Herri Kirolak

«Esta imagen negativa de la apuesta no es real»

Iñaki Arratibel.

Para Arria V, que la apuesta entre Larrañaga y Txikon haya salido mal «no significa que sean peligrosas»

IÑIGO GOÑI SAN SEBASTIÁN.

La apuesta entre Alex Txikon y Mikel Larrañaga sigue trayendo cola. Las reacciones no cesan. A la de la Federación Guipuzcoana de Herri Kirolak le sigue la del doctor Iñaki Arratibel, autor del artículo que acompaña esta información.

Una vez que los contendientes cierran el desafío y lo reglamentan, comienza el trabajo de organizar la apuesta. La persona designada por las dos partes lleva adelante el tema administrativo, que incluye la solicitud de permisos para que todo esté dentro de la legalidad. Tomás Armendariz, encargado del Cantábrico de Tolosa, lleva muchos años ejerciendo de intermediario entre los desafiantes y la administración.

Existe una confianza ciega en él ya que durante años ha demostrado su seriedad a la hora de llevar las gestiones oportunas. Armendariz ofrece pormenores de su labor. «Para empezar, mi labor consiste en guardar el dinero que se jugarán en la apuesta». Los apostantes depositan una primera señal y aportan el resto del dinero por plazos.

«Después hay que pedir al Ayuntamiento el permiso correspondiente para llevar a cabo la prueba en la plaza de toros o el lugar donde se vaya a disputar», añade el propietario del Cantábrico.

Si la apuesta se desarrolla en una campa, si incluye trabajo de sega, hay que conseguir el permiso del propietario de la campa. Un polideportivo, un frontón, una plaza de toros, una plaza... La apuesta se puede celebrar en cualquier espacio. «Eso sí, hay que disponer de todos los permisos en regla. Hace falta un plan de emergencias, es obligatoria una ambulancia, así como un seguro de responsabilidad civil... Se deben controlar y respetar el aforo, pagar los impuestos correspondientes. El Ayuntamiento envía todos los papeles al Gobierno Vasco, entidad que decide si todo está en regla. Si es así, otorga el OK defintivo».

«Opinar desde la ignorancia»

Muchas voces dentro del deporte rural se han alzado para dejar claro que las apuestas son serias. La empresa Egur Sport publicó otro comunicado defendiendo los desafíos y el herri kirolak.

Xabier Orbegozo 'Arria V' es el aizkolari actual que más desafíos de este tipo realiza. No le han gustado muchas cosas que ha escuchado estos días. Arria V afirma que hoy en día «nos entrenamos y nos preparamos con los mejores métodos. Trabajamos con preparadores, médicos, dietistas... Todo el acondicionamiento previo está bien medido».

Pero asegura que cuando la preparación no es adecuada, las cosas se tuercen. «La de Txikon y Larrañaga fue una apuesta atípica. Larrañaga no había levantado piedras ni había corrido nunca. Txikon llegaba de una de sus expediciones al Himalaya. Tuvieron dos o tres meses de plazo para prepararse y eso es poco tiempo cuando tienes que empezar casi desde cero en algunos apartados. Que una apuesta no haya salido bien no significa que se hagan mal o que sean peligrosas, malas o cualquiera de esas barbaridades que se han escuchado los días posteriores a la apuesta. Nadie critica al alpinismo cuando ocurren desgracias o sustos para la salud y son muchísimo más habituales que en el herri kirolak. Creo que muchos han opinado desde la ignorancia».

Las palabras de Txikon y las opiniones que se han generado han dolido mucho. «Se quiere dar una imagen negativa que no es real. Esto no es un deporte de gladiadores, ni nada por el estilo. Somos unos deportistas más, practicantes de unos deportes duros, pero de una gran excelencia. Los registros y marcas establecidos en las distintas modalidades de los herri kirolak están ahí y demuestran lo que es este mundo. Ha habido auténticos superatletas».

Fotos

Vídeos