De Espinosa a Mendia, algunos nombres de la Getaria-Zarautz

Hasta 2010 todos los nadadores salían juntos sólo separados por género. Los hombres salían con gorro rojo y las mujeres con gorro amarillo. /
Hasta 2010 todos los nadadores salían juntos sólo separados por género. Los hombres salían con gorro rojo y las mujeres con gorro amarillo.

La popular travesía a nado entre las dos localidades guipuzcoanas cumple este domingo su edición número 47 con novedades y nuevo récord de participantes

Ana Vega
ANA VEGA

Con esta van ya 47 ediciones de la travesía Getaria-Zarautz, la más popular de cuantas se celebran en el Cantábrico y sin duda, la más popular entre los nadadores. Es la 'Behobia' de las travesías, la que nadie se quiere perder. De hecho, esta fama ha sido la que ha empujado a la actual directiva del Zarautz Balea Igeriketa Taldea a eliminar el límite de participación y abrir las inscripciones. El próximo domingo 23 de julio serán cerca de 2.800 personas las que tomen la salida en el puerto de Getaria para completar los 2.850 metros que les separan de la playa de Zarautz.

Para intentar manejar este aumento de casi mil nadadores se han creado nuevos grupos por lo que finalmente serán seis las salidas que se darán en la prueba. Desde el año 2010 la salida de la Getaria-Zarautz se realiza de manera escalonada dependiendo de los tiempos acreditados en esta u otras travesías.

Pero no siempre ha sido así, durante la mayor parte de la historia de la Getaria-Zarautz la salida ha sido unificada y separada únicamente por género. Primero salían los hombres desde el puerto de Getaria y un cuarto de hora después lo hacían las mujeres. Jose Miguel Espinosa y Esther Moraga, ambos nadadores del Landatxueta, fueron los vencedores de la primera edición allá por 1968. Ambos eran nadadores experimentados y vencedores en otras travesías celebradas en Bizkaia. Espinosa, que era por entonces el mejor nadador de Euskadi, aparece además en los registros de la Federación Española de Natación como campeón de España de 100 libre en 1963 con un tiempo de 58.1.

Entre aquellos que subieron a lo más alto del podio en los primeros años de la travesía hay nombres ilustres y muy conocidos por los aficionados a la natación guipuzcoana aunque no fue hasta 1977 cuando se empezaron a registrar los tiempos realizados. La web de la travesía permite hacer un recorrido histórico a los vencedores y vencedoras de esta bonita competición.

Irati Mendia, intratable

Tras Esther Moraga, fue María Eugenia Querejeta, nadadora de la S.D. Anoeta y habitual de las travesías, la que venció en la Getaria en los años 69 y 70. El año siguiente la vencedora fue Natividad Iraizoz nadadora navarra que sigue en activo, venciendo habitualmente en su categoría en las travesías a las que se presenta y que sigue batiendo récords de España de su edad. En los años 87, 88 y 90 quien se impuso fue Nerea Murua, hermana mayor de la triatleta Ainhoa Murua, gran nadadora en su juventud y que mantiene el tipo estos años luchando por la victoria en categoría Master. Murua realizó grandes tiempos en sus victorias estableciendo el récord de la prueba cada vez que nadaba.

En 1993 la victoria fue para Maider Gaztañaga, ilustre e histórica de la natación guipuzcoana que llegó a estar seleccionada para acudir a los Juegos Olímpicos. Gaztañaga, tras años ausente de la natación aunque no del deporte, volvió a participar en la edición del año pasado logrando una gran sexta plaza, 23 años después de su victoria. Otra gran nadadora, la ondarrutarra Aduna Badiola, vencedora en tres ocasiones, es la poseedora del récord de la prueba en la época en la que terminaba en el puerto de Zarautz, fue en 1995, último año en el que se realizaría este recorrido. Badiola dejó el récord en unos impresionantes 32 minutos y 54 segundos. A partir de ese año la prueba se realizaría hasta la playa de Zarautz y Badiola volvería a imponerse años más tarde, en 1998.

En 1997 se dió la circunstancia de que los tres hermanos Mateos Oria, nadadores del Igarondo de Tolosa, resultaron ganadores en sus respectivas travesías. Iban, el hermano mayor, venció en la travesía absoluta masculina; Oihane hizo lo propio en la femenina y Iosu Mateos, el benjamín, logró imponerse en la travesía infantil. La imagen de los tres hermanos vencedores es una de las que ilustran este artículo. .

Sorprende también los doce años de diferencia entre las dos victorias de la triatleta zarauztarra Ainhoa Murua. La pequeña de las Murua se impuso en 1999 y volvió a hacerlo en 2011 con un tiempo similar.

La nadadora del Barakaldo Cristina Rodríguez también ha logrado en tres ocasiones la victoria en la Getaria- Zarautz pero la palma se la lleva Irati Mendia que ha logrado nada menos que vencer en cuatro ocasiones y de manera consecutiva. No ha habido quién plantase cara a la nadadora donostiarra entre los años 2012 y 2015 que además puede jactarse de llegar siempre con los primeros clasificados masculinos. Irati Mendia tiene en su poder el récord de la prueba en su nuevo recorrido. Sus 35 minutos y 18 segundos logrados en 2014 marcan el tiempo a batir entre las féminas en la travesía Getaria-Zarautz.

Arriba Irati Mendia, vencedora en cuatro ocasiones y poseedora del récord de la prueba. Abajo, Carlos Santana que ha nadado todas las ediciones y los hermanos Mateos Oria que en 2007 vencieron cada uno su travesía (masculina, femenina e infantil masculina).

Olímpicos entre los vencedores

En la clasificación histórica masculina la categoría de los vencedores es también significativa lo que da una idea del nivel de la prueba. En los primeros años de la Getaria-Zarautz destaca la victoria de nadadores de fuera de Gipuzkoa. Eran habituales los nadadores navarros como Jesús Ederra, Fermín Ilundain o Carmelo Fernández que se llevaron la victoria en el 71, 72 y 80 respectivamente. Gran victoria también la del nadador del Canoe Ivan Marten que marcaría un registro de 31.50 en 1978.

Destaca entre otros nombres el de Harri Garmendia, uno de los mejores deportistas de la historia de la natación guipuzcoana. El nadador del Tolosa participó en los Juegos Olímpicos de 1984, fue varias veces campeón de España y sus tiempos en 200 mariposa (tanto en piscina corta como en larga) siguen siendo récord de Euskadi. Garmedia logró la victoria en la Getaria-Zarautz los años 81 y 82 antes de su explosión como nadador internacional. Poco después, en 1985, Iñigo Etxaniz, gran nadador del mítico Michelín, ganó y batió el récord de la prueba (hasta el puerto de Zarautz) dejando como mejor registro un tiempo 29 minutos y 56 segundos.

Iban Mateos, no sólo venció la edición del 97 junto a sus dos hermanos. Lo hizo también en 1990, en el 92 y en el 93. De hecho, es el nadador con más victorias en la Getaria-Zarautz. Le sigue el vizcaíno Gorka Ripa, que logró tres victorias consecutivas (de 2005 a 20007) y que además mantiene el mejor tiempo de la prueba con el 32’05 realizado en 2006.

El también vizcaíno Adnan Mustafic también cuenta con tres victorias en su haber mientras que con dos victorias hay unos cuantos nadadores: Iñaki Iurramendi, el mencionado Harri Garmendia, Daniel Barrio, Jonathan Florencio y Alex Ojanguren que es también el último vencedor de la prueba.

En 2014 el vencedor fue Marco Rivera, actual recordman español de 800 y 1500 libre que acudió a nadar la prueba gracias a la amistad que le une con el nadador guipuzcoano Ivan Aguirre.

Como curiosidad apuntar que el 2004 el nadador de ultrafondo David Meca se puso en contacto con la organización para interesarse por la competición aunque finalmente nunca participó en ella.

El hombre de todas las Getarias

Son miles las personas que, a lo largo de todos estos años, han recorrido a nado la distancia que separa el puerto de Getaria de la playa de Zarautz, todas ellas con mucho mérito. Pero si hay que destacar un nombre entre todos los demás, ese es el de Carlos Santana, nadador donostiarra que ha participado en todas las ediciones de la Getaria-Zarautz. Según explicaba el propio Santana en una entrevista ofrecida a El Diario Vasco, sus padres llegaron a Donostia procedentes de Castilla y nunca se bañaron en la playa. Él nació en 1940 y vivió siempre en la Parte Vieja. Aprendió a nadar en la Isla y su primera travesía la realizó en 1954 en ese Urumea de entonces. Fue el primer nadador que nadó los 1.500 metros en la piscina cubierta de La Concha. Este 2017 volverá a estar en el puerto de Getaria fiel a su cita con la historia.

Fotos

Vídeos