Rugby

El Hernani teme tener que aplazar el partido contra el Alcobendas

IÑIGO GOÑI SAN SEBASTIÁN.

Landare volvió a inundarse ayer en Hernani y el partido que debe enfrentar a los hernaniarras y al Alcobendas el domingo a las 12.00 horas corre serio peligro. La sombra del aplazamiento planea sobre el partido de la decimoséptima jornada de la Liga Heineken. Esta temporada Landare no había sufrido un capítulo similar, pero todas las campañas el problema vuelve a asomar por los terrenos de la ribera del Urumea.

El año pasado tuvo que aplazarse el encuentro contra el Gernika y ahora el club hernaniarra aguarda a que bajen las aguas para comprobar el estado del césped. Se espera que las lluvias remitan y que el sol se imponga, pero la incertidumbre sobre lo que va a suceder es obvia.

Los rectores hernaniarras estaban ayer a la espera de que baje el caudal del río y hacer un balance de los daños causados por la inundación. El principal temor es siempre el barro que ha podido traer el agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos