Esquí de fondo

Imanol Rojo disputa la Copa del Mundo con la mirada puesta en los Juegos

Imanol Rojo. /HILGER
Imanol Rojo. / HILGER

AGENCIAS SAN SEBASTIÁN.

El esquiador de fondo tolosarra Imanol Rojo, que esta semana ha comenzado las pruebas de la Copa del Mundo en Ruka (Finlandia), busca mejorar en PyeongChang 2018 los resultados obtenidos en los Jugeos de Invierno de Sochi 2014. Ayer mismo, en los 15 kilómetros persecución, el tolosarra ocupó la posición número 60 de entre los 85participantes.

Rojo reconoce haber hecho una campaña 16-17 muy buena en la que «he mejorado y evolucionado. Estoy contento con los resultados obtenidos en pruebas FIS y, sobre todo, en Opa, pruebas en las que he conseguido los mejores resultados hasta la fecha. Al Mundial de Lahti llegué en muy buena forma, pero los resultados no fueron los esperados», explicó ilusionado ante los nuevos retos.

Imanol comenzó preparando la exigente temporada en Murcia, en julio, pasando a la altitud de Sierra Nevada en agosto y en septiembre, en Mallorca. En octubre y noviembre han comenzado los entrenamientos de nieve, en Austria y en Noruega. Los objetivos son «realizar una buena carga de entrenamiento, es decir, el máximo de horas de calidad posibles. También mejorar técnicamente y, sobre todo, realizar un buen trabajo de intensidad para llegar en la mejor forma posible a los glaciares». «Los años olímpicos siempre son especiales y afronto esta temporada con más ganas y motivación que nunca. Quiero estar en PyeongChang, y allí mejorar mis resultados de Sochi (Rusia) en 2014. Pero también estar a buen nivel en esta Copa del Mundo y en el circuito OPA de la FIS, que además acabará en Baqueira Beret», reconoce a sus 26 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos