Carreras de caballos

La cuadra de Avial está al rojo vivo

‘La Chana’, ayer en cabeza en el Criterium Nacional.
‘La Chana’, ayer en cabeza en el Criterium Nacional. / J.M. López

‘Poti’ y ‘La Chana’ no dejaron lugar a la incertidumbre en los grandes premios de los nacionales

IMANOL ARRUTISan Sebastián

La victoria de ‘Totxo’ hace siete días ha debido de disparar el ánimo de la tropa que dirige Ramón Avial. No deja de resultar sorprendente como, sin una justificación aparente, los caballos de una misma cuadra se ponen en forma todos a la vez, como si les hubiesen tocado con una varita mágica. La inspiración ha llegado en el momento más oportuno para el ‘Avial Team’. En la jornada en la que los caballos nacionales tenían sus grandes premios, ‘Poti’ y ‘La Chana’ estuvieron de matrícula. Las alegrías no terminaron ahí, pues ‘María de la O’, entrenada por el hijo de Ramón, Roberto, se sumó a la fiesta de los Avial.

El Criterium Nacional era el primer gran premio del verano y, aunque parecía que la Yeguada Cortiñal contaba con la mejor munición para la batalla, la dinamita la llevaba ‘La Chana’. De su origen ya podíamos intuir que iba a ser una yegua rentable y divertida, como sus hermanos ‘Top Rag’ y ‘Topdak’. Sin embargo, la precocidad que se le suponía viene además acompañada de un puntito de clase. Decía Jaime Gelabert, su jockey en las tres carreras de su vida, que la ha sentido cada día mejor y que no deja de sorprenderle. Ayer estuvo más generosa que nunca en el esfuerzo y el resultado quedó plasmado en la meta.

Salió rauda ‘Omaha Star’, pero mediada la recta del río, el ímpetu de ‘La Chana’ era tal que Gelabert no tuvo más remedio que dejarla situarse en cabeza. Nadie pudo discutirle la supremacía a partir de entonces. Demoró su ataque definitivo al máximo para asegurar que llegaba con aire suficiente como para cubrir una distancia que no había abordado antes. No hubo problema. Pegada a la cuerda, con las Cortiñal por debajo de lo que cabía esperar, su único cometido fue sujetar a un sorprendente ‘Osiris’, que mejoró su debut de forma asombrosa y mediada la recta se atrevió a presentar un órdago al que la ganadora respondió sin titubeos.

‘Poti’, como quiso

La jornada comenzó con la prueba para nacionales de edad que, pese a lo reducido del lote, dejó un grato sabor de boca. Sobre todo porque con ‘Poti’ de por medio, raro es que falte espectáculo. Es una pena que el favorito ‘Alaraz’ no estuviese en el verde, pues presenciar el duelo con la negrilla hubiese sido una gozada.

Tuvo que asumir el mando de las operaciones, segura de que dos milleros como ‘Dunnaby’ y ‘Oregon’ no le iban a hacer el trabajo sucio. No hubo problema de correr en punta. Hamel pudo incluso manejar a la yegua de manera más relajada. Respirando y sin precipitarse en el ataque, tomó una ventaja en la curva que conjugó de manera perfecta durante toda la recta. Solo solicitada a los brazos por su jinete, llegó a la herradura con mucho dentro. El realista Odriozola, primo de los propietarios de ‘Poti’, no quiso perderse el triunfo de la campeona de la familia.

No hubo sorpresas, aunque el dividendo que dejó ‘María de la O’ contentaría a más de uno, al conseguir su primer triunfo. Cumplió a rajatabla el portugués ‘Hulcolt’, que logró el triunfo que no debió escapársele el otro día. En la prueba de venta la victoria se la llevaron ‘Abayo’ y José Manuel Borrego, vengándose así de una ‘Lurayan’ que les batió in extremis en su anterior carrera.

Fotos

Vídeos