Kasparov regresa doce años despues

Regreso. Kasparov, durante la rueda de prensa previa al torneo de Sant Louis, que arrancó ayer./AFP
Regreso. Kasparov, durante la rueda de prensa previa al torneo de Sant Louis, que arrancó ayer. / AFP

El ídolo está inscrito en un torneo en Estados Unidos y se ha convertido en foco de atracción: «Viene a verle gente de India y China»

M. ARTAZU

Huele a nostalgia sobre el tablero. El excampeón del mundo ruso Garry Kasparov (Bakú, 1963) regresa tras doce años apartado del juego para competir desde ayer en la ciudad estadounidense de Sant Louis y enfrentarse a una nueva generación de ajedrez que lo idolatra. Desde la final del torneo de Linares (España) el 11 de marzo de 2005, día en el que se retiró de la competición, su ausencia ha dejado huérfanos a jugadores de todo el mundo tras dominar sin pausa esta disciplina entre 1985 y 2000.

Kasparov, de 54 años y originario de Azerbaiyán, está inscrito en el torneo 'Rapid and Blitz', que acaba de ser integrado en el circuito y sigue la Copa Sinquefield, perteneciente a la competición mundial organizada en esta ciudad del estado de Misuri.

Entre ayer y el sábado, el ruso deberá dejar de lado su oposición al presidente Vladimir Putin en el juego político y verse las caras con nueve jugadores, algunos tan importantes como Serguei Kariakin, aunque ninguno a la altura del número uno mundial, el noruego Magnus Carlsen, ausente en Sant Louis.

El regreso del 'ogro de Bakú', cuyas partidas con Anatoli Karpov pasaron a la historia, ha levantado al máximo la expectación en el universo de las 64 casillas. En Sant Louis «no se habla de otra cosa. La gente viene de India y de China para verle jugar. Su dominio durante tanto tiempo le convirtió en un icono», explica Alejandro Ramírez, campeón estadounidense de ajedrez, que enseña en la universidad de la ciudad.

La nueva generación «admira» a Kasparov, según el maestro estadounidense, a pesar de que no haya estado en el circuito desde hace más de diez años. Entiende que todo lo que el ruso aportó «a la teoría y la comprensión del juego» sigue en vigor.

Pero, ¿cuáles son sus posibilidades reales en este torneo después de tantos años apartado de la competición? Kasparov trató de sacar a todo el mundo de dudas por Twitter: «¡Parece que aumentaré la edad del torneo y bajaré la puntuación media!».

Competencia feroz

«Garry Kasparov ha tenido siempre un espíritu luchador único y es extremadamente competitivo», señala Ramírez. «Pero tendrá una competencia feroz. Espero que luche por las primeras plazas, pero me sorprendería que ganara», confiesa el campeón estadounidense. El torneo contará con cuatro de los diez mejores jugadores del momento y cinco del top 30.

Kasparov no debería ponerles en apuros, vaticina Sylvain Ravot, uno de los maestros franceses de la disciplina. «Su sentido del juego, su pasión por ganar, su experiencia y sus reflejos deberían ayudarle a hacerlo bien, incluso a terminar entre los tres primeros», cuenta, sin dejar de alabar su «increíble aura». Acostumbrado a ir siempre un paso por delante, el ruso «ha elegido bien el torneo para regresar», estima Ravot. «Es como si Pete Sampras (tenista estadounidense) volviera» a jugar.

Todo indica que el regreso de Kasparov está más motivado por el amor que siente por el ajedrez que por los 150.000 dólares que se llevará el ganador del torneo.

Fotos

Vídeos