Vela

El fuerte viento marcará hoy la salida de la etapa desde Ciudad del Cabo

Los primeros tardarán 15-16 días en completar uno de los tramos más duros de la Volvo Ocean Race, con llegada en Melbourne

EKAIN LEKUONA

Los regatistas siempre quieren viento. Lo buscan en los partes meterológicos, lo piden, a veces lo imploran. Lo que no han acertado todavía es a obtener la medida justa del viento. Porque a veces sopla demasiado fuerte y eso tampoco es bueno.

Por ejemplo, este fin de semana en Ciudad del Cabo. Ya en la regata costera de la Volvo Ocean Racedel viernes se vieron condiciones muy buenas para navegar pero ayer había 40 nudos en la zona, con picos de hasta 60. Para hoy, cuando a las 14.00 hora local (13.00 peninsular) se dará la salida de la tercera etapa, se esperan vientos de 25-35 nudos, también con picos más altos.

Un ingrediente más que añadir a la etapa entre Ciudad del Cabo y Melbourne, de 6.500 millas, una de las más complicadas de la vuelta al mundo tripulada y con escalas. Tras completar un recorrido frente a la ciudad surafricana, los barcos saldrán pitando hacia el Sur. Las dos ciudades están en latitudes parecidas (33º la de salida y 37º la de llegada) pero la travesía irá todavía más al Sur, hasta alrededor del 45º, en los Cuarenta Rugientes.

En lo remoto del Océano Índico, el menú estará compuesto por olas, frío y mucha agua, tanto alrededor como en la propia cubierta. Y habrá que tener cuidado con los icebergs, de cuya presencia informará la organización, estableciendo además zonas de exclusión si hiciera falta.

En vísperas de zarpar, Xabi Fernández señala que «esta parada en Ciudad del Cabo ha sido buena para todos. Después de toda la preparación previa y tras veinte días en el mar, poder parar aquí dos semanas ha estado bien. Además, llegamos un poquito antes de lo previsto, lo que nos ha dado un par de días más. La tripulación ha descansado y el equipo de tierra ha tenido más tiempo para poner el barco a punto, lo que hace que el 'Mapfre' esté preparado y nosotros, los regatistas, contentos de haber podido descansar. Ya tenemos ganas de apretar otra vez».

El peligro del Sur

El de Ibarra sabe que «esta tercera etapa va a ser importante. Todas lo son, pero esta quizás lo sea todavía más. Puntúa doble, por lo que puede empezar a haber ya diferencias en la flota, y por otro lado vamos al océano Sur, donde sabemos que las cosas se complican. Es importante intentar mantener el equilibrio entre apretar mucho para intentar ganar la etapa y mantener también el barco de una pieza. Anteriormente, en las etapas del Sur es donde ha habido un mayor porcentaje de problemas, así que no hay que quedarse atrás porque luego es muy difícil recuperar, pero también hay que tener cuidado».

Tras la salida en Ciudad del Cabo la flota deberá posicionarse para subirse al tren de las borrascas del Sur, y a partir de ese momento comenzará la cabalgada hacia el Este. La previsión es de 15 ó 16 días para llegar al extremo sudeste de Australia. Eso implica que los regatistas pasarán la Nochebuena y probablemente también la Navidad en el agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos