Golf

El VAR llega antes al golf que a la Liga

Con videoarbitraje. José María Olazabal se dispone a golpear una bola en el 'tee' de salida de un hoyo en el Masters de Augusta del año pasado. /AFP
Con videoarbitraje. José María Olazabal se dispone a golpear una bola en el 'tee' de salida de un hoyo en el Masters de Augusta del año pasado. / AFP

El uso del vídeoarbitraje en el circuito mundial es ya un hecho desde el lunes, 1 de enero

M. ARTAZU

Mientras en la Liga española se espera la implantación del vídeoarbitraje para la próxima temporada, hay otros deportes que le adelantan por la izquierda... y la derecha. Desde el pasado lunes, 1 de enero, el VAR (Vídeo Assistant Referee) es ya un hecho en el circuito mundial de golf, por lo que atrás quedan las intervenciones y llamadas del público para denunciar que tal o cual golfista había arrimado la bola más de la cuenta al hoyo, de forma ilegal.

La Asociación Americana de golf (USGA) y el Royal and Ancient, las máximas autoridades que establecen el reglamento de este deporte, acordaron a finales del año pasado el uso del vídeoarbitraje en el circuito mundial desde el 1 de enero, por lo que se dejarán de atender llamadas de los aficionados denunciando infracciones. Se acabó la intervención del público en los principales torneos. La USGA y el Royal and Ancient han modificado las reglas para, entre otras cosas, evitar la polémica de la estadounidense Lexi Thompson, hace 9 meses penalizada con cuatro golpes en el torneo de Rancho Mirage (California) por avanzar la bola antes del golpeo, hecho denunciado por el público.

Cada torneo de la PGA, LPGA, European Tour y Ladier European Tour contará con el sistema de vídeoarbitraje. Uno o varios árbitros serán los encargados de supervisar las imágenes y podrán intervenir en caso de discrepancia. Al mismo tiempo, los mensajes, llamadas telefónicas y «chivatazos» de los espectadores no serán tenidos en cuenta y solo se considerarán las decisiones arbitrales.

Si ya está en el golf, pronto llegará a la Liga de fútbol española. Aunque habrá que esperar al mes de agosto, cuando comience la próxima temporada. El VAR, que ya se utiliza en la Bundesliga y la Serie A, entrará en escena después de debutar en el Mundial de Rusia 2018, donde seguro que es uno de los protagonistas de la cita.

Trabas en el camino

El presidente de la Liga, Javier Tebas, llevaba tiempo demandando la implantación del VAR, pero se topó una y otra vez con la renuncia de la Federación Española a adoptarlo. A mediados del pasado mes de julio, la 'operación Soule' tumbaba a Ángel María Villar, presidente de la Federación, y las súplicas de Tebas encontraron eco en los nuevos dirigentes de la FEF. La institución se situaba así en consonancia con la FIFA, cuyo presidente, Gianni Infantino, siempre ha sido un gran valedor de los avances tecnológicos para facilitar la labor arbitral.

El VAR cuenta también con el respaldo del estamento arbitral, que ve clave un funcionamiento fluido del mismo que pasa ineludiblemente por la sintonía con quienes lo supervisan. Menos efusivos se han mostrado algunos entrenadores y futbolistas, que temen que el fútbol pierda parte de su esencia y romanticismo.

Otro cantar es lo que sucede con la tecnología de la línea de gol. Ahí no hay discrepancias y sí incredulidad por el hecho de que el fútbol español siga sin contar con ella. La carencia en la Liga del «ojo de halcón», presente en la Premier desde la campaña 2013-2014, no se entiende.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos