Vela

Increíble remontada del 'Mapfre'

Xabi Fernández, con el 10 a la espalda, se resguarda de las celebraciones con champagne entre Blair Tuke y 'Ñeti' Cuervas-Mons./MARÍA MUIÑA
Xabi Fernández, con el 10 a la espalda, se resguarda de las celebraciones con champagne entre Blair Tuke y 'Ñeti' Cuervas-Mons. / MARÍA MUIÑA

Los de Xabi Fernández pasan en dos días del sexto puesto al primero en Newport y vuelven a liderar la general

IÑIGO ARISTIZABALSAN SEBASTIÁN.

Xabi Fernández y compañía tienen una nueva batalla para contar a los nietos. Y de las buenas. Podría empezar así. «Acercándonos al Triángulo de las Bermudas tuvimos una avería eléctrica y nos quedamos sin instrumentos. Arreglamos la situación, pero la última semana teníamos que manejar la quilla de forma manual. Era un lastre, porque no teníamos exactitud con la posición de la quilla y además perdíamos a un hombre en las maniobras. Y de antes ya éramos uno menos por lesión de Sophie Ciszek».

Por no aburrir demasiado a los chiquillos, seguiría de esta forma. «A falta de dos días y medio éramos sextos y el 'Dongfeng' nos iba a sacar unos cuántos puntos». En ese momento de la narración aparecerían las emociones casi inenarrables de la última jornada. «Nos pusimos terceros el último día. Llegando a Newport, no había viento, la corriente estaba en contra y tardamos cuatro horas en hacer las últimas seis millas...».

«¡Abuelo! ¡Abuelo! ¿Y al final qué pasó?». «Pues que a falta de 500 metros pasamos también al que iba primero y ganamos la etapa. ¡Todavía me emociono cuando me acuerdo los abrazos que nos dimos! No nos lo podíamos creer».

La victoria del 'Mapfre', tercera en siete etapas, pasará sin duda a la historia de la Volvo Ocean Race por la increíble remontada. El barco rojo estaba a casi 60 millas del líder dos días y medio antes de la llegada y fue superando a los cinco que tenía por delante. No solo eso, sino que además el 'Dongfeng' fue uno de los peor parados por las penosas condiciones de la llegada, en la que los barcos iban dando tumbos por la falta de viento e incluso hacia atrás, y acabó cuarto. Eso significa que el 'Mapfre' es de nuevo líder con 53 puntos, tres más que el barco chino.

«No esperábamos tanto»

Xabi Fernández reconocía llegando a puerto que «es increíble la sensación de poder ganar en Newport una etapa muy importante para nosotros después de la anterior, que fue mal. Sobre todo porque desde el principio nos quedamos muy atrás y hemos estado toda la etapa intentando remontar. El último día el objetivo era entrar un puesto delante o detrás del 'Dongfeng' y no solo lo hemos conseguido, sino que además hemos ganado la etapa metiendo dos barcos entre ellos y nosotros».

Si la regata hubiera acabado siete millas antes, el 'Dongfeng' habría sumado ocho puntos y cinco el 'Mapfre', pero finalmente fueron ocho para el barco español y cuatro para el chino, una sensible diferencia. Bastante menos que los 61 segundos entre primero y segundo, después de casi 16 días de navegación y 5.600 millas desde Itajaí.

Además de en la pericia de las últimas 3-4 millas, Xabi Fernández considera que «la clave estuvo en la penúltima noche, en la que apretamos todo lo que pudimos, siempre con la esperanza de que llegando a Newport iba a haber una compresión, aunque nunca pensamos que sería tan grande. Hace dos días hubiéramos firmado un cuarto puesto con 'Dongfeng' segundo. No pensábamos en ganar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos