Más Deporte

La Liga se pone muy cuesta arriba

Las jugadoras del Bera Bera se mostraron impotentes ante el Valladolid. / RODRIGO JIMÉNEZ
Las jugadoras del Bera Bera se mostraron impotentes ante el Valladolid. / RODRIGO JIMÉNEZ

Esta segunda derrota sitúa al Super Amara a cuatro puntos del líder Rocasa

XABIER GALARTZA SAN SEBASTIÁN

. Esta nueva derrota hace daño, quizá mucho daño. No sólo por tratarse de la segunda, lo que sitúa al Super Amara a cuatro puntos del líder Rocasa tres jornadas antes de que concluya la primera vuelta, sino por el momento en el que se produce. Ahora se trata de evitar tener que rumiar durante los dos próximos meses este nuevo resbalón, al tratarse del último partido del año. La Liga no se reanudará hasta el 13 de enero.

El campeonato, al igual que ha pasado en otras ocasiones, se ha puesto cuesta arriba para los intereses de las guipuzcoanas. Hace dos ediciones vivieron un episodio similar al encajar dos derrotas consecutivas tempranamente a manos del Rocasa y del Guardés, ocurrió en octubre. Al final, tras un sobresaliente campeonato lograron entonar el alirón al término de la temporada. Esta vez se requerirá una gesta similar para repetir éxito, en virtud de la incuestionada solidez con la que se está comportando el líder Rocasa, que ha estado a punto de ceder algún punto, sin ir más lejos en esta jornada en su casa ante el Fertilidad Málaga.

En el pabellón Huerta del Rey se vivió un partido reñido en toda regla, de los de manual. A nadie le tiene por qué sorprender que el encuentro se mantuviera tan igualado desde los primeros compases y las alternativas en el marcador fueron continuas. Al descanso se llegó con un premonitorio empate (17-17) que lamentablemente no se materializó, en el peor de los casos, al final de la contienda al decidirse finalmente a favor de la escuadra vallisoletana por un ajustado 34-32.

El Super Amara era consciente de que las pucelanas no le iban a poner las cosas nada sencillas. El conjunto donostiarra se ha ganado a pulso, en virtud de su brillante palmarés amasado sobre todo en el último lustro, que allá donde vaya todo los equipos le tengan ganas. Es el rival a batir por excelencia. Doblegar al conjunto donostiarra da más que dos puntos, proporciona una pizca de prestigio y un disimulado regocijo por batir al campeón de los últimos tiempos.

34 AULA VALLADOLID

Guerra; Cuadrado (4), Terés (2), Álvarez (1), Cesáreo (3), O`Mullony (11), Fernández (5), Calderón (2), Cifuentes (3), Viloria (2), Gutiérrez (1) y Sanz.

32 SUPER AMARA

Castellanos, Etxeberria (3), Menéndez (4), Sans (4), Arderíus (8), Karsten (5) y Aramendia (3), Ederra (5), Azurmendi, Guarieiro, Encina y Lladró.

Árbitros:
Los hermanos Escudero. Excluyeron a Terés (2) y Menéndez (3, roja min 43).
Marcador cada cinco minutos:
2-2, 5-6, 9-9, 12-13, 14-16, 17-17 (descanso) 21-19, 25-23, 28-26, 30-28, 31-31 y 34-32 (final).
Incidencias:
Décima jornada liguera jugada en el pabellón Huerta del Rey de Valladolid.
Rocasa-Fertlidad Málaga 28-25
A. Valladolid-Super Amara 34-32
Castellón-Mecalia Guardés 18.30 horas
Zuazo-Santa Eularia 18.30
Elche Mustang-Mavi N.T. 18.00
Canyamelar Valencia-Porriño 19.30
Base Villaverde-KH7 Granollers 16.30

Ninguno de los dos equipos fue capaz de imponer su criterio o alzar la voz por encima de su par con autoridad. Las diferencias en el primer periodo nunca fueron superiores a los tres goles, aunque hubo fases en la que llegaron a imponer su ley, pero de manera efímera.

El primer golpe de efecto se produjo a raíz del parcial de 1-5 anotado por el Super Amara con goles de Karsten, Sans, Aramendia, Arderíus y Ederra (curiosamente muy repartido) lo que le llevó a colocarse tímidamente por delante en el marcador (13-16). La alegría, como de manera equivocada se dice que dura poco en casa del pobre, fue igualmente fugaz, fruto de la inmediata reacción de la escuadra pucelana que se tradujo con un clarificador parcial de 6-1, lo que le valía para recuperar la iniciativa en el marcador por enésima vez (19-17).

Esta remontada se produjo entre el final de la primer parte, que se cerró en tablas (17-17) y los primeros compases de la reanudación. Los principales artífices de esta remontada y autores materiales de los goles fueron Cuadrado (por tres veces), Prieto (dos) y Cifuentes.

De nuevo llegó la respuesta del cuadro guipuzcoano a través del acierto anotador de Arderíus, Sans y Aramendia para devolver el equilibrio al marcador (21-21).

A medida que transcurrían los minutos el Aula aparentaba tener mayor control del partido al alcanzar rentas de tres goles (27-24), aunque en el partido se entró dentro de los cinco últimos minutos con empate a 31. En esta última fase el equipo de Pucela fue más hábil al anotar un parcial de 3-0 (34-31). Karsten anotó el definitivo 34-32.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos