Atletismo

Maite Maiora: «Ganar este oro era uno de mis sueños»

Campeona. Maite Maiora se ata los cordones de la zapatilla ayer en Mendaro. / MORQUECHO
Campeona. Maite Maiora se ata los cordones de la zapatilla ayer en Mendaro. / MORQUECHO

La mendaroarra Maite Maiora acabó quinta en el Mundial de Trail Running y primera por equipos con la selección |

M.J. SILVANO

Maite Maiora Elizondo (Mendaro, 1980) ha hecho realidad uno de sus sueños al colgarse la presea de oro por equipos en el Mundial de Trail Running de 85 kilómetros disputado el pasado fin de semana en la localidad castellonense de Penyagolosa. Su quinta plaza, siendo la tercera española en puntuar con un crono de 10 horas 28 minutos y 20 segundos, fue determinante para alcanzar este importante resultado. En la vertiente masculina, el título nuevamente recayó en el montañero burgalés Luis Alberto Hernando (8h38:35) que ya suma en su vitrina tres oros de forma consecutiva en esta exigente modalidad.

La mendaroarra, dirigida por Etor Mendia y su pareja Iosu Juaristi, es una maestra de los trazados de montaña. Ha tenido desde una edad muy temprana una vinculación muy estrecha con el deporte. En su casa, todos los domingos era una práctica habitual hacer travesías por los montes de Gipuzkoa: Aizkorri, Txindoki, Hernio.

A los 26 años se inició en el running y en 2010 debutó en el Trail, en Zuzunien -kilómetro vertical de Xoxote-, percatándose de que tenía una habilidad y destreza especial en este desigual terreno. En 2017, Maiora, que suma cinco ediciones de la durísima maratón Zegama-Aizkorri, ganó con un espectacular tiempo de 4 horas 34 minutos y 27 segundos, lo que supone el récord de esta prueba integrada en el circuito de la Copa del Mundo de Montaña. «Este oro era uno de mis sueños, un objetivo, una obsesión. Di el 120% por el equipo y gestioné bien las fuerzas. Este deporte es individual y estar en la selección hace posible que tengas objetivos individuales y también colectivos. El balance me deja un sabor agridulce ya que estoy muy contenta por el oro, pero a título personal me hubiera gustado algo más».

Cambio de posiciones

La carrera que ejecutó la mendaroarra fue de notable alto. A excepción del primer puesto de Ragna Debats (9h55:00) el resto no se definieron hasta el tramo final. «Hubo un cambio constante de posiciones. En el kilómetro 50 íbamos un grupo amplio. En las bajadas me desenvuelvo muy bien y les adelantaba, pero al no ser muy largos los descensos en el llano me cogían la renta que tenía. El grado de responsabilidad era importante y había que pensar en el equipo. Si no hubiera tenido en mente la obsesión por el oro quizás me hubiera abandonado al ver que me quedaba fuera de los primeros puestos. Llegué vacía a meta. Finalmente mi actuación sirvió para puntuar y poder hacernos con el oro».

Maiora, que ha sido distinguida en varias ocasiones por la Asociación de Prensa Deportiva Guipuzcoana por sus destacados resultados, logró el pasado mes de marzo en la bonita pero exigente Talaia Bidea, de 30,8 kilómetros, una clara victoria tras terminar en 2h44:17.

Ahora en mente tiene la que considera su prueba preferida, la Zegama-Aizkorri, que se disputa el domingo 27 con un metraje homologado de 42,195 kilómetros. «Todavía no he podido ir a entrenar por este circuito. Me lo conozco palmo a palmo y me encanta ir allí a correr. Para mí es la carrera más especial de montaña. La he acabado cinco veces -5h17, 4h57, 4h52, 5h:19 y 4h34-. Con todo lo que ha llovido, será complicado que salga una buena marca en esta edición, pero nada es imposible», dice.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos