Hockey hielo

«Deseamos acabar este bonito capítulo con el doblete»

El entrenador, Tito Marcelino, celebra junto a sus jugadores el título copero tras ganar el sábado la final al Jaca./ARIZMENDI
El entrenador, Tito Marcelino, celebra junto a sus jugadores el título copero tras ganar el sábado la final al Jaca. / ARIZMENDI

La presidenta del Txuri, Rosa Zubeldia, rememora la «inolvidable noche» de la final de Copa pero ya piensa en revalidar la Liga

OSKAR ORTIZ DE GUINEASAN SEBASTIÁN.

La familia del Txuri Urdin está viviendo sus navidades más largas... y felices. Porque la noche del sábado, víspera de los atracones en la mesa, levantó la Copa más esperada. La undécima que lleva a sus vitrinas. Como la anterior, hace dos años, llegó en su pista, abarrotada por 839 espectadores. Su presidenta, Rosa Zubeldia, señala que «fue una noche inolvidable». E interminable... «Algunos la alargaron más que otros, pero la celebración era más que merecida. Esta Copa ha sido un regalo de Navidad».

La fiesta llegó tras doblegar al Jaca por 3-1, en una final «muy intensa» en la que la presidenta siempre creyó en una victoria que no se decantó hasta el tercer periodo. «En el primero y el tercero dominamos con más claridad, pero tras el segundo, en el que el Jaca aprovechó nuestra situación de inferioridad para meterse en el partido, teníamos el convencimiento de que la Copa iba a quedarse en casa». Lo certificaron los goles de René Kortabitarte, Vladimir Lantos y Pavel Mrna. «Fue bonito celebrarlo ante la afición, con la pista abarrotada -se instaló una grada supletoria-». Algo más de 150 personas eran seguidores del Jaca.

«La clave del éxito es la unión de los jugadores; son una familia con una base de casa y acierto en foráneos»

«Tras unos años difíciles, perseveramos en la cantera y me gustaría que esta racha tenga continuidad»

El día 6, partido clave en Jaca

Tras la resaca copera, Tito Marcelino dio tres días de tregua a sus hombres, que retomarán los entrenamientos mañana. «No podemos pararnos», subraya Zubeldia, porque el sábado 6 de enero el Txuri y el Jaca se volverán a ver las caras, esta vez sobre el hielo jacetano y con media Liga en juego en caso de triunfo de los txuri-urdin, líderes con cuatro puntos de renta. «Si ganamos, la Liga estaría más cerca, pero falta mucho y otros equipos nos pueden plantear problemas. Será un partido muy duro, porque el Jaca juega en casa y querrá la revancha», añade.

Con la Copa en casa, la vitrina aguarda a la Liga. «El sábado escribimos un bonito capítulo y ahora queremos acabarlo con el doblete». Sería el séptimo en la historia del Txuri. El último, en la campaña 1999/2000, cuando se cortó última era dorada de un equipo que en 20 meses ha reverdecido laureles, con dos títulos de Copa, una Liga, además de sendos subcampeonatos. «Me gustaría pensar que vamos a tener continuidad en los próximos años», desea Zubeldia, consciente de que «el deporte vive de ciclos. Hemos vivido unos años complicados, pero gracias a la perseverancia de entrenadores y padres, fuimos trabajando la cantera y ahora hemos logrado un equipo sénior con una base de jugadores de casa más el acierto en los extranjeros». Junto a su «calidad» y el «trabajo técnico», la clave del esplendor actual «es la unión. Son una familia y sirven de referencia a los jóvenes y para atraer el apoyo de patrocinadores e instituciones a un club con «unas 150 fichas», incluido el equipo sénior femenino, «que conseguimos crearlo y va logrando pequeños triunfos» bajo el paraguas de los éxitos masculinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos