Balonmano

Los hermanos Aginagalde, maestros de las nuevas generaciones

Los hermanos Aginagalde presentan su campus/P. Martínez
Los hermanos Aginagalde presentan su campus / P. Martínez

Organizarán en verano un campus para los más jóvenes entre Hondarribia, Irun y Hendaia

EFE

El pabellón Artaleku fue la mejor escuela de los hermanos Aginagalde, Julen y Gurutz, que jornada tras jornada acudían a la pista irundarra para empaparse del juego de sus ídolos, un conocimiento que ambos transmitirán a los más jóvenes en el campus que organizarán en verano en la bahía de Txingudi y que han presentado este viernes en San Sebastián.

"Esa es la ilusión que tenemos, poder transmitir después de tantos años en el mundo del balonmano a los más pequeños todo ese conocimiento que hemos adquirido, y no solo a nivel de juego, sino también todos los valores que van asociados a este deporte", ha señalado Julen Aginagalde.

Para ello, el campus de los hermanos Aginagalde, que se desarrollará del 22 al 29 de junio en el triángulo que conforman Hondarribia, Irun y la localidad francesa de Hendaia, no solo incidirá en los aspectos técnicos y tácticos del juego, sino que además instruirá a sus jóvenes participantes, con edades comprendidas entre los 8 y los 17 años, en aspectos como la nutrición, la psicología deportiva o cómo afrontar las lesiones.

"Vamos a programar durante el campus una serie de charlas sobre distintos ámbitos tanto dentro como fuera del balonmano que creo van a ser muy interesantes para cualquier joven y para cualquier deportista", ha explicado el pivote internacional español.

Con Etxaburu

Pero el punto fuerte estará sobre la pista, donde los jóvenes no solo podrán aprender de la mano de Julen, considerado unánimemente en estos momentos como el mejor pivote del mundo, y Gurutz, el portero del BM. Logroño La Rioja, el cuarto jugador con más partidos en la historia de la Liga Asobal. Junto con los hermanos Aginagalde, formarán parte de los instructores del campus de tecnificación el exinternacional español Aitor Etxaburu, uno de los integrantes de la plantilla del Bidasoa que se proclamó en 1995 campeón de Europa y que dirige en la actualidad al conjunto francés del Billiere.

"Creo que es un lujo para todos poder contar todos los días en el campus como entrenador con Aitor Etxaburu, que ha sido jugador y técnico al más alto nivel, y particularmente para mí, porque como pivote cuando era pequeño era mi jugador favorito. Tuve la suerte de poder jugar con él, de que luego fuera mi entrenador y que ahora participe en este campus", ha indicado el menor de los Aginagalde.

Etxaburu, que ganó con la selección española de balonmano la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, no será, sin embargo, la única estrella que participará en el campus de los hermanos Aginagalde. Contará con las visitas, entre otros, de campeones mundiales, así como de medallistas olímpicos y continentales, cuyos nombres se irán desvelando en los próximos meses.

"Es un atractivo más, un aliciente. Siempre es agradable para los chavales el poder entrenar o compartir unas horas con entrenadores y jugadores reconocidos, con gente que son sus referentes en el balonmano y a los que tienen más dificultades de acceder en el día a día de la Liga ASOBAL", ha señalado el jugador del Kielce polaco.

Experiencias y vivencias que enriquecerán a los jóvenes participantes de un campus, del que podría salir, quién sabe, el futuro sucesor de Julen en la selección o un formidable portero como Gurutz, ya que contarán con los mejores maestros, los hermanos Aginagalde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos