Natación

Hugo González, la nueva figura de la natación española

Presente. Hugo González, en las series de 200 espalda en el Mundial junior de Indianápolis. / AFP

El mallorquín, de 18 años, con cuatro medallas en el Mundial júnior, destaca en todos los estilos

Ana Vega
ANA VEGA

Las cuatro medallaslogradas en el Campeonato del Mundo en categoría júnior celebrado este verano en Indianápolis (EEUU) han supuesto la maduración definitiva como nadador internacional de Hugo González de Oliveira. El mallorquín de 18 años se impuso en las pruebas de 100 y 200 espalda, en 400 estilos (con récord del campeonato incluido) y fue plata en 50 espalda. Sus triunfos le situaron además como segundo mejor nadador del campeonato, sólo por detrás de Michael Andrew, eterna promesa de la natación estadounidense. Antes de este verano solo un deportista español había logrado dos medallas de oro en un Mundial júnior, fue Mireia Belmonte en 2006 en las pruebas de 400 libre y 400 estilos.

Todo impresiona en Hugo González, su 1'92 de altura, su 2'04 de envergadura, su humildad y sus ganas de comerse el mundo. No tiene otro recuerdo que no sea en una piscina. Empezó a nadar a los tres años y aunque su padre intentó que practicara otros deportes no logró sacarlo del agua. Hijo de padre español y madre brasileña, Hugo nació en Mallorca pero pronto la familia se trasladó a Madrid. Comenzó nadando en el club Rivas, a los siete años pasó al Centro de Tecnificación Deportiva M-86 y desde 2015 entrena en el Real Club Canoe a las órdenes del gallego Santi Veiga.

Ese mismo año, en 2015, llegó su primer triunfo internacional. Fue en el Mundial júnior de Singapur. Allí, en su segundo año de infantil, con tan sólo 16 años, fue bronce en 400 estilos, llegó segundo en 200 estilos pero fue descalificado y logró la medalla de oro en 200 espalda.

Ese invierno, el de 2015, visitó Gipuzkoa para tomar parte en el Torneo Internacional de Natación de Navidad que aquel año se celebró en las piscinas Majori de Ordizia. Su reciente triunfo mundialista le convertía en uno de los reclamos de la competición junto a Jessica Vall. Hugo González participó en las pruebas de 100 mariposa, 100 libre y 200 estilos. Pasó a la final en estas dos últimas pero en la sesión de la tarde decidió descartar el hectómetro para concentrar sus fuerzas en lograr la victoria en los 200 estilos así como el triunfo final. No estuvo lejos pero tuvo que conformarse con el segundo puesto, tanto en la prueba como en la clasificación general por detrás del italiano Claudio Fossi.

Ya en 2016 el joven mallorquín se convirtió formalmente en la gran esperanza de la natación española masculina al lograr, a los 17 años, el billete para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en la prueba de 200 espalda, convirtiéndose al mismo tiempo en el miembro más joven del equipo olímpico. Su tiempo en la final de los 200 espalda (1:57.00) se convirtió en la novena mejor marca mundial de aquella temporada y confirmó su progresión.

Hugo González destaca en todos los estilos. Aunque se considera espaldista, sus triunfos en pruebas como el 50 espalda o los 400 estilos demuestran su polivalencia y su capacidad de ser competitivo en distintos estilos y distancias.

Nueva etapa en Alabama

Aquel primer oro mundialista en 2015, su paso por los Juegos Olímpicos y las cuatro medallas logradas este verano hicieron que las universidades americanas, siempre ávidas de captar nuevos talentos, se pusieran en contacto con los padres de Hugo González. Estos pidieron consejo a nadadores y entrenadores con experiencia en EEUU y fue Sergi López, medallista olímpico en Seul y ahora entrenador en la Universidad de Auburn, Alabama, quien les dio la respuesta a cuál sería el centro más adecuado para la promesa de la natación española. «El mío». El ex nadador catalán, convertido ahora en un reputado entrenador, destaca por la estrecha relación que mantiene con sus nadadores y la importancia que da al estado físico y mental de sus deportistas. Sergi López, llevó durante años con éxito el programa de natación de la universidad de Bolles en Jacksonville y ha entrenado a nadadores de la talla de Joseph Schooling, Caleb Dressel y Ryan Murphy. Desde este pasado mes de septiembre es uno de los entrenadores de Hugo González que comienza una nueva etapa académica y profesional. Los Juegos Olímpicos de 2020 están a la vuelta de la esquina y el mallorquín no quiere faltar a la cita.

Fotos

Vídeos