Herri Kirolak

Donostia recupera la final de aizkolaris 30 años después

Mugertza, Otaegi, Larrañaga y Atutxa, cuatro de los finalistas. / unanue

El polideportivo Gasca acoge el domingo el campeonatode Euskadi de Primera

IÑIGO GOÑI

Miel Mindegia ganaba, en 1987, su octava txapela de campeón de Euskadi en Donostia y 30 años después vuelve la gran final de aizkolaris a la capital guipuzcoana. Se disputará en el polideportivo Gasca, a las 18.00 horas, el domingo 15 de octubre y será la séptima final que se dispute en Donostia. No hay otro escenario que haya albergado el gran evento de los herri kirolak en tantas ocasiones. Solo Tolosa con seis se le acerca. Y es que Donostia, a pesar de como reconocía el concejal de deportes Martín Ibabe ha vivido 30 años, «dando la espalda a este evento tan nuestro y eso no es posible», ha sido la gran capital del deporte rural.

La plaza de toros del Chofre, el velódromo Antonio Elorza, el frontón Anoeta, la Plaza de la Constitución, el campo de fútbol de Atotxa o la plaza de la Trinidad son lugares sagrados y que han acogido las mejores apuestas, campeonatos del Mundo, campeonatos oficiales, intentos de marca y a casi todas las modalidades de los herri kirolak. Todavía y en verano es escenario de dos de las citas más importantes anuales como son la Urrezko Kopa de aizkolaris o la Igeldoko Harria. Y en este 2017 se le ha sumado nada más y nada menos que la final de aizkolaris de primera.

La final contará con seis finalistas encabezados por el campeón de las tres últimas ediciones y favorito Aitzol Atutxa. Acompañarán al bizkaitarra cuatro guipuzcoanos encabezados por el doble campeón y finalista más veterano Iñaki Azurmendi, el azpeitiarra Mikel Larrañaga, el zizurkildarra y actual subcampeón Joseba Otaegi y el mutrikuarra Ugaitz Mugertza. Además, del joven navarro y esperanza de la modalidad, el navarro de Otsagabia Iker Vicente cierra la nómina de aspirantes al título.

La presentación de la final se hizo este miércoles en el ayuntamiento donostiarra con cuatro de los finalistas; Atutxa, Otaegi, Larrañaga y Muger-tza. Solo faltaron Iñaki Azurmendi por estar trabajando e Iker Vicente por estudios. Los demás se sentaron sobre la mesa junto al concejal de deportes Martín Ibabe; el presidente de la Federación Vasca de Herri Kirolak, Jose Antonio Lopategi; y el promotor y presentador del acto, Luis Mari Bengoa.

«Atutxa, un peldaño arriba»

Todos subrayaron la importancia de volver a Donostia como sede de la gran final y Martín Ibabe agradeció a la federación su esfuerzo por colaborar a la hora de traer la final a la capital guipuzcoana. «No solo es una final, sino que es nuestra final. La de un deporte nuestro y que para este ayuntamiento es básica en su política deportiva». Lopategi devolvió el agradecimiento al consistorio donostiarra antes de que tomaran la palabra los principales protagonistas.

El primer en hablar fue el zizurkildarra Joseba Otaegi. El que fuera subcampeón en la pasada edición afirmó que «Atutxa es favorito aunque creo que estamos ante una de las finales más igualadas de los últimos años, ya que muchos aizkolaris han dado un paso hacia adelante como se vio en la eliminatoria». Larrañaga y Mugertza coincidían en el favoritismo del vizcaíno de Dima y reconocían que «Atutxa está un peldaño por encima del resto». Mugertza también ve con opciones a Larrañaga y a Azurmendi «que se amolda muy bien al trabajo de la final».

Atutxa no quiso hablar de la final y subrayó la importancia de disputar «estas finales en las capitales, ya que gusta a los deportistas y atrae a la gente. Espero que Donostia registre una gran entrada como ya ocurrió el año pasado en Bilbao. Hace 30 años la final se disputó en Donostia tras hacerse en Vitoria y después se hizo en Bilbao. Esta vez el orden está siendo Bilbao, Donostia y quién sabe si podría ser Gasteiz el que acoja la final el próximo año».

A la pregunta de si le preocupa que en la eliminatoria fuera quinto se mostró seguro «ninguna y veo que a mis rivales tampoco, ya que todos me han apuntado como el principal favorito».

Fotos

Vídeos