Balonmano

Jacobo Cuétara: «Mi exigencia es máxima, yo quiero ganar todos los partidos»

Cuétara, pizarra en mano, posa ayer en el polideportivo de Artaleku./F. DE LA HERA
Cuétara, pizarra en mano, posa ayer en el polideportivo de Artaleku. / F. DE LA HERA
Jacobo Cuétara, entrenador del Bidasoa-Irun

El técnico de Ribadesella, con contrato hasta el 2020, afronta su segunda temporada al frente del equipo irundarra en la Asobal

BORJA OLAZABALIRUN.

El Bidasoa-Irun terminó la temporada pasada, la de su vuelta a la Liga Asobal, en undécima posición y participando en la fase final de la Copa del Rey. Su entrenador, Jacobo Cuétara, dijo en la rueda de prensa previa a la primera jornada de la presente campaña que el objetivo actual debía ser olvidar la palabra permanencia para que el equipo se empiece a consolidar en la zona media-alta de la clasificación. En ello están los irundarras, aunque en el estreno del curso 2017/2018 cosecharon una inesperada derrota ante el Huesca en Artaleku.

Cuétara, que en junio renovó con el Bidasoa hasta el 2020, está tranquilo. Es consciente de que el pasado sábado se hicieron cosas mal, pero confía en lo que puede dar su equipo esta temporada. Su exigencia, como siempre, es máxima.

- Temporada nueva, ilusiones nuevas, ganas de crecer... pero llega la primera jornada y derrota.

- Nos quedamos con mal sabor de boca, pero nosotros seguimos con nuestro trabajo, entrenando bien y mirando al futuro. Lo importante es seguir por nuestro camino porque no tenemos ninguna duda de que estamos haciendo las cosas bien. Ahora lo que tenemos que hacer es pensar en el próximo rival, que es el Puente Genil, y no nos preocupa tener una derrota porque sabemos que somos competitivos y estamos tranquilos.

- Pasados unos días del partido contra el Huesca, ¿ha analizado lo que pasó?

- Tuvimos falta de acierto. Fallamos diez lanzamientos solos contra el portero y cuatro penaltis. Fueron catorce situaciones muy cómodas para marcar en las que no acertamos. Y en portería tampoco estuvimos bien hasta el minuto cuarenta. Esa falta de acierto tanto en ataque como en defensa hicieron que fuera muy complicado ganar porque son muchos goles de diferencia con el rival. Cuando un equipo pierde nueve balones menos que el rival y mete siete goles más al contraataque, es muy difícil que pierda un partido. Tiene que pasar algo excepcional y eso es lo que pasó.

- Durante el verano se ha hablado mucho de que el Bidasoa iba a bajar en defensa, pero en el primer partido encajaron veintisiete goles, que no está del todo mal...

- En pretemporada se analizan muchos partidos en los que el objetivo era trabajar tipos diferentes de defensa. En un partido amistoso trabajamos el 5:1 y salió mal, pero no íbamos a dejar de hacer algo para poder ganar ese partido. Yo estoy contento con la defensa que tenemos y vamos a ser estables en todas las fases del juego. No creo que hayamos perdido capacidad defensiva, aunque como vamos a jugar a más ataques, también recibiremos algunos goles más de media.

- ¿Empezar perdiendo en casa preocupa? Los próximos partidos en Artaleku serán contra Ademar y Logroño...

- Empezamos por un tramo de calendario complicado, pero por el que todo el mundo tendrá que pasar. Tener tan seguido a estos equipos en casa provoca que sea más difícil sumar, pero les intentaremos ganar. El año pasado llegamos a la sexta jornada con tres puntos y nadie estaba nervioso. Luego empezamos a sumar sin pasar. Esto es muy largo y no me preocupa.

- A pesar de que la liga está empezada, echemos un vistazo a la confección de la plantilla. ¿Está contento con lo que tiene?

- Hemos fichado el perfil de jugador que necesitamos para jugar a lo que queremos y eso lo hemos conseguido gracias al trabajo que se realizó en el mercado mes a mes durante toda la temporada pasada. Estoy muy contento con los fichajes y con haber mantenido el bloque.

- Se han fichado tres jugadores que venían dando un gran nivel como Salinas, Ledo y Redondo y a un cuarto, Leo, que fue máximo goleador de la Asobal pero que llevaba dos años si encontrar su mejor nivel. ¿Veremos al mejor Leo?

- Yo creo que sí. No sé si será como el que se fue de la Asobal o distinto, porque el tema no es volver al pasado. Hay que mirar al futuro y conseguir que Leo rinda a un gran nivel, aunque quizás con características diferentes a las que tenía. Me decían que era un jugador individualista, pero no es así. Entiende perfectamente el juego y es muy inteligente en el campo. Igual no vamos a tener al Leo de los diez o doce goles por partido, pero sí a un Leo muy desequilibrante.

- ¿Y en esta plantilla no falta eso? ¿Un gran goleador exterior?

- Ese tipo de jugador no es tan fácil de conseguir en mercado. El clásico lanzador de dos metros que la mete desde fuera, que defiende y que juega en equipo está fuera de nuestro alcance. Además, ese tipo de jugador está en desuso. Ahora se va más hacia un jugador completo, tipo Karabatic. Un jugador de 1.95, que ataca y defiende, que tiene lanzamiento exterior y que también finta, pero no un lanza piedras. Encontrar algo así es muy caro, pero nosotros tenemos jugadores que pueden lanzar desde lejos y a media distancia, que tiene uno contra uno...

- Con este equipo, ¿hacia dónde va el Bidasoa?

- Tenemos que ir olvidando la palabra permanencia e ir consolidándonos en la Asobal. Somos ambiciosos y queremos crecer y mejorar.

- ¿Para Jacobo Cuétara cómo es esta segunda temporada? El año pasado fueron undécimos y este se le pedirá algo más.

- No me importa que se me exija más porque la mayor exigencia es la mía, que es máxima. Yo lo que quiero es ganar todos los partidos, porque me molesta mucho perder, y llegar lo más arriba posible. Vivo de esto y quiero triunfar en todo lo que hago. ¿Que desde fuera se me exige más? Nunca van a superar lo que me exijo yo. Ni el nivel de trabajo ni las horas de trabajo.

- ¿Y a nivel personal? La renovación evidencia que está a gusto...

- Estoy muy cómodo y a gusto en Irun. Veo un proyecto muy viable y que se amolda muy bien a mis características como entrenador. Cuando se hace un mudanza cuesta sentir la nueva casa como tu hogar, pero el club ya lo veo como mi hogar. Estoy muy contento con el club, el equipo, la afición y la ciudad. Creo que el entrenador siempre tiene que tener ganas de ir a entrenar y yo estoy en esa situación, estoy con ansia de trabajar y ganar.

- Para acabar, déjeme preguntarle por el balonmano guipuzcoano. Kauldi es campeón del mundo junior, Amilibia y Goenaga plata en el juvenil, diez guipuzcoanos en el primer equipo del Bidasoa...

- Tener tantos jugadores de casa en la Asobal es un lujo, pero hay que mantener un equilibrio. Los que tenemos son jugadores de calidad y que le dan mucho al equipo, pero si es malo para el equipo, me da igual que sea guipuzcoano o de donde sea. Lo que hay que hacer es rendir al máximo nivel y por eso también tenemos gente de fuera.

Fotos

Vídeos