Balonmano

La inesperada derrota del Rocasa eleva las opciones del Bera Bera de ganar la liga

Las canarias, no obstante, siguen dependiendo de sí mismas para alzarse con el título en la pugna que mantienen con las donostiarras y el Guardés

XABIER GALARTZA SAN SEBASTIÁN.

Una vez más, y a medida que nos acercamos al final de la temporada, los astros vuelven a ser favorables para los intereses del Super Amara Bera Bera en su objetivo de conquistar su quinta Liga, después del inesperado tropiezo del miércoles del Rocasa en Barakaldo frente al Zuazo. Este resultado, producido en partido adelantado de la vigésima jornada por el compromiso en la Challenge Cup de las canarias, ha apretado al máximo la clasificación (si ganan el Bera Bera y el Guardés sus partidos de este fin de semana habría triple empate), aunque es el líder el que sigue dependiendo de sí mismo para hacerse con el título.

Con tres equipos jugándose el título (Rocasa, Super Amara y Guardés) y con seis jornadas aún por disputar, puede haber nuevos tropiezos, que podrían ser fatales para el equipo que los cometa. Pero ¿qué pasa si ningún equipo falla?

Todo dependería del encuentro que deben disputar el 12 de mayo el Rocasa y el Guardés en casa de las primeras, el único que queda entre los rivales directos. El Super Amara Bera Bera rezará por que se produzca un empate o por que las de Pontevedra se impongan a las canarias.

En el primer caso, el Super Amara acabaría con un punto más que sus rivales y, en consecuencia, se proclamaría campeón. Siempre, cabe recordarlo, que las guipuzcoanas ganen todos los partidos que restan. Si ganan las gallegas, las donostiarras serían igualmente campeonas al tener el golaveraje ganado con ellas. En caso de victoria de las canarias en ese partido que apunta a decisivo, sería el Rocasa el campeón al tener el 'average' ganado a las guipuzcoanas.

Una última opción que hasta el partido del miércoles era factible pero que ahora parece más difícil, es que se produzca un triple empate, en cuyo caso las campeonas serían también las donostiarras, pues son las que tienen más victorias en los enfrentamientos directos (3), por uno cada uno de sus rivales.

En cualquier caso, aún quedan seis jornadas por disputarse. La primera este domingo (Bidebieta, 12.00 horas) ante el Porriño, jornada en la que Montse Puche dirigirá su partido número cien con el Super Amara. Las donostiarras confían en dar buena cuenta del conjunto gallego, al igual que lo hicieron a domicilio en la ida ( 17-33). Pero las gallegas han experimentado una notable mejoría desde que las donostiarras pasaron por su casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos