Montaña

Éxito total de la Altitoy-Ternua

Los corredores del recorrido B enfilan las primeras rampas de Luz Ardiden. / DV
Los corredores del recorrido B enfilan las primeras rampas de Luz Ardiden. / DV

El catalán Kilian Jornet y el austriaco Jakob Hermann y las italianas Alba de Silvestro y Katia Tomatis, ganadores de la undécima edición de la prueba

LARRUNARRI

El equipo formado por Kilian Jornet (Catalunya) y Jakob Hermann (Austria) se llevó el triunfo de la undécima edición de la Altitoy-Ternua, disputada en las estaciones de esquí de Barèges y Luz Ardiden, en Luz-Saint-Sauveur. Puntuable este año para la Grande Course, es la prueba de esquí de montaña más popular del Pirineo. En chicas vencieron las italianas Alba de Silvestro y Katia Tomatis.

Organización, voluntarios y público, así como los 500 corredores-esquiadores participantes (la mitad en el recorrido A, difícil, técnico y de pura competición, y la otra mitad en el B, más sencillo, menos duro y muy popular), quedaron plenamente satisfechos con esta Altitoy-Ternua, un éxito total y donde el recuerdo y el espíritu de Andoni Areizaga, alma máter de su «Behobia del esquí de montaña», siguen intactos.

En Luz-Saint-Sauveur se respiró un gran ambiente montañero, con gente procedente de muchísimos sitios, principalmente de Europa. El idioma más escuchado fue el euskara. La Altitoy-Ternua atrae a muchos deportistas vascos, principalmente guipuzcoanos.

El sábado, con buen tiempo y cuando todavía no había amanecido, 250 corredores-esquiadores tomaron la salida en la estación de Barèges para realizar el recorrido A. Ya apuntaban buenas maneras los favoritos y por debajo de las dos horas y media llegaron los dos primeros equipos: Kilian-Jakob (2h28:10) y los franceses Gachet-Bonmardion (2h29:11). Ocuparon la tercera plaza los italianos Maguet-Boscacci con un tiempo de 2h31:53.

Las tres parejas conservaron estas posiciones en el podio definitivo tras la suma de los tiempos de los dos días, a pesar de que el domingo los franceses llegaron cuartos. Les pasó factura salir a tope para remontar el minuto de ventaja del equipo de Kilian Jornet. Los primeros vascos de la general fueron Pablo Oderia e Iñigo Martínez Albornoz, en el puesto 13.

Haimar Zubeldia, en el B

En chicas, los tres de cabeza llegaron en el mismo orden en las dos jornadas. Vencieron las italianas Alba de Silvestro-Katia Tomatis, por delante de la francesa Axelle Mollaret y la suiza Jennifer Fietcher, mientras que el tercer puesto lo ocuparon las catalanas Mireia Miró-Marta García. Cuartas, rozaron el podio la vasca Nahia Quincoces y la catalana Marta Riba.

Una hora más tarde tomaron la salida los del recorrido B, con el exciclista Haimar Zubeldia junto a Ai-tzol Arrospide. El domingo, con peor tiempo, salieron desde Luz Ardiden.

Jornet: «Altitoy, gran carrera»

Tras el proceso de recuperación de la doble operación de sus hombros, Kilian Jornet venía de ganar el Campeonato de Europa de esquí de montaña en modalidad vertical, en las laderas del Etna. «La Altitoy es mi primera carrera con Jakob Hermann. Nos hemos entendido muy bien. Ahora le esperan otras dos grandes carreras de la Grande Course: Pierra Menta (Alpes franceses) la próxima semana y la Tour du Rutor (Alpes italianos) del 23 al 25 de marzo.

Jaione Rubio, directora de la carrera, señala que: «estoy muy contenta por cómo se han desarrollado los dos días. Ahora toca descansar un poco y hacer valoraciones y autocrítica, siempre con el ánimo de mejorar». La maquinaria de la duodécima edición ya está en marcha para que la decimotercera vuelva a ser Grande Course. Será en 2020.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos