Juegos Paralímpicos

Jon Santacana: «Tenemos opciones de medalla»

Jon Santacana y Miguel Galindo posan antes de viajar a los Juegos Paralímpicos que empiezan hoy en Corea del Sur./
Jon Santacana y Miguel Galindo posan antes de viajar a los Juegos Paralímpicos que empiezan hoy en Corea del Sur.

Jon Santacana aspira a cinco metales desde mañana en sus quintos Juegos. El esquiador donostiarra, con deficiencia visual, se estrena en la prueba de descenso, en la que se colgó el oro en las dos últimas citas paralímpicas

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Si Jon Santacana (San Sebastián, 1980) dice que la preparación en el último año «ha sido buena» y que cree que puede tener «opciones de estar ahí», eso significa que va a estar en la lucha por las medallas, salvo sorpresa. Va a ser su quinta experiencia en unos Juegos Paralímpicos y nadie mejor que él sabe cómo llega, cómo están sus rivales y si las características de la pista se le ajustan bien. Le avalan veinte años al máximo nivel, con un bagaje de tres oros, tres platas y dos bronces desde que se estrenó en los Juegos de Salt Lake City en 2002.

En los de Pyeongchang, que empiezan hoy con la ceremonia de inauguración, participará en cinco pruebas: descenso, supergigante, supercombinada, eslalon y gigante. «Posibilidades reales tenemos en todas; si no, no las correríamos o decidiríamos competir solo en dos o tres porque es menos cansado y las puedes preparar mejor. Vamos a por todas porque posibilidades tenemos en todas».

Habla en plural porque Santacana, que es deficiente visual, hace pareja con Miguel Galindo (Huesca, 1981), su guía. Compiten juntos desde 2006 en la categoría denominada B2. «Nos conocimos en una gasolinera de camino a Italia en 2002. El equipo salía partido, unos desde Barcelona y otros desde Zaragoza, y nos cruzamos en un área de servicio en Francia para desde allí ir juntos y hasta ahora», cuenta Galindo.

Juntos forman un engranaje perfecto. No hay temporada en la que no suban al podio. Ahora vienen de cuajar buenos resultados en la Copa del Mundo, «pero en los Juegos todos empezamos de cero», advierte Santacana.

Se estrenarán mañana en la prueba de descenso, a partir de la 1.30 (hora en Gipuzkoa), en la que ya obtuvieron la medalla de oro en Vancouver 2010 y Sochi 2014. Ahora también parten con el cartel de favoritos, aunque hay algo que no les termina de convencer: «En Corea hemos encontrado una pista ancha, homogénea, sin muchas referencias de curvas cerradas o cambios de terreno que a priori no nos conviene. Se nos va a hacer complicado, pero no queda otra que adaptarnos. Estamos ante una pista que no existía, la han creado a costa de talar pinos, y al ser tan ancha me cuesta más orientarme. El abanico de posibles ganadores puede abrirse más frente a esquiadores más técnicos como yo».

Esa dificultad esperan paliarla con la experiencia que da ser la pareja del circuito que más tiempo lleva unida. «Somos el dúo que va más pegado en carrera, con menos de un metro de separación en el eslalon y cinco o seis en las pruebas de velocidad, donde el contacto es mucho más peligroso. Y eso nos tiene que reforzar», explica Santacana.

La luminosidad de la pista es otro de los factores que dice pueden marcar que el resultado sea mejor o peor. «Las sombras de los pinos proyectadas sobre la nieve pueden llegar a desestabilizarnos en carrera y eso también hay que tenerlo en cuenta».

Santacana y Galindo estarán conectados en cada bajada con un sistema de comunicación vía bluetooh similar al que utilizan los motoristas. Fueron pioneros con este modelo imitado después por otros esquiadores.

Madrugones

Desde la villa olímpica hay cincuenta minutos por carretera hasta la zona de competición y este será otro de los aspectos que pueden condicionar que el descanso entre prueba y prueba sea el conveniente. «Habrá que despertarse en torno a las cinco de la mañana para desayunar, activarse y poner rumbo a las pistas porque la competición arranca muy pronto».

Olvidados quedan los problemas de espalda que ha tenido Santacana en el último año. «Estoy bien, intento no pensar mucho en ello. Esta temporada ha sido mucho mejor que la anterior, en la que hubo días en los que subía a pistas y tras la primera bajada no podía hacer más. Era muy frustrante. En esta, tuve un episodio en diciembre pero ahora está controlado y confío en que no va a ir a más».

Estos Juegos condicionarán su futuro. Es «complicado» que afronten otro ciclo olímpico completo. «Los años pasan, se notan, y en función de lo que pase en Corea decidiremos si seguimos un poco más. Si renovamos la beca seguramente alarguemos un año más nuestra carrera. Hay gente nueva con mucha hambre y nos va a tocar pelear duro. Veremos. Puede que sean los últimos, o no. Conociéndonos puede que 'donde dije digo...».

Palmarés

Salt Lake City 2002
Oro en descenso y bronce en descenso y supergigante.
Vancouver 2010
Oro en descenso y plata en eslalon y eslalon gigante.
Sochi 2014
Oro en descenso y plata en eslalon.
Copa del Mundo 2018
Dos bronces en eslalon gigante en Kranjska Gora, plata en descenso y bronce en supergigante en Kimberley y dos bronces en eslalon gigante y eslalon en Veysonnaz.

Sus pruebas en Corea

Descenso
Mañana a partir de las 1.30 horas.
Supergigante
Domingo 11 desde las 1.30 horas.
Supercombinada
Martes 13 desde las 1.30 horas.
Eslalon
Miércoles 14 desde las 1.30 horas.
Gigante
Sábado 17, 1.30 h.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos