Balonmano

Leire Aramendia: «El equipo cada vez está mas confiado»

Regularidad. Leire Aramendia es una garantía para el Super Amara desde su posición de extremo izquierdo. / ARIZMENDI
Regularidad. Leire Aramendia es una garantía para el Super Amara desde su posición de extremo izquierdo. / ARIZMENDI

Leire Aramendia, la máxima anotadora del Super Amara de la pasada liga, destaca la progresión del equipo

XABIER GALARTZA

Este es su segundo año en las filas del Super Amara Bera Bera. El primero lo superó con nota, no en vano se erigió en la máxima anotadora del equipo. Le tocó arrimar el hombro quizá más de lo esperado a raíz de la grave lesión de Esther Arrojeria. Nos estamos refiriendo a la navarra de Lerin Leire Aramendia, integrante de la expedición que acaba de llegar de Turquía de donde regresa con una sensación «de mezcla entre rabia y satisfacción, por haber perdido la eliminatoria europea por un margen muy corto, con el handicap de jugar con un equipo hecho. Competimos a un alto nivel y al final perdimos por detalles, porque nos costó entrar en la primera parte del primer partido», aclara.

Esta semana han tenido dos días de descanso, una medida nada usual, justificada por los intensos cinco que les ha tocado afrontar entre el partido de Ibiza y el doble choque de Turquía. «Acumulamos mucho cansancio. Yo nunca he conocido una cosa así, con tantos partidos exigentes y viajes largos en tan poco tiempo». Considera necesario este descanso «para poder llegar frescas el sábado» para el partido contra el emergente Mavi Nuevas Tecnologías. «No te puedes fiar de este equipo. Es de los que mejor se ha reforzado y lo está demostrando. No tiene nada que ver con la plantilla de la pasada temporada».

La explicación que encuentra para justificar la memorable remontada en el último cuarto del loco primer partido que se saldó con empate a 35 es que «sabíamos que si dejábamos una renta de cinco o seis goles se nos iba a complicar mucho la eliminatoria y que teníamos que hacer lo posible por evitarlo». El secreto del reenganche a la eliminatoria es que «les hicimos correr, ellas son más mayores. Entramos en nuestro juego y las cansamos. Las primeras sorprendidas de este resultado fuimos nosotras. Al principio nos costó frenar a un equipo tan diferente con jugadoras tan grandes con un gran lanzamiento exterior y que jugaban muy bien con el pivote. Cuando conseguimos evitar esta conexión y con el 5:1 nos vinimos arriba, aunque luego con el 6:0 más ajustado las cosas nos fueron también bien».

La experiencia vivida en Turquía no ha hecho otra cosa que reafirma su sensación de la «progresión que está experimentado el equipo, si lo comparamos desde los primeros partidos y sobre todo desde el de Rocasa que fue desastroso. A partir de aquí empezamos a jugar más a gusto y el equipo cada vez se siente más seguro y confiado».

A pesar de la fragilidad demostrada por la defensa este año, en virtud de las goleadas que han encajado, no considera que sea el punto más débil de la actual plantilla. «No lo creo así. En el primer partido en Turquía es verdad que no estuvimos nada bien, pero en el segundo la defensa fue espectacular. Tuvimos problemas en ataque. Es verdad que el año pasado nos metían menos goles y hacíamos menos y este año hacemos más y nos meten algunos más», especifica.

Conexión con la portera

Otra notable mejoría ha sido la combinación del pase largo desde portería para cerrar el contragolpe. Con Temprano salía al dedillo y en esta nueva etapa con Castellanos bajo los palos «está empezando a salir perfecto. Ana Temprano lleva el contragolpe en las venas, te tira todos los balones. Con Merche nos hemos tenido que conocer un poco más y ahora funciona perfectamente».

Confiesa que se siente cómoda con el estilo rápido e intenso que acostumbra a imprimir a su juego el Bera Bera y para mejorar el rendimiento individual y general del equipo considera que sería necesario «disponer de más tiempo para realizar entrenamientos específicos que te ayuden a pulir detalles».

Antes de recalar en la pasada edición en Donostia militó durante cinco años en Alcobendas, aunque a la hora de solicitarle la identidad de la mejor plantilla en la que ha militado no vacila un segundo en decir en «el Itxako. Era un equipazo y me coincidió en mi etapa de juvenil que pude jugar algunos partidos. Llegué a ser convocada para un partido de la Champions pero no lo jugué».

Ha experimentado una notable progresión y a pesar de haber jugado con la selección española B y Universitaria ve muy difícil el salto a la absoluta, donde está su máximo referente «Carmen Martín».

Fotos

Vídeos