Herri kirolak

Izeta II lo deja con su última gran marca

Izeta II en una de sus alzadas con la piedra cilíndrica en el Aritzbatalde de Zarautz./Arizmendi
Izeta II en una de sus alzadas con la piedra cilíndrica en el Aritzbatalde de Zarautz. / Arizmendi

Recibió el homenaje de sus allegados, amigos, compañeros y el mundo del herri kirolak

IÑIGO GOÑI

El frontón Aritzbatalde de Zarautz vivió este sábado un momento especial con la retirada de uno de los mejores harrijasotzailes de los últimos tiempos. Joxerramon Iruretagoiena ‘Izeta II’ daba sus últimas alzadas y las hacía a lo grande. No conforme con retirarse de forma modesta el mayor de los Izeta quiso establecer una marca para los libros de los récord e hizo el reto de 50-50-50.

Con 50 años dio 50 alzadas seguidas al cubo de 100 kilos y otras 50 al cilindro de 100 kilos, con una sola mano, en 18 minutos y un segundo. Si se redondea en 18 minutos exactos. Era un reto complicado y sobre todo exigente, pero si algo ha caracterizado a Izeta II es su compromiso con su profesión de harrijasotzaile. El de Aia es un profesional de los pies a la cabeza y lo ha dejado en forma con una marca enorme. Sufrió lo suyo, ya que el cubo es una piedra complicada por no decir que es la más complicada de todas. Las primeras 50 alzadas las tenía que hacer con esa piedra y le costó terminar fresco. Una vez terminó con la primera piedra se dirigió a la segunda, el cilindro de 100.

A pesar de tener que levantarlo con una mano es una piedra más agradecida en cuanto al esfuerzo a realizar. Eso sí, le costó dar la vuelta al cuerpo al inicio del esfuerzo con el cubo, pero cuando cogió la marcha no paró. A buen ritmo y ya más recuperado fue sumando alzadas hasta las 50. Necesitó 18 minutos en terminar todo el trabajo.

El público de pie

Cuando el juez árbitro dio todo el silbato señalando la alzada 100 el público se puso en pie dándole una cerrada ovación. Fue emocionante y la cara, cansada, pero satisfecha de Izeta II hacia entender que estábamos ante un momento inolvidable.

A los pocos segundos se acercaron su nieto y su nieta y las levantó en brazos aguantando con dificultades la emoción. Como ayudantes tuvo a su hermano Jexuxmari ‘Izeta III, y a su hijo Hodei ‘Izeta IV’. Hodei fue quizás el que más emocionado estaba viendo a su padre e hijos siendo ovacionados por las cerca de 500 personas que se acercaron al frontón zarauztarra.

«En las competiciones en que ha participado siempre ha sido campeón o subcampeón»

La primera emoción fuerte comenzó con el homenaje. Primero fueron Xabier Euzkitze y su hijo Aner quienes le rindieron su homenaje con unos bertsoz. Luego los más pequeños de la familia Izeta, levantaron sus piedras pequeñas y comenzó la exhibición de piedras y aizkora con todos los deportistas que se estuvieron presentes. El broche de oro llegó al final con el reparto de regalos, obsequios y saludos. A Izeta II se le vio emocionado, pero a gusto.

«He controlado la emoción»

«Antes de la marca había que abstraerse y estar concentrados. El trabajo era muy serio y no podía descentrarme mirando al público. He controlado la emoción». Hubo un momento en el que sufrió y mucho «me he llenado al final con el cubo y me ha costado darle la vuelta al cuerpo, pero lo he hecho». Y lo hizo bien, superando las expectativas. «El cálculo era de realizar alrededor de veinte minutos, pero claro era una aproximación. En casa no había realizado este trabajo entero y en la plaza es diferente. Allí se recupera bien, pero aquí hacía falta tener un colchón en la predicción. He disfrutado y ahora estoy a gusto para poder recibir el homenaje».

Ahora que lo ha dejado es hora de ver algunas de sus marcas absolutas. Tanto de resistencia como de velocidad, son muy llamativas. Ostenta en la actualidad 16 marcas absolutas. Tiene en su poder unas marcas impresionantes sobre todo con las piedras cúbicas de 100 y 138 kilos, con las que es un verdadero espectáculo verle trabajar. Es sin duda el mejor especialista con ellas, hasta el punto de que tiene todas las marcas de 3’, 5’ y 10’ minutos.

Al terminar su trabajo todo el público del Aritzbatalde se puso pie otorgándole una cerrada ovación

En todas las competiciones oficiales en que ha participado ha sido siempre campeón o subcampeón, no conociendo puestos posteriores en ninguna ocasión. Ha logrado 36 campeonatos en su dilatada carrera. Con las piedras irregulares recogidas de la naturaleza y que no han sido modificadas con formas geométricas o agarraderos, ha logrado 32 campeonatos. Ha participado en seis apuestas ganando cuatro y perdiendo dos. En todas ellas sus registros fueron espectaculares, tal como ha quedado recogido dentro del historial de las apuestas más disputadas de la historia.

Entre marcas y apuestas ha intervenido en 14 ocasiones en pruebas de 30 minutos. En Madrid, en un espectáculo televisado por Tele 5, estableció el siguiente récord Guinnes, consiguiendo en 1’ con el cilindro de 100 kilos, 22 alzadas y sin ayudante.

Fotos

Vídeos