Balonmano

Kauldi Odriozola: «Ganar el mundial es increíble»

Campeones. El jugador del Bidasoa-Irun Kauldi Odriozola, a la derecha, celebra con sus compañeros el título de campeones del mundo logrado el domingo en Argelia.

El zumaiarra ya está en casa con el oro colgado del cuello. «He cumplido un sueño que tenía cuando empecé a jugar», asegura

BORJA OLAZABAL

Nada más que veinte años tiene ese chaval de Zumaia que va poniéndole cruces a esa página que llenó de sueños. Sus primeros recuerdos le llevan al polideportivo Lubaki, el de su pueblo natal, donde comenzó a destacar en un deporte tan maltratado por casi todo el mundo como el balonmano. Poco más le podría añadir a su trayectoria actual, quizás haber ganado con el Pulpo aquella final juvenil contra el Barça, pero el resto es de cuento de hadas.

Kauldi Odriozola se proclamó el domingo campeón del mundo júnior al imponerse con la selección de España en la final del mundial disputado en Argelia a Dinamarca. El triunfo ante los daneses, en un partido en el que el jugador del Bidasoa-Irun marcó cinco goles, fue como ponerle la guinda a su etapa como júnior. También ha sido campeón de Europa con los Hispanos y ha debutado con la absoluta.

A sus éxitos con la selección hay que añadir, además, su destacado papel en el Bidasoa, donde es una de las referencias del equipo. Destacó en su primer año, el del ascenso y ha destacado en su debut en la Liga Asobal.

Kauldi repasa en su cabeza lo que ha sido un éxito sin precedentes para el balonmano español, que nunca había ganado el mundial en categoría júnior. «Somos campeones del mundo. La sensación es increíble. El año pasado ganamos el europeo y este año el mundial. Ha sido muy complicado porque no éramos los favoritos, pero lo hemos dado todo y nos ha salido un mundial perfecto».

El zumaiarra añade que «cuando acabó la final la emoción fue enorme, es como que no te crees lo que está pasando. Todavía no le hemos dado la importancia que tiene, pero en cuanto lo pensemos un poco... Uno cuando empieza a jugar sueña con ser campeón del mundo y lo he conseguido. Todos sabemos que es algo muy complicado, pero hemos trabajado mucho durante estos años. Me emociono solo de pensarlo».

Además, Kauldi Odriozola no ha pasado de puntillas por Argelia. Sin ir más lejos, en la final marcó cinco goles que ayudaron a la consecución del título. «Aleix ha hecho un gran mundial y se merece estar en el siete ideal, pero yo también estoy muy a gusto con mi labor. He estado cómodo en la pista, he marcado goles... Quizás no he tenido un rol tan protagonista como en el Bidasoa, pero he ayudado mucho al equipo. También he jugado de lateral, que hacía mucho que no lo hacía y aunque al principio me costó, he podido aprovechar mi velocidad en el uno contra uno».

Vuelta a casa

El extremo del Bidasoa tenía pensado llegar a casa a última hora de la tarde de ayer, pero diferentes compromisos de la selección provocaron que su llegada se demorara hasta bien entrada la noche. Y no pudo tener el recibimiento que le habían preparado en Zumaia, que en principio será hoy.

Kauldi cuenta que «me ponen nervioso este tipo de cosas. Estará todo el pueblo esperándome y me cuesta hablar delante de tanta gente, pero por otra parte será un orgullo enseñarles a todos la medalla de campeón del mundo».

Lo que sí podrá hacer a partir de ahora es descansar. Su equipo empieza a entrenar el lunes que viene, pero «yo ahora tengo unas semanas de vacaciones. No he parado en todo el verano, así que físicamente estoy bien y no pasa nada por empezar más tarde. También tengo ganas de una nueva liga con el Bidasoa, en la que espero que mejoremos lo del año pasado».

En Artaleku se reencontrará con el mejor portero del mundial júnior, su compañero Xoan Ledo. El gallego ha rescindido su contrato con Villa de Aranda y solo queda el anuncio oficial del Bidasoa. «Lleva siendo el mejor de nuestra categoría muchos años y sería un gran fichaje. Ya le he dicho que si viene, vamos a disfrutar mucho».

Fotos

Vídeos