pau

- De vuelta de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro enseguida dijo que tenía en mente este Mundial y el de 2019 en La Seu d'Urgell. Le apetecía mucho este campeonato, ¿verdad?

- Sí y me reafirmo. Aquí estamos viendo lo que el piragüismo puede mover. El viernes en la ceremonia de inauguración hubo muchísima gente, se respira piragüismo... Me emociona ver cuando el slalom arrastra a tantos aficionados. Sabemos que habrá muchos espectadores durante el Mundial y participar en él es algo muy apetecible.

- Pero habrá visto respuestas similares en países centroeuropeos donde se viven las aguas bravas con pasión.

- Claro. En Praga, Bratislava, Tacen... Son lugares donde se vive a tope. Pero esto es especial porque es al lado de casa, en un canal que conocemos tan bien. Hay un sentimiento de cercanía.

- ¿Cómo es el circuito? ¿Le gusta? ¿No le gusta?

- Para entrenar me encanta. Pero para competir se me suele hacer difícil. Bueno, a mí y al resto. El agua fluctúa mucho y un movimiento malo te mete en problemas. Y si te tocan buenos movimientos es una gozada navegar aquí. Eso le añade intringulis a la competición.

- ¿Se amolda a su manera de competir?

- No se cuál es mi manera de competir. Sí que es verdad que me gusta tener todo bajo control y eso que ya es difícil en nuestro deporte es un poco más complicado aquí. Eso me da un punto de stress pero también sé que cuando estoy con stress o con presión es cuando mejor soy capaz de competir.

- Están desde el martes pasado en Pau, ¿cómo ha ido esta semana?

- Muy bien. Hoy hemos tenido el último entrenamiento, a las ocho y media de la mañana. Hemos solido tener una hora de agua, que había que compartir con mucha gente, cada día con distinta. Hemos intentado aprovechar esa hora diaria lo mejor posible, cogiendo la medida al canal, buscando sensaciones. Aparte de eso, lo que yo intento es pasar el día lo más tranquila posible, para llegar fresca a la competición.

- ¿Van a tener ventaja porque el Mundial se dispute en este canal que conocen tan bien?

- Después del de La Seu, éste es el canal en el que más entrenamos. Pero también el resto de las selecciones han venido mucho aquí sobre todo en el último año, así que en eso estaremos todos igualados.

- En Mundiales ya tiene plata y bronce, solo le falta el oro.

- Así es, pero no estoy obsesionada con ese oro. Sé que hay rivales que están yendo muy rápido, por lo que será muy difícil.

- Si lo consigue, cerraría una triple corona con Europeo en el 2015, oro olímpico en 2016 y oro mundialista en 2017.

- No es algo que busque. Sí quiero ganar un Mundial pero sé que si no es éste habrá otros. Hay que ir poco a poco en la competición. Pasar ronda, después la semifinal y, una vez en la final, ya veremos lo que pasa.

- Esta temporada tiene una victoria y un tercer puesto en Copas del Mundo y en otras dos no entró en la final. ¿Con qué se queda?

- Por un lado se ha visto que me ha costado entrar en finales pero por otro tengo esos resultados y sigo delante en el ránking mundial, tercera. Pero lo que hemos hecho hasta ahora no vale para nada, empezamos de cero.

- Suele comentar que hasta quince chicas pueden ganar en K-1 pero Ricarda Funk se está saliendo últimamente. ¿Es su mayor rival?

- Ella y Jessica Fox. Las dos son las que tienen más boletos para estar en el podio. Pero no hay que olvidar a la italiana Stefanie Horn, que está andando muy fuerte, la austríaca Corinna Kunhle que se está acercando a los tiempos de los chicos, la eslovena Ursa Kragelj... Hay muchas, pero Ricarda y Jessica están a tope. Y las dos con hambre de ganar. Ricarda no se clasificó para los Juegos, Jessica quería ganar y fue tercera...

- Este año ha tenido dudas con las piraguas. ¿Con cuál competirá?

- Hasta el último momento me lo he estado pensando pero al final me he decidido por la que utilicé en los Juegos Olímpicos y la de hace tres semanas en La Seu (donde fue tercera). Han cambiado algunas normas de medición y he tenido problemas para elegir la piragua que me convenía en cada momento. Pero al final soy yo la que palea.

- ¿Cómo ve al resto de guipuzcoanos del Mundial?

- Les veo con muchas ganas y tienen nivel. Ander Elosegi anda muy rápido en Pau, es bonito verle aquí. Joan Crespo este año esta 'sendo' y lo quiere demostrar. Samuel Hernánz está a buen nivel. Ganó aquí hace dos años y creo que puede estar delante. Klara Olazabal este año ha andado muy bien. Si se mete en la final puede hacer un buen resultado. Irati Goikoetxea hace bajadas muy rápidas. Ella, Marta Martínez y Laia Sorribes me lo ponen difícil en las pruebas de selección. Todos ellos saben que pueden conseguir buenos resultados, ojalá pueda ser así.

Más

Fotos

Vídeos