Balonmano

Ezkurdia está de celebraciones

La extremo se ha ganado la confianza de los cuatro entrenadores con los que ha coincidido./SARA SANTOS
La extremo se ha ganado la confianza de los cuatro entrenadores con los que ha coincidido. / SARA SANTOS

El quinto aniversario de su primer gol coincide con su partido número cien. La egiatarra de 23 años, la segunda jugadora más veterana del Super Amara, ha crecido a la sombra de Eli Pinedo y Matxalen Ziarsolo

XABIER GALARTZASAN SEBASTIÁN

. Es una de las canteranas del Bera Bera, aunque sus primeros pasos los dio con el Egia, que ha llegado a lo más alto de la pirámide del club donostiarra hasta convertirse sin darse cuenta en la segunda más veterana del Super Amara, a pesar de contabilizar tan solo 23 años. Uxue Ezkurdia está esta semana de celebraciones. Ni la propia protagonista había caído en la cuenta que mañana en el duelo que les enfrentará en el Gasca (21:00 horas) al Mecalia Atlético Guardés, vigente campeón de Liga, alcanzará la cifra de los cien partidos, además de coincidir con el quinto aniversario de su primer gol con la camiseta azulona. «No tenía ni idea. Este tipo de cosas no las llevo al día y nunca me he parado a pensar cuántos partidos llevo jugados».

Debutó hace un lustro con 18 años un 28 de enero en Etxebarria frente al Kukullaga bajo las órdenes de Reyes Karrere. Resultó un hecho puntual, ya que la central reconvertida en extremo no tuvo continuidad. Para disfrutar de segunda experiencia en la máxima categoría tuvo que aguardar hasta la quinta jornada de la siguiente temporada.

Sus inicios fueron inciertos, ya que ante la falta de continuidad se cuestionaba muy seriamente sus opciones para pasar a formar parte de manera definitiva de la primera plantilla.

«Para mí ha sido un lujo jugar y compartir puesto en el extremo con Eli y con Matxalen»

«Nunca me había planteado jugar en el primer equipo, ni cuando llegué en juveniles»

Entraba en las convocatorias a cuentagotas, pero su rigor, disciplina, seriedad y por qué no decirlo, brillante progresión le ha hecho ganarse la confianza de los cuatro entrenadores que han pasado por Bidebieta estos últimos cinco años.

La papeleta que le ha correspondido desempeñar no ha sido nada sencilla, ya que para poder arañar minutos de juego tenía que contar con el beneplácito de dos fuera de serie como son la jugadora más mediática del club derivado de su grandísimo nivel, Eli Pinedo y la que cuenta con el palmarés más denso, Matxalen Ziarsolo.

Ezkurdia confiesa que más que un obstáculo en el inicio de su carrera, la coincidencia con estas dos jugadoras de reconocido prestigio le ha valido para crecer como deportista. «Para mí ha sido un lujo jugar con Eli y Matxalen. Lo malo era que jugaba menos, pero como contrapartida aprendí un montón de cosas como jugadora y como persona. Me han dado mucho», apostilla.

Tiene muy presente sus enseñanzas. «Lo que más aplico de todo lo que aprendí es que siempre hay que salir a la pista a darlo todo. De Matxalen me quedó con su rapidez para subir el contragolpe y con su lanzamiento. Eli era una jugadora muy completa, un ejemplo a seguir en la pista. Siempre dispuesta a ayudar a todo el mundo. Sólo puedo decir cosas buenas de ellas, que para mí han sido las dos mejores extremos de la Liga», sentencia.

Sin marcarse objetivos

La egiatarra no aspira a emular ni a completar una carrera similar a la de sus dos máximos referentes. Valora lo que tiene. «Nunca había pensado en llegar a jugar en el primer equipo, ni cuando pasé en juveniles del Egia al Bera Bera. Todo lo que he conseguido ha sido poco a poco sin marcarme nunca ningún objetivo». A la hora de definirse, más que reparare en cuestiones técnicas comenta que «me considero una jugadora luchadora, ese es mi punto fuerte y nunca tiro la toalla». Esto explicaría en parte las razones por la que se ha hecho un hueco en el equipo campeón de los últimos años. Nos estamos refiriendo a su vez a la jugador más menuda de la actual plantilla (1.62 m.) que ha tomado parte en prácticamente la totalidad de los partidos de Liga, Copa y continentales jugados por el Bera Bera en los dos últimas temporadas.

Las lesiones le han respetado hasta la fecha, aunque ya sabe lo que es también visitar la enfermería y seguir los partidos desde la grada.

En poco tiempo le ha tocado conocer las formas de trabajar de cuatro entrenadores (Reyes Karrere, Imanol Álvarez, Aitor Etxaburu y Montse Puche) y compartir algunas de sus manías. Ezkurdia debutó con Karrere, entrenadora a la que «estaré siempre agradecida porque fue la que me hizo debutar muy joven». No tiene preferencia especial por ninguno de ellos. «Me costaría decidirme por alguno. Con todos ellos era como empezar de cero y demostrarles lo que valgo y al final todos me han dado su confianza», aclara la egiatarra.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos