Kickboxing

Otra cosecha triunfal del kickboxing

Borja Mendioroz, Álex Rodríguez, Jaime Urdampilleta, Jon Sarasketa y Borja Oyon posan con las medallas y la bandera pirata en el pabellón Corrredoria Arena de Oviedo. /BORJA MENDIOROZ
Borja Mendioroz, Álex Rodríguez, Jaime Urdampilleta, Jon Sarasketa y Borja Oyon posan con las medallas y la bandera pirata en el pabellón Corrredoria Arena de Oviedo. / BORJA MENDIOROZ

Los guipuzcoanos Jaime Urdanpilleta, Jon Sarasketa y Álex Rodríguez han logrado una medalla de plata y dos de bronce en el reciente campeonato de España de k-1

Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIASan Sebastián

2017 sigue deparando buenas noticias deportivas para el kickboxing guipuzcoano. Si en el precedente de mayo les informábamos sobre los éxitos cosechados en el campeonato de España celebrado en Benidorm, en esta ocasión la buena nueva procede de Asturias, de Oviedo concretamente, donde tres representantes de nuestro territorio han retornado a casa con tres medallas, una de plata y dos de bronce.

Hablamos de Jaime Urdanpilleta (plata), Jon Sarasketa (bronce) y Álex Rodríguez (bronce), que han completado un Campeonato de España de k-1 de un nivel extraordinario. Sarasketa, de hecho, estuvo a un paso de alcanzar la final pero cayó en semifinales tras verse perjudicado por la labor arbitral. Algo parecido le sucedió a Borja Oyon en primera ronda. Esta modalidad del k-1, por cierto, difiere de la clásica del kickboxing en que se pueden utilizar los rodillazos, convirtiéndose por tanto en una actividad más espectacular.

Nuevamente, y ya que sus problemas con la Federación Vasca no se terminan de solucionar, se vieron obligados a competir con las selecciones de Navarra y Baleares. Llevaron una ikurriña y pretendían lucirla, como lo hicieron en Benidorm, pero les aconsejaron que rehusaran esa posibilidad y finalmente optaron por revindicar su triunfo con una bandera pirata. El parche en el ojo supone una guinda a esa reivindicación, a esa pelea por luchar por sus derechos.

En palabras de Borja Mendioroz, «la pelota está en el Gobierno Vasco, que conoce de sobra nuestro problema. El kickboxing vivió años muy bonitos cuando nos liberamos del yugo de la Federación de Boxeo. Ahora que volvemos a estar unidos a ellos, nuestro deporte decrece. No es casualidad».

La próxima cita a la que acudirán, como espectadores, son las Olimpiadas del 24 al 28 de julio que se disputarán en Breslavia (Polonia). Pero antes, más cerca, bastante más cerca, tienen una cita este sábado en el frontón de El Antiguo, donde a las seis de la tarde arrancará un recital denominado 'Hijos de Caín'. Allí se enfrentará Jaime Urdanpilleta a Iñigo Ezeizabarrena, hermano del político del PNV de San Sebastián Xabier Ezeizabarrena, que se retira del kickboxing. Será una fiesta emotiva, un acto en el que se juntarán todos los seguidores de este deporte. No se lo pierdan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos