Balonmano

Jornada para las despedidas en Artaleku

Asier Zubiria, delante de una de las porterías de Artaleku. / MIKEL FRAILE
Asier Zubiria, delante de una de las porterías de Artaleku. / MIKEL FRAILE

El Bidasoa-Irun cierra el curso el sábado en su casa y dirá adiós, entre otros, a su capitán Asier Zubiria

BORJA OLAZABAL IRUN.

Solo queda una jornada en la Liga Asobal y el Bidasoa-Irun únicamente se juega mantener la décima plaza, por la que lucha con el Benidorm, pero el último encuentro del campeonato liguero será mucho más interesante y, sobre todo, emotivo de lo que dicta la clasificación. Como cada temporada, algunos jugadores no seguirán vistiendo la camiseta amarilla la próxima campaña, pero una de las despedidas destacará en lo que a sentimientos se refiere.

Y es que el capitán, Asier Zubiria, jugará su último partido en Artaleku después de veinte años en el mundo del balonmano. Canterano del Usurbil, como a él le gusta decir, llegó al primer equipo bidasotarra siendo juvenil, en 1998. Jugó como amarillo hasta la temporada 2002/2003 para luego fichar, ante la falta de oportunidades en Irun, por un grande como el Valladolid. Tras su paso por tierras pucelanas, el portero también ha vestido las camisetas del Alcobendas, Cuenca, Málaga y Pozoblanco, además de ser veinte veces internacional junior y haberse colgado una medalla de bronce en un Europeo.

Tras regresar al Bidasoa en la temporada 11/12 para liderar la resurrección del club irunés, el usurbildarra se retira con 37 años dentro de diez días, en la Euskal Kopa que se disputará en Hondarribia, pero el del sábado será su último paso por la Liga Asobal y por la que él considera su segunda casa, Irun.

Sorpresas tras el partido

El Bidasoa-Irun cerrará el campeonato liguero el sábado (17.00) con el partido frente al Puerto Sagunto valenciano. El club no va a dar detalles de lo que va a pasar tras el choque, pero quiere hacer un llamamiento a todos sus aficionados para que no dejen de acudir a Artaleku. Y es que además de que Zubiria merece una despedida con un buen ambiente en el polideportivo, la directiva ha preparado alguna sorpresa para el capitán al término del choque.

El de Asier Zubiria será el adiós más especial, pero también hay otros jugadores que no seguirán en el Bidasoa. Unos porque dejan la práctica del balonmano y otros porque se marchan a otros equipos. Entre los que se retiran, además del de Usurbil, están Eduard Nonó y el irundarra Mikel Redondo, que también cierra una amplia trayectoria balonmanística. Y los que seguirán jugando pero con otra camiseta son Ivan Popovic, que apunta a Granollers, y Borja Lancina.

Esperando fichajes

Lo que sigue esperando la afición amarilla es la confirmación de alguna incorporación más para la próxima campaña. El único fichaje oficial a día de hoy es el de Paco Barthe, aunque hay dos nombres que vienen sonando con mucha fuerza en las últimas semanas para reforzar la plantilla. Por un lado el del central Sergio de la Salud y por otro el del pivote chileno Esteban Salinas, hermano del bidasotarra Rodrigo Salinas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos