Carreras de montaña

Maite Maiora, segunda en el Ultra Trail del Mont Blanc

Maite Maiora, segunda en el Ultra Trail del Mont Blanc

Chamonix vibró con la élite mundial de corredores de carreras de montaña en una UTMB marcada por el frío, la lluvia y la nieve, pero también llena de color

JUAN MANUEL SOTILLOS SAN SEBASTIÁN.

Chamonix vivió la pasada semana siete días intensos de deporte al más alto nivel. en la localidad alpina francesa se dio cita la élite, los mejores corredores de carreras de montaña del mundo, convirtiendo la ciudad en la cima mundial del Trail. Muchos españoles, alrededor del millar y muchos vascos, formaron parte de ese pelotón de 8.191 corredores que participaron en alguna de las cinco carreras principales de la Ultra Trail del Mont Blanc.

A destacar la carrera realizada por la guipuzcoana Maite Maiora, que logró la segunda plaza del cajón de la carrera que ella eligió, la CCC de 101 kilómetros y 6.100 metros de desnivel positivo. Se decantó por la Courmayeur, Champex, Chamonix (CCC) en la que atravesó los tres países, Italia, Suiza y Francia. «Llevaba años queriendo participar en este gran evento. Escogí la CCC por ser de 100 kilómetros porque los 170 de la UTMB es una barbaridad. La TDS, con 125 kilómetros, es una distancia grande y la OCC, de 56, quizás se me quedaba un poco corta. Una vez de venir aquí a competir, quería hacer una ultra. Para mí, los 100 kilómetros son asequibles, con ello ya tengo bastante. Quería una prueba que se adaptase a mis características, lo suficientemente dura como para ser un ultra, pero no que fuera una mega aventura. Si vuelvo, repetiré de nuevo esta misma prueba».

La atleta de Mendaro no podía su alegría a su llegada a meta en esa flamante segunda plaza en su primera participación en el ultra del Mont Blanc. «Estoy más que contenta y si hubiese sido tercera, también. No te voy a negar que me gusta estar en el podio, hay que ser sincera...». Hizo un tiempo más que bueno de 12 horas y 26 minutos. ¿Tantas horas corriendo? «Es como si estuvieses todo el día en el monte. Sabes que vienes a esto, que van a ser muchas horas. No puedes pensar a los cinco minutos qué largo es esto... Empiezas a hacer kilómetros y sigues...». Sufrió una pequeña crisis durante el recorrido, pero la superó por el apoyo de los suyos. «Ahí estaba mi pareja, Josu, y mi amiga Ainhoa Lendinez que el día anterior corrió la OCC. Me acompañaron todo el recorrido. Sin ellos, sin el apoyo de mi familia, no podría hacer esto. Ellos consiguieron que le diese la vuelta a ese bajón...».

Otro guipuzcoano que hizo podio fue Ion Azpiroz, quien participó en la TDS de 119 kilómetros, quedando en cuarto lugar, si bien hubo dos segundos puestos al entrar dos corredores juntos a meta. Finalmente el también vasco Javi Domínguez, ganador de la Ehunmilak de este año, decidió no participar en la UTMB, tal y como estaba anunciado, al elegir otra carrera del calendario. En la prueba reina de la semana, la UTMB ganó, no sin dificultades la catalana de Manresa Nuria Picas y en categoría masculina sorprendió de alguna manera que no se llevara el triunfo el también catalán Kilian Jornet, que acabó en una nada desdeñable segunda plaza. Hubo más podios de españoles en las diferentes carreras de montaña.

Un ambiente excepcional

Desde el lunes 28 de agosto en que se dio la salida a la prueba, que no competición, más larga, la PTL, Chamonix vibró con el deporte del trail. A partir de ese día, un hervidero de gente comenzó a invadir la zona de salida/meta estando atentos a todas las sucesivas pruebas.

No faltó gente en los días siguientes en la línea de meta para ver llegar a esos anónimos corredores populares y para animarles a cualquier hora de las 24 que tiene el día. Desde que el viernes se diera la salida a la principal competición la UTBM, las llegadas de esos corredores de las anteriores pruebas eran un goteo continuo poniendo un tremendo punto de color durante todo el día y toda la noche, creando un ambiente único, excepcional, en Chamonix. Y como dato curioso, señalar que el idioma que más se oía hablar por sus transitadas calles era el castellano, y también el euskera...

La semana fue muy larga y las carreras también... Si los primeros participantes en las carreras que comenzaron el lunes y las siguientes del miércoles y jueves tuvieron buen tiempo, a partir de ahí cambió la meteorología y para los corredores de la CCC y UTBM, que salieron el viernes, fue un calvario de mal tiempo con frío, lluvia y nieve en las alturas, convirtiendo las carreras aún en más duras.

El domingo, cuando se hizo entrega de premios de la UTBM, llegó precisamente el último corredor tras más de 46 horas corriendo. El ganador, François D'Haene, que acabó en 19 horas, adelantando en quince minutos a Kilian Jornet, se dio un apretón de manos en el escenario con el polaco Emil Duch, el más tardío en cruzar la línea de meta, al que le sacó más de un día de diferencia.

El domingo salió el sol y se pudo ver el Mont Blanc, el Dru, la Agujas de Chamonix..., todo eso mientras también era posible contemplar a mucha gente andando como podía, cojeando, con agujetas, consecuencias de su participación en estas grandes carreras, eso sí, luciendo orgulloso su chaleco de «finisher». Después llegó la gran fiesta final en la Plaza del Triángulo de la Amistad de Chamonix. Una UTMB, excepcional. Para vivirla y disfrutarla.

Más

Fotos

Vídeos