Balonmano

Julen Aginagalde: «La ilusión de Gurutz y la mía es acabar jugando juntos en el Bidasoa»

Julen posa con la sudadera confeccionada para el 'Campus Aginagalde'./PEDRO MARTÍNEZ
Julen posa con la sudadera confeccionada para el 'Campus Aginagalde'. / PEDRO MARTÍNEZ
Julen Aginagalde, jugador del Kielce

El pivote irundarra, que se prepara para el Europeo de Croacia, ha sido nominado a Mejor Jugador de 2017 por la EHF

BORJA OLAZABALIRUN.

Los jugadores de la selección española de balonmano inician la segunda fase de la preparación para el Europeo de Croacia hoy mismo en Pontevedra, donde se disputará el Torneo Internacional de España. Entre los seleccionados está Julen Aginagalde, que después de pasar unos días en familia en su Irun natal y presentar junto a su hermano Gurutz el 'Campus de Tecnificación Aginagalde', afronta el reto de ayudar a los 'Hispanos' a colgarse una medalla del cuello.

El Europeo comenzará para los de Jordi Ribera el próximo 13 de enero contra la República Checa en Varaždin, unos kilómetros al norte de Zagreb. En la capital croata, donde el Bidasoa se proclamó campeón de Europa, Julen -que ha sido nominado a Mejor Jugador de 2017 por la EHF-, quiere volver a celebrar un título. Eso sí, la final no se jugaría en el Dom Sportova, si no en el imponente Arena de Zagreb, con capacidad para 16.500 personas.

- Antes de hablar de lo deportivo, hábleme del campus que han organizado. ¿Está ilusionado?

«En Gipuzkoa hay una gran cantera de balonmano y tenemos que ir todos a una»

- La verdad es que sí, es algo que teníamos muchas ganas de hacer desde hace años. En verano empezamos a darle vuelta al campus, contamos con el apoyo total de la Diputación y poco a poco hemos ido dando pasos hasta convertirlo en una realidad. De momento lo hemos anunciado y presentado, aunque en junio llegará lo más importante. Además, lo organizo con mi hermano, con el que siempre me gusta hacer cosas.

- ¿Por qué un proyecto así? ¿Uno empieza a mirar al futuro?

- Es un poco de todo. Hay que ir mirando lo que uno puede hacer cuando se acabe el balonmano, pero también porque es algo que nos apetecía mucho. Tenía ganas de hacer algo así, pero no podemos engañar a nadie y es verdad que cada vez nos queda menos de carrera deportiva.

- Su carrera va fenomenal. Ha conseguido grandes títulos con su actual equipo, el Kielce polaco.

- Allí me va todo muy bien. Es verdad que este año hemos tenido algunos problemas en la Champions porque nos ha tocado un grupo muy duro, pero cuando llegue el momento de la verdad seguro que estamos a nuestro mejor nivel. Para nosotros ganar la liga y la Copa es una obligación, por lo que nuestro objetivo claro es estar en la Final-4 de la Champions, que es el objetivo de todos los grandes. Cada vez hay más competencia y es un reto difícil, pero creo que somos uno de los candidatos para la lucha por el título.

«¿Si estoy ante mis últimos torneos? Tengo una edad y no puedo pensar a largo plazo»

- ¿Y en lo personal? ¿Cómo le va en Kielce?

- Estoy muy contento con el equipo y con todo lo que le rodea en mi vida en Polonia.

- Miremos a la selección. De nuevo entre los elegidos, algo que cada vez es más difícil...

- A nivel de jugadores y de entrenadores el nivel es cada vez más alto. No hay más que mirar a las últimas Final-4, en las que hay muchos jugadores y entrenadores españoles, lo que da buena cuenta de ese alto nivel. La hornada actual es muy buena y se ha implantado una forma de jugar que da sus frutos.

- Se ha quedado fuera un hombre de la talla de Víctor Tomas.

- Se está dando, poco a poco, un cambio generacional en la selección. Seguro que el cambio no va a ser del todo radical, pero van apareciendo jugadores jóvenes que también están respondiendo y creo que es normal que se vayan dando esos cambios. Esta vez se ha quedado fuera Victor, que ha estado muchas veces, pero en su puesto Solé o Balaguer vienen apretando muy fuerte.

- ¿Ha tenido miedo a que no le convocaran? A unos amistosos a Alemania no fue...

- Ni he tenido miedo ni lo he tenido claro. El seleccionador es el que decide y antes de que se da una lista ni me veo dentro ni veo fuera.

- ¿Qué me dice del Europeo?

- Como cada año hemos podido recargar algo las pilas en navidades para poder afrontar este torneo con la mayor ilusión. En un país como Croacia va a estar todo muy bien organizado, va a haber muchísimo ambiente y espero que podamos hacer algo importante.

«Estamos al nivel de las mejores selecciones y el objetivo en el Europeo es luchar por medalla»

- ¿Qué opciones tienen? Hemos hablado de cambio generacional y suele ser necesario un tiempo para ajustar piezas...

- Hay jugadores nuevos, pero en comparación con la lista del año pasado no se han dado tantos cambios. Seguimos trabajando con el mismo bloque y creo que estamos al nivel de las mejores selecciones de Europa. Hay veces que hemos tenido más suerte y otras que menos, pero el objetivo es estar en la lucha por las medallas.

- Ahora Europeo, el año que viene mundial... ¿Estamos ante sus últimos grandes campeonatos?

- Veremos. Tengo una edad, no puedo pensar a largo plazo y voy paso a paso. De momento me encuentro a gusto jugando y estoy bien física y psicológicamente.

- Cambiemos de tercio. Siempre está muy pendiente de su Bidasoa...

- Las cosas van bien en el Bidasoa y la noticia de la renovación de Kauldi ha sido muy importante, es algo que a todos nos ha ilusionado. Ojalá se den otras parecidas y se haga un proyecto de club ilusionante con gente de la zona. En Gipuzkoa hay una gran cantera y tenemos que ir todos a una. Esa es la dirección que debe seguir el club.

- Como gente de la zona se me ocurre el nombre de dos hermanos...

- ¡No se de quién hablarás! (risas). Siempre lo hemos dicho, la ilusión de Gurutz y la mía es jugar juntos en el Bidasoa y ojalá se puede hacer realidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos