Rugby

Diez minutos condenan al Ampo

Diez minutos condenan al Ampo
Josetxo Marin

Los ordiziarras pierden 30-41 ante el poderoso VRAC un partido que dominaron en la primera parte

IÑIGO GOÑI

Ampo Ordizia tenía un examen durísimo ante el líder en Altamira y los ordiziarras no lo superaron tras perder 30-41. Y eso que realizaron un buen partido, pero diez malos minutos al inicio de la segunda parte les condenaron a la derrota. La primera parte fue de claro color goierritarra. Los locales se mostraron superiores en todo momento a los queseros, pero no aprovecharon del todo ese dominio y un ensayo final del VRAC hizo que ambos equipos acudieran 13-17 a los vestuarios. Injusto a todas luces viendo los méritos de unos y otros sobre el campo.

Psicológicamente el mazazo resultó gordo como se vio al inicio de la segunda, cuando los visitantes se marcharon por completo, y del13-17 se pasó a un 16-41 irremontable, a pesar de que en los últimos veinte minutos el dominio volvió a ser ordiziarra y recortaron diferencias hasta el 30-41 final, que tampoco otorgó puntos de bonus ofensivo.

El partido comenzó con un Ampo volcado al ataque en campo del VRAC, perezoso en ataque y obligado a emplearse al máximo defensivamente para no salir escaldado del arreón inicial del Ordizia. Hizo méritos el quipo local para ponerse por delante pero no terminaba de aprovechar las claras ocasiones para sumar su primera marca y, en el momento decisivo, se les escurría el oval. Pero inmediatamente volvían a intimidar a los queseros. La insistencia terminó por subir al marcador de Altamira su primer ensayo, con un buen gesto de Lescano, que posó bajo palos y dejó en bandeja la transformación de Valentín Cruz. A los cuatro minutos volvía a anotar un golpe para poner el 10-0.

Un Ordizia excepcional

El encuentro de los locales estaba siendo excepcional, el VRAC sufría y Ordizia rondaba su segundo ensayo. Pero los grandes no perdonan los errores y tras una touch perdidaJohn Wessel-Bell consiguió la primera marca del Entrepinares (10-7).

El partido volvió al ritmo inicial, con Ordizia empeñado en pelear la victoria y aumentaba con otro golpe la ventaja, 13-7. Pero una transformación de Tomás Carrió y un ensayo de Jody Allen sellaban la remontada quesera con el 13-17 al descanso.

En el intermedio los jugadores ordiziarras no resetearon y el daño del último ensayo de la primera parte era patente. La segunda parte comenzó de la peor manera y un enchufado Leigh Thompson cazó el error del rival y sumó el tercer ensayo. Una transformación de Valentín Cruz daba aire a los dirigidos por Marotias y Garmendia (16-22).

Con sólo seis puntos de ventaja, el partido estaba más que vivo, pero contra el VRAC hay que estar al 100% durante los 80 minutos y cualquier despiste de placaje o pérdida de balón salen caros. Dos buenos quiebros de Pedro de la Lastra lo certificaron con el cuarto ensayo en Altamira, que garantizaba el quinto punto en caso de triunfo final y, poco después, Alvar Gimeno rompía el partido tras una fantástica maniobra de Bell (16-34) . El debutante Chris Eaton consiguió su primer ensayo como jugador del VRAC, que supuso el punto y final a las acciones ofensivas de los vallisoletanos. El Ordizia buscó hasta la conclusión del encuentro el punto defensivo, pero el Quesos resistió y dejó sin recompensa a un gran Ordizia.

Fotos

Vídeos