Rugby

Leinster y Racing, a por la gran corona

San Mamés acoge esta tarde una final de la Champions Cup que se espera igualada, aunque los pronósticos se inclinan hacia los irlandeses

DV

Los dos mejores equipos de la temporada se disputarán esta tarde (17.45 horas) en San Mamés la final de la Champions Cup. El Leinster irlandés y el Racing 92 francés pelearán por coronarse como nuevo rey del rugby continental. Se espera un lleno en las 53.000 localidades para disfrutar de una cita histórica. Por primera vez este cetro europeo va a decidirse en una sede ajena al circuito del Seis Naciones, en un partido que reunirá a algunas de las grandes estrellas del 'planeta rugby'.

Los nombres más llamativos, sin duda, son los de los dos aperturas, por parte del Leinster el irlandés Johnny Sexton, clave en el triunfo del XV del Trébol en el último Seis Naciones, y por el Racing 92 el veterano 'all black' Dan Carter, considerado uno de los mejores jugadores de la historia en su posición. En una final que se espera muy igualada, los pronósticos se inclinan ligeramente a favor del conjunto dublinés.

Leinster:
15. Kearney; 14. Larmour, 13. Ringrose, 12. Henshaw, 11. Nacewa; 10. Sexton, 9. McGrath; 1. Healy, 2. Cronin, 3. Furlong, 4. Toner, 5. Ryan, 6. Fardy, 7. Leavy y 8. Jordi Murphy.
Racing 92:
15. Dupichot; 14. Thomas, 13. Vakatawa, 12. Chavancy, 11. Andreu; 10. Lambie, 9. Iribaren; 1. Ben Arous, 2. Chat, 3. Gomes Sa, 4. Ryan, 5. Nakarawa, 6. Lauret, 7. Le Roux y 8 Nyanga.
Árbitro:
Wayne Barnes (Inglaterra).
Hora:
17.45 horas (Movistar Deportes 2).
Estadio:
San Mamés.

El Leinster llega invicto a este partido decisivo después de una primera fase inmaculada y de liquidar con solvencia sus eliminatorias ante el Saracens (30-19), campeón de las dos últimas ediciones, y el Scarlets (38-16). Un triunfo en Bilbao colocaría a los irlandeses con cuatro títulos -tras los logrados en 2009, 2011 y 2012- igualado con el Toulouse en lo más alto del palmarés del torneo.

Los de Leo Cullen van a colisionar en Bilbao con un Racing 92 que sorprendió en semifinales al apear a uno de los grandes de Europa evitando una final irlandesa. El histórico quince parisino descarriló en el paso previo a la final a un Munster arrollado en la primera parte por los Maxime Machenaud, Teddy Thomas, Vakatawa y compañía.

Con un juego poderoso e imprevisible el equipo propiedad del magnate suizo Jacky Lorenzetti cuenta con armas suficientes para dar la sorpresa y conquistar el que sería primer título europeo de su historia, después de quedarse a las puertas en 2016 tras caer en la final ante los Saracens en Lyon.

Leo Cullen, entrenador del Leinster, subrayó durante la previa de ayer que para un equipo como el irlandés, construido sobre una base de jugadores «locales», San Mamés «es un lugar excepcional» para disputar la final.

«Tanto en el Leinster como en Irlanda, Sexton es el jefe. El director de orquesta que prepara el juego y los ataques», destacó Laurent Travers, entrenador del Racing 92, sobre la estrella del quince dublinés tras el entrenamiento que llevó a cabo su equipo en el escenario del encuentro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos