Catalina puede con todo

Natación

Catalina Corró, nadadora del Bidasoa XXI, ha logrado dos medallas de plata en el Campeonato de España de Natación siete meses después de ser operada de un tumor cerebral

La nadadora balear Catalina Corró. /
La nadadora balear Catalina Corró.
Ana Vega
ANA VEGA

Nada parece poder detener a Catalina Corró (Inca, Mallorca, 1995). La nadadora balear, que forma parte del Bidasoa XXI desde 2015, regresaba a finales de noviembre a la alta competición tras una operación que le mantuvo dos meses alejada de las piscinas y de la que todavía no está recuperada al 100%. Pero nadie lo diría viendo los resultados logrados en el Campeonato de España de invierno de piscina corta celebrado en Barcelona. Corró se ha proclamado subcampeona de España en las pruebas de 200 y 400 estilos y ha sido séptima en 800 libre. «Normalmente nado más pruebas por competición pero como no he entrenado mucho hemos preferido ser prudentes y nadar sólo tres pruebas. El 200 estilos es la que mejor me salió. Hice mi mejor tiempo, que es además récord de Euskadi, y logré la medalla de plata. En el 400 estilos me he quedado cerca de mis mejores registros pero el 800 me costó mucho terminarlo. Es una prueba para la que hay que entrenar de manera más específica y yo todavía no estoy del todo recuperada».

La pasada primavera detectaron a Catalina Corró un tumor cerebral que requería intervención. Entró en quirófano el 29 de marzo y tuvo que estar dos meses sin tocar el agua. «Fue una operación intensa. Tuve hasta 50 grapas en la cabeza y hasta hace dos meses no he podido tirarme de cabeza a la piscina. Pero todo salió muy bien. Me operaron en Mallorca los mismos médicos que operaron a mi madre hace dos años y como en su caso fue todo muy bien, estábamos tranquilos». La operación obligó a Catalina abandonar los entrenamientos en la piscina durante los siguientes dos meses. «Empecé en junio muy poco a poco. No podía hacer virajes ni tirarme de cabeza. Además suelo tener muchas migrañas y la medicación que tengo que seguir tomando me deja muy cansada». Arrancó la pretemporada en septiembre en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, donde entrena desde hace años bajo las órdenes de José Antonio del Castillo 'Casti', pero no ha sido hasta octubre cuando ha empezado a meter metros y coger ritmo. «Todavía me queda mucho por hacer. De momento voy día a día. Hay veces que estoy bien y que puedo hacer los entrenamientos completos y hay días en los que no puedo seguir el ritmo de mis compañeros».

Se denota el positivismo y buen caracter de Catalina cuando señala que si algo bueno tuvo la operación, es que le permitió aprobar todas las asignaturas en las que se matriculó el curso pasado. «He empezado los estudios de Medicina y me he planteado terminar primero en dos años para poder compaginarlo con la natación. El hecho de no poder entrenar me permitió el año pasado aprobar todas las asignaturas en las que me había matriculado. Ahora empiezo mi segundo año de pimero, será un poco más difícil porque con los entrenamientos tendré menos tiempo. Voy un poco estresada pero se hará lo mejor que se pueda».

El Campeonato de España ha dejado satisfecha a Catalina y le ha llenado de optimismo de cara a la temporada que ahora arranca. Su principal objetivo es lograr la mínima en 400 estilos para el próximo campeonato de Europa en piscina larga, que tendrá lugar en agosto del año que viene Glasgow, así como volver a competir con la selección española. «Además me hace mucha ilusión nadar en la Copa de Clubes de España con el Bidasoa XXI. El año pasado no pude hacerlo porque me coincidió justo con la operación así que este año voy con muchas ganas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos